Rajoy ya trabaja en el registro de la propiedad de Santa Pola

Rajoy, a su salida del registro de la propiedad de Santa Pola. / J. J. Monzó

El aún líder del PP ha llegado a las 9.45 al que es nuevo puesto de trabajo y se ha retirado para comer entorno a las 14:10

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

Mariano Rajoy, expresidente del Gobierno y líder del PP hasta el próximo congreso, ya trabaja en la oficina del registro de la propiedad de Santa Pola. Rajoy ha llegado al que es su nuevo puesto de trabajo hoy a las 9: 45 horas de la mañana y ha parado en torno a las 14: 10 para realizar un descanso y comer antes de completar la jornada de la tarde. La aparicion del que fuera jefe del Ejecutivo hasta hace pocas semanas ha causado un gran revuelo entre los vecinos que le han dado la bienvenida y le han despedido entre gritos de «presidente».

Ante una gran expectación mediática, el dirigente popular ha comenzado su jornada 45 minutos después de que la oficina abriese al público. El resto de empleados del registro han llegado en torno a las 8 de la mañana y poco después de las 9:30 han hecho acto de presencia los responsables del equipo de seguridad que han preparado la entrada del dirigente.

Rajoy ha negado a su llegada estar «nervioso» en su primer día como registrador de la propiedad después de 28 años y ha señalado que tras muchas décadas entregado a la vida política ha llegado el momento de dedicarse a su «profesión». Sobre el Congreso del PP el aún presidente del partido no ha querido pronunciarse y ha recordado que su posición «es conocida» y que son los militantes «los que deben elegir». «Yo me voy pero la vida continúa» ha sentenciado. A su salida el expresidente ha resaltado que había sido un día de trabajo «estupendo» que le ha permitido retomar su actividad y hacer «muchas cosas» junto al equipo que le acompaña.

El dirigente popular, que ha pasado la noche en un hotel de la ciudad de Alicante, ha salido esta mañana a dar un paseo por el paseo marítimo antes de comenzar su jornada laboral. Rajoy tomó ayer posesión de su puesto y se presentó a la plantilla de la oficina con la que trabajará de ahora en adelante. El expresidente se dejó ver ayer en Santa Pola junto a Francisco Riquelme, amigo personal y sustituto en su puesto durante casi tres décadas.

Según relató ayer Riquelme, Rajoy estaba deseando «incorporarse a su vida normal y privada». Una tesis que ha respaldado hoy Rajoy. La presencia del político popular no ha pasado desapercibida en Santa Pola, donde desde ayer a media tarde circulan fotografías en las redes sociales en las que se le ve paseando por esta localidad y hoy eran constantes los comentarios tanto a favor como en contra de su gestión. Un punto que si que se ha puesto en valor por muchos vecinos es la rápida reincorporación a su vida tras más de tres décadas dedicadas al servicio público.

Más información sobre Mariano Rajoy

Fotos

Vídeos