El Gasofa y Juanba el del Madeira, colaboradores clave para Zaplana

Zaplana, en el momento de entrar al juzgado el pasado lunes para firmar. /Jesús Signes
Zaplana, en el momento de entrar al juzgado el pasado lunes para firmar. / Jesús Signes

Dos empresarios daban cobertura con facturas falsas, según la investigación, al presunto blanqueo de cantidades de dinero de las mordidas

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Entre los miles de folios del caso Erial hay algunos personajes, con un papel secundario aunque fundamental en la presunta trama de blanqueo de capitales, que rayan lo caricaturesco. Es el caso de Francisco Pérez López 'el Gasofa' y Juan Bautista Fuster Picó 'Juanba el del Madeira'. Ambos y según consta en el sumario, habrían colaborado con la trama en la elaboración de facturas falsas para dar salida a parte del dinero en pequeñas cantidades de los casi 2,9 millones que retornaron a España de las presuntas comisiones pagadas por los Cotino en Luxemburgo tras la adjudicación del las ITV y del plan eólico de la Comunitat Valenciana. El Gasofa y Juanba el del Madeira figuran en la causa como investigados.

A Francisco Pérez se le conoce como el Gasofa porque regenta la gasolinera Zarcar en Finestrat. La Fiscalía entiende que tanto él como Juan Bautista Fuster participaron en el ocultamiento o en el disfrute de los bienes de las personas investigadas. Según las pesquisas de la UCO, habrían dado cobertura a la salida del dinero a través de unas facturas que en realidad no tendrían nada que ver con una operación mercantil. La Guardia Civil registró los domicilios y los lugares de trabajo de ambos.

En una de las llamadas interceptadas, Joaquín Barceló, uno de los presuntos testaferros de Zaplana, quería sacar 50.000 euros de una entidad bancaria «para dárselos a alguien» pero vio necesario justificar la salida del dinero porque de lo contrario podría generar un problema contable.

En las conversaciones interceptadas se habla de respaldar 50.000 euros para la compra de un barco

De las llamadas interceptadas, se concluyó que para 'legalizar' ese dinero se pretendía contar con una de las empresas de Francisco López, que es amigo personal de Zaplana y del propio Barceló. El Gasofa parece que no estaba muy por la labor de dar salida a los 50.000 euros con una factura de su empresa y Barceló y Zaplana comentan la negativa de su amigo a participar en esa extracción de 50.000 euros en efectivo. El exministro llega a plantear incluso que puede presionar al Gasofa para que ceda y colabore.

«Ayer me dijo un no como una catedral... me dijo que no, que era imposible», se lamenta Barceló ante Zaplana. «¡No me jodas!», contesta el expresidente de la Generalitat. «Sí, sí, como te lo digo, lo único que... me lo va arreglar de otra manera...», apunta Barceló. Ambos hablan por teléfono de la negativa del empresario de hidrocarburos de dar cobertura a la salida del dinero del banco.

El Gasofa negó y en una conversación que mantuvo con Joaquín Barceló aparece otro nombre que al parecer sí que estaba dispuesto a dar cobertura mediante factura al dinero que se iba a sacar del banco. El presunto testaferro de Zaplana apuntó en esa conversación con el Gasofa que Juanba el del Madeira podría solucionar el problema. «Se hace nuevamente referencia a lo que parece ser el concepto de la factura y a la dificultad de efectuarlo por ese importe como gasolina, justificando que ya se han hecho otras cosas y que, al sólo tener una empresa, es muy difícil justificarlo», señala la investigación de la UCO. Los 50.000 euros, según se desprende de las conversaciones telefónicas intervenidas, podrían ser para el pago de una embarcación a la que llaman «lancha».

Barceló y Juan Bautista Fuster acordaron ejecutar el «paripé» para dar salida a los 50.000 euros. Incluso pactaron un mensaje de whatsapp para darle cobertura a la operación: «Buenos días Ximo, te adjunto modelo de factura, según tus instrucciones, para tu visto bueno, 50% reforma de unos apartamentos turísticos edificio La Costera. 50.000 euros IVA, que son 60.000. Lo hago con la desaprobación... y me la juego, todo sea por ayudarte. Me debes una». Juan Bautista Fuster tiene una empresa llamada Madeira SL, que ha trabajado con Costera del Glorio, empresa vinculada a la presunta trama de Erial.

Más sobre el caso Erial