Ribó se desentiende de los adheridos de Compromís aunque es su portavoz desde 2011

Ribó se desentiende de los adheridos de Compromís aunque es su portavoz desde 2011

El alcalde dice que ignora quién representa a una quinta parte de la militancia a pesar de entrar en la Ejecutiva de la coalición hace ocho años como su delegado

- Burguera
- BURGUERAValencia

Joan Ribó admitió ayer una supina ignorancia sobre la representación de una quinta parte de la militancia de la coalición por la que es alcalde de Valencia desde 2015. Ribó dice que no sabe quién es el representante ante la dirección de la formación econacionalista de ese millar de militantes de Compromís, los adheridos que, como él, no están afiliados a ninguno de los tres partidos fundadores de la coalición en 2011, año desde el cual, precisamente, Ribó es el portavoz de esos adheridos. Entonces, hace ocho años, cuando eran apenas un centenar de militantes sin afiliación partidaria, el propio Ribó fue elegido como su representante en la Ejecutiva de Compromís, una portavocía de la que ahora se desentiende tanto que ni siquiera sabe quién le sucedió. Es lógico que no lo sepa. Desde Gent de Compromís denuncian que Ribó jamás fue relevado, ni reelegido, ni sustituido en la dirección de la coalición como portavoz de los adheridos, que ahora son cerca de un millar, la quinta parte del total de los militantes coaligados.

A pesar de todo, Ribó consideró «exagerada» la denuncia de una «grave falta de democracia interna» que realizó el lunes la corriente Gent de Compromís (que durante años pretendió representar a los adheridos sin que la dirección de la coalición les facilitara la tarea), cuando anunció que suspendía su actividad por considerar que los partidos (Bloc, Iniciativa y Verds) «han impedido sistemáticamente que las personas directamente afiliadas pudieran disfrutar de los mismos derechos que el resto de militantes». El alcalde, sin embargo, afirmó ayer que ni los representa, a los adheridos que en su momento (cuando eran muchos menos) lo eligieron en 2011 como su portavoz, ni sabe quién lo hace.

Ribó afirmó el martes que los adheridos no pueden «tener los mismos derechos que los afiliados». Ayer, en cambio, reconoció que en las bases de la coalición se establece que Compromís lo integran adheridos y militantes de tres partidos en igualdad de condiciones. Una equiparación que, dice, no le corresponde a él defender y que no tiene «ni idea» de si lo hace alguien.

Respecto a quién le sustituyó como portavoz del colectivo desde 2015, admitió que «sinceramente» lo desconoce. Gent de Compromís reclamó en reiteradas ocasiones a la Ejecutiva de la coalición renovar la representación que Ribó dice no ejercer. De hecho, reconoció que es posible que «en este momento no haya ningún representante» de los adheridos: «No tienen representación como tal y yo no me siento representante de ninguno de los adheridos». Esa militancia sin voz aporta anualmente 120.000 euros a las arcas de Compromís.

El alcalde entró en varios momentos en contradicción cuando intentó explicar su relación con los adheridos, así como la situación de éstos dentro de Compromís, tal y como se puede comprobar en la transcripción de la conversación entre Ribó y los periodistas, ayer, tras la reunión del primer regidor del Ayuntamiento de Valencia con el conseller de Podemos, Rubén Martínez Dalmau.

-¿Usted es el representante de los adheridos, o no?-No.-Pero usted fue elegido para ello en 2011.-Yo fui elegido entonces cuando era profesor de instituto y muchas más cosas, pero en 2015 pasé a ser alcalde de Valencia. En estos momentos, soy un portavoz de Compromís en base a mi cargo fundamentalmente. El tema de los adheridos es que hay un problema complicado. Tiene una estructura de coalición de tres partidos, pero además hay personas que no estamos en partidos porque ya hemos estado muchos años en partidos o por otras cosas; somos adheridos. Algunos de ellos hicieron una organización, una medio organización, denominada Gent de Compromís. Yo rápidamente me salí de allí. Pero quiero insistir, mi labor dentro de Compromís es mínima porque yo tengo trabajo aquí (en el Ayuntamiento de Valencia), y cuando estoy como portavoz lo estoy por ser alcalde.-¿Si usted fue elegido en 2011, cuando los adheridos en Compromís eran unos 150 y ahora son más de 800, pero ahora mismo no se considera su representante, ¿quién es el portavoz de estas personas en Compromís actualmente?-Yo eso no lo sé.-¿No lo sabe?-No. No tengo ni idea. -¿A pesar de continuar usted en la Ejecutiva de Compromís no sabe quién le sucedió como representante?-Pareces de Gent de Compromís (bromea).-¿Perdón?-Nada. En Gent de Compromís hace tiempo que no estoy y no sé quién es su responsable. Pero la estructura de ahora es de coalición, y una coalición está formada por partidos y ya esta. -Sin embargo, en las normas de funcionamiento de los estatutos de Compromís se indica que los adheridos y militantes (de los tres partidos fundacionales) tienen los mismos derechos y obligaciones. -Sí.-¿Quién le sustituyó a usted como portavoz de los adheridos en la dirección de Compromís?-Es que no lo sé sinceramente. Es que cabe la posibilidad de que en este momento no haya ningún representante de Gent de Compromís.-¿Y de los adheridos en general?-Es que los adheridos no tienen representación como tal y yo no me siento representante de ninguno de los adheridos.

Fuentes de la extinta Gent de Compromís recuerdan que «hace ocho años se le eligió a instancias de (la dirección) Compromís, pero esa dirección nunca ha instado la renovación de esos cargos». Por todo esto, la situación de casi un millar de afiliados directos a la coalición, sin pasar por los partidos, es peculiar, se encuentran en un limbo, según admiten fuentes destacados altos cargos de Compromís.

El que ha sido hasta el lunes portavoz de Gent de Compromís, Víctor Arroyo, señaló el martes a través de las redes sociales que «los órganos de dirección de Compromís, en su día (en 2011) convocaron a las personas directamente afiliadas a una asamblea para elegir cargos de representación de los adheridos. En dicha asamblea fue elegido Ribó portavoz, cargo que oficialmente aún ostenta. Han pasado más de ocho años de esa elección y no se ha dignado a someterse a ninguna clase de renovación ni Compromís ha instado a la misma. Gent de Compromís promovió de manera autónoma dotarse de una mínima estructura de organización (no política) por tal de defender de manera común nuestros derechos. Él y más personas de su entorno abandonaron en ese momento la organización sencillamente porque perdieron sus tesis ante las de la mayoría de la asamblea».