Zaplana: «Me pronunciaré cuando recupere la libertad y conozca el caso»

El exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana. / efe/morell
El exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana. / efe/morell

El expresidente no quiere conceder entrevistas pero escribe un artículo sobre el 9 d'Octubre, fiesta en la que por primera vez no podrá estar presente

A. G. R. VALENCIA.

Eduardo Zaplana ha cumplido ya más de cuatro meses en la cárcel de Picassent. A finales de mayo, la juez, tras la petición de Anticorrupción, decidió decretar su ingreso en prisión provisional acusado del cobro de millonarias comisiones durante su etapa al frente del Consell.

LAS PROVINCIAS solicitó una entrevista con el expresidente de la Generalitat para repasar su vida en la penitenciaría y la causa judicial en la que se encuentra inmerso. El exministro de Trabajo rechazó la propuesta, pero sí quiso enviar un artículo sobre la festividad del 9 d'Octubre, un acto al que siempre ha asistido. «Lo hubiera hecho también en esta ocasión de no estar desde hace algunos meses en prisión provisional», lamenta en la carta. En el escrito, además, aclara que no es ahora el momento de hablar en profundidad de su delicada situación personal. No obstante, el exlíder de los populares adelanta que se pronunciará sobre el asunto «cuando recupere la libertad y cuando tenga conocimiento del sumario y pueda ejercer mi legítimo y constitucional derecho de defensa».

La causa que implica a Zaplana sigue bajo secreto de sumario. La Guardia Civil completó con el arresto del exdirigente casi dos años de pesquisas con la máxima discreción. Los agentes recogieron suficientes indicios de criminalidad contra el expresidente acerca del origen ilícito de su patrimonio, que supuestamente escondía en el extranjero y con la ayuda de testaferros. El juzgado ha enviado diferentes comisiones rogatorias, un instrumento para solicitar la colaboración de otros países. La información todavía no se ha recopilado. Este argumento, junto al riesgo de fuga del exministro, llevaron a la fiscalía a solicitar la prisión provisional.

El exministro siempre había acudido a la celebración. «Lo hubiera hecho ahora de no estar en prisión»

Desde el primer día, los abogados del exministro han tratado de que Zaplana obtenga la libertad debido a su delicado estado de salud. Destacados políticos valencianos, como la líder de Compromís, Mónica Oltra, o el síndic del PSPV, Manolo Mata, se han mostrado a favor de la liberación del expresidente por razones humanitarias.

No obstante, la juez de instrucción y los magistrados de la Audiencia rechazan que la salud de Zaplana se haya debilitado como consecuencia directa de permanecer en prisión. Admiten que arrastra una leucemia desde 2015 y que fue trasplantado, pero esto no le ha impedido llevar una vida con absoluta normalidad mientras estaba en libertad. También recuerdan que una recaída puede no ser consecuencia de la cárcel porque ya ha sufrido problemas de esta naturaleza.

En cambio, la defensa del exministro lamenta que la Audiencia rechace la gravedad de los informes. Los abogados han basado sus peticiones de libertad fundamentalmente en el estado de salud, por encima de otros motivos. Los letrados mantienen que dos eminencias oncológicas -su médico de La Fe y un experto de Houston- y el equipo forense judicial coinciden en el diagnóstico de la enfermedad, en el tratamiento y en que existe riesgo de empeoramiento irreversible en la salud de Zaplana. Consideran que se está jugando con la vida del preso de manera deliberada, siempre según el relato de su abogado.

La Sala autorizó recientemente un nuevo examen médico del interno, cuyas conclusiones no resultaron favorables a los intereses del exministro. La evaluación dictaminaba que no existe riesgo para la vida de Zaplana en las condiciones y con los cuidados que tiene actualmente en la prisión. El exministro permanece en la Enfermería de la prisión desde el día de su ingreso.

Fotos

Vídeos