«Nadie se mete en Valmor si no tiene algo que ganar aunque sea por otro lado»

El público en una de las tribunas de las carreras. /J. SIGNES
El público en una de las tribunas de las carreras. / J. SIGNES

La UDEF revela que la Generalitat falseaba la venta de entradas de la F-1

A. Rallo
A. RALLOValencia

El último informe de la UDEF es un completísimo resumen de todas las etapas por las que pasa la F-1 en Valencia. Desde su gestación y montaje hasta su desaparición, sin olvidar el episodio de la compra de Valmor por parte de la Generalitat. Una de las ideas presentes en numerosos correos electrónicos era que la prueba generaba un enorme agujero económico. Pero el Consell lo ocultaba. De hecho, falseaba la venta de entradas. En un correo que Belén Reyero, la persona de confianza de Francisco Camps en la F-1, le envía a otra responsable es cuando admite la irregularidad. «Los datos no son nada buenos. Son confidenciales (no coinciden las cifras reales con las oficiales) y sólo los tienen Valmor, Bancaja y la Generalitat». Añade que Camps sigue de cerca la evolución de las entradas. Era el año 2010.

Los balances de Valmor tampoco parecen coincidir. La Policía subraya que desde la mercantil aseguraban que habían obtenido más de 8, 5 millones por este concepto, pero en la cuenta habilitada al efecto la cantidad era justo la mitad. También este problema, la falta de ingresos, se plantea en la negociación para que Bernie Ecclestone aceptara rebajar al canon. Lo explica Reyero en un correo: «La venta de entradas de ese año (2009) no había aumentado (...) y el Consell siente que en esta situación tienen que anunciar que el gobierno va a pagar el canon, necesitarán razones de peso para convencer a la ciudadanía». De hecho, era necesario intentar rebajar el canon «para la sostenibilidad del Gran Premio (escasos ingresos procedentes de la venta de entradas)».

Por ejemplo, respecto a los datos de taquilla y para reforzar la tesis anterior, la Udef reproduce un email en el que se revela el «cabreo importante» que tenía el número 2 de la Conselleria de Infraestructuras al conocer el volumen de entradas para el evento que se manejaba en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana. De hecho, de puertas adentro nadie cuestionaba las pérdidas que la F-1 suponía para las arcas públicas. En 2012, el canon fue pagado con fondos del Gobierno ante la falta de liquidez del Consell de Fabra. Una vez más Reyero, a la hora de preparar respuestas parlamentarias, contesta en un mail: «Te has creído también que el evento es rentable? Eres muy buena! Coge toda la literatura que quieras sobre que hacemos proyectos para el desarrollo socioeconómico».

«Nadie se mete en Valmor si no tiene algo que ganar aunque sea por otro lado», recogen en un correo

El volcado de todos los correos informáticos de algunos investigados muestra cómo Valmor despertaba sospechas. «Nadie se mete en Valmor si no tiene algo que ganar aunque sea por otro lado. No me ha servido de nada insistir en que estábamos haciendo ganar dinero a gentuza y a la gente que nos ha apoyado la estábamos hundiendo sin solución». Incluso se evidencia el hartazgo de la propia asesora de Camps, que llega a definir al presidente y a Ecclestone como «los tarados mundiales más reconocidos».

El informe de la UDEF sitúa al abogado Manuel Broseta como el encargado de diseñar la estructura jurídica necesaria para resolver los problemas económicos generados por la organización del Gran Premio. El criterio de Broseta se sustenta, señala el informe, en que el canon pasara a la Generalitat, directa o indirectamente, la obtención de ingresos para Circuit del Motor, la subsistencia de Valmor como entidad «experta» en la organización de eventos, minimizar los costes de la organización del evento y la posibilidad de que la Generalitat actúe directa o indirectamente. En 2009 se da entrada a Proyectos Temáticos como copromotor del evento en unión de Valmor. La empresa se había quejado de que no podía hacer frente al enorme desembolso.