UPyD renuncia a presentarse en las generales y pedirá el voto para Rivera

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el líder de UPYD, Cristiano Brown, este jueves en Madrid. / EFE

El líder de la formación magenta, Cristiano Brown, irá de número once en las listas europeas de los liberales

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Cinco años después del portazo de Rosa Díez a las pretensiones de Albert Rivera para concurrir de la mano a los comicios de 2015, las negociaciones entre UPyD y Ciudadanos han llegado a buen puerto. Los dos partidos han sellado un acuerdo de colaboración para el próximo ciclo electoral por el que la formación magenta renuncia a presentarse a las generales, pedirá el voto para Rivera y se integrará en la candidatura europea de los liberales que encabeza Luis Garicano. «Hay que sumar, y no dividir», ha argumentado su líder y portavoz, Cristiano Brown.

El pacto, que lleva semanas gestándose, no supone la disolución de las siglas de UPyD, ni su absorción en Ciudadanos. Es más, la formación continuará presentándose a las autonómicas y municipales en algunos lugares en solitario, como Madrid o Ávila. El partido magenta mantendrá además sus órganos de decisión y los dirigentes que se integren en las planchas naranjas lo harán como independientes. Es el caso del propio Brown que se incorporará a la candidatura al Parlamento europeo como número once, nueve puestos por detrás de la eurodiputada Maite Pagazaurtundua. «Como adultos hay que tomar decisiones importantes, y afrontar los retos que nos pide la sociedad», ha dicho el dirigente magenta para justificar el acercamiento a los liberales.

Desalojar a Sánchez

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha defendido el acuerdo con los de Brown como «herramienta de unión y modernización del país» necesaria para desalojar a Pedro Sánchez de la Moncloa. «Todos a los que no nos gusta que los separatistas y populistas marquen la política –ha aseverado– nos debemos agrupar para conseguir ese relevo».

El dirigente naranja ha evitado referirse al pasado tormentoso entre ambas formaciones, que dejó a UPyD al borde de su disolución, después de que Díez abandonara el partido y se quedara fuera de las instituciones tras las elecciones del 26 de junio de 2016. En los últimos años, han sido varios los dirigentes de UPyD los que se han unido a las filas liberales. Es el caso de Toni Cantó, candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad Valenciana, o de Ignacio Prendes, número uno por Asturias en las generales.