Expulsan a una niña de un restaurante porque su cara asusta a los clientes

Expulsan a una niña de un restaurante porque su cara asusta a los clientes

La pequeña fue atacada en abril por tres pitbull y perdió su ojo derecho

LAS PROVINCIAS

Los padres de Victoria Wilcher han denunciado en las redes sociales el trato que recibieron por parte de los empleados de la cadena Kentucky Fried Chicken (KFC) de Jackson, en el estado de Mississippi, al ser instados a abandonar el local porque según los trabajadores, el rostro de la niña de tres años asustaba al resto de los clientes.

La menor sufrió en el mes de abril una brutal agresión por tres perros pitbull por la que perdió el ojo derecho, la movilidad de la parte derecha de la cara, rotura de la nariz y huesos de las mejillas.

Después de la 'invitación' a abandonar el local los padres, conmocionados, han subido imágenes de la pequeña a Facebook con el título: «¿Te asusta esta cara?» y han contado indignados el terrible suceso.

Por su parte, responsables de la cadena han pedido perdón a la pequeña y a los padres por lo ocurrido y se han ofrecido a pagar medicamentos por valor de 30.000 dólares después de comunicar públicamente que los hechos pasarían a ser investigados.

La familia ha asegurado que trasladará el problema personalmente al director ejecutivo de la franquicia.