El PSPV pinta de rojo la Comunitat Valenciana

Los socialistas se han consolidado en el área metropolitana de Valencia | La izquierda se consolida en las grandes ciudades y el PP sobrevive en Alicante

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La Comunitat Valencia se ha tintado de rojo. Los socialistas valencianos han triunfado a nivel autonómico, con Ximo Puig por primera vez como presidente con la legitimidad de encabezar la lista más votada y ha asentado el poder municipal que ya recuperaron en las elecciones de 2015 tras ser la formación con el mayor número de alcaldías en las tres provincias. En ocho años, la Comunitat ha pasado del azul al rojo, para volver a la década de los ochenta y principios de los noventa. Además, al de la Diputación de Valencia se unirá un presidente del PSPV en la de Castellón.

El PSPV no sólo se ha consolidado frente al PP a nivel territorial sino que además ha contenido las aspiraciones de Compromís, que aspiraba a morder alguna alcaldía de relumbrón y el resultado de los comicios en ningún caso ha sido el esperado. La formación que lidera Mónica Oltra tiene cuatro años por delante para reflexionar y reinventarse para, por lo menos, no seguir cayendo.

Según las cifras que resultan tras las tomas de posesión de este sábado, los socialistas tendrán la alcaldía en 223 municipios, por los 172 que gobernará el PPCV. Compromís dirigirá 70 ayuntamientos (un tercio que el PSPV y menos de la mitad que el PP), por las 9 de Cs y las 53 de otras formaciones locales. Quedan sin constituir aún tres ayuntamientos por problemas en los recuentos.

Número de concejales

Los socialistas ganan 246 regidores respecto a 2015

El PSPV tendrá 2.086 concejales en la Comunitat Valenciana, 246 más que en las elecciones de hace cuatro años. De los 732.267 votos que fueron a para a la urna del PSPV -el 31,36% del total- 730.351 sirvieron para elegir representante. De esta manera el partido que lidera Ximo Puig se garantizó de partida 153 mayorías absolutas en los pueblos de las tres provincias y fue el más votado en otros 69 para llevar el mando de las negociaciones.

En una sola legislatura, las candidaturas socialistas han sumado más de 100.000 votos, lo que les ha permitido ganar alcaldías y partir de inicio con el gobierno en treinta localidades más que en 2015.

Por provincias, en Valencia el PSPV tendrá 1.086 concejales cuando los resultados de los anteriores comicios dejaron la cifra en 954. El partido más votado en la Comunitat partía con 82 Ayuntamientos con mayoría absoluta y 37 relativa.

En la provincia de Castellón los socialistas también lideraron el total de votos con 103.705 frente a los 82.189 del Partido Popular, aunque el peso de los sufragios del partido de Isabel Bonig fue mayor ya que les ha dado un total de 460 concejales frente a los 428 del PSPV. La diferencia es notable además en el número de mayorías absolutas con 63 para el PP y 37 para el partido de Ximo Puig.

La misma situación se da en la provincia de Alicante, donde los socialistas son los más votados con 249.686 votos pero será el PP el que tenga un mayor número de representantes en los Consistorios de la provincia con un total de 586 frente a los 572 de los socialistas. Este equilibrio de fuerzas provoca casi un empate técnico entre los dos partidos más votados en las mayorías absolutas de partida con 37 para el PP y 34 para el PSPV.

Grandes ciudades

Sólo Alicante aguanta el tsunami de la izquierda

Luis Barcala es la excepción en una Comunitat en la que las ciudades más importantes estarán en manos de la izquierda. El pacto entre el PP y Ciudadanos permitirá mantener la alcaldía de Alicante como símbolo del último bastión de los populares. En Elche, el acuerdo firmado entre el PSPV y Compromís -al final ha tenido mucho que ver la negociación del Botánico- deja la vara de mando en manos del socialista Carlos González. Su compañera Amparo Marco también retiene la alcaldía en Castellón con el apoyo de la formación econacionalista.-

La buena sintonía de la fórmula del Botánico se consolidó también en el Ayuntamiento de Valencia, donde Compromís ha cosechado su mayor tirón gracias al efecto de Joan Ribó y al arrastre de Mónica Oltra, un nombre que mantiene el tipo pese a que el resultado global del partido en la Comunitat no ha sido el esperado.

Principales municipios

Un territorio colonizadopor alcaldes socialistas

Uno de los grandes éxitos del PSPV en las últimas elecciones municipales ha sido el fortalecimiento del partido en aquellos municipios de más de 50.000 habitantes. El Consell y los gobiernos en las grandes ciudades se afianzan con el mandato socialista en localidades como Paterna -con mayoría absoluta en las manos de Juan Antonio Sagredo- y las relativas muy consolidadas de Jesús Ros en Torrent y Diana Morant en Gandia. En Elda también se asienta con fuerza el partido en un feudo que durante mucho tiempo tuvo un marcado cariz socialista y en Sagunto toman la alcaldía como partido más votado aunque gestionarán en coalición.

A contracorriente

Torrevieja y Benidorm, oxígeno para el PPCV

El PP ha conseguido salvar el honor al hacerse con mayoría absoluta con las alcaldías de dos municipios muy importantes en la provincias de Alicante: Torrevieja y Benidorm. Dos localidades con una simbología muy especial. En Torrevieja han logrado 14 concejales y el 46,4% de los votos. Y en Benidorm, que fue punto de partida del PP de los éxitos con la moción de censura que aupó a Zaplana a la alcaldía, el partido gobernará también con la mayoría absoluta que le dan sus 13 representantes y casi el 40% del total de las papeletas. Son dos municipios que deben guiar el camino de la recuperación del PP de cara a próximos comicios.

En cambio, hay municipios de cierta relevancia donde los votos del PP han sido muy pobres y ni siquiera ha existido la opción de alcanzar un pacto con otras formaciones. Los resultados en puntos como Mislata (3), Ontinyent (2), Burjassot (3) o Dénia (3) representan el estado de salud del partido en determinados municipios.

En la provincia de Valencia, la mayoría absoluta de Alfafar, con Juan Ramón Adsuara como uno de los nombres de futuro para el partido, es de las pocas notas positivas para un partido que en 2011 llegó a gobernar en un total de 353 municipios de la Comunitat Valenciana.

Compromís

Mantiene alcaldías pero baja en el número de votos

La movilización local debería de ser uno de los grandes activos de Compromís, que ha maquillado sus resultados globales con los 106.395 votos que ha logrado en Valencia capital. Casi uno de cada tres votos que han sumado las candidaturas de la coalición econacionalista en todos los municipios de la Comunitat ha sido para la lista que ha encabezado Joan Ribó. Un resultado engañoso de cara a los próximos cuatro años.

La suma global de las locales del 28 de mayo otorgan a Compromís un total de 343.685 papeletas de las que 336.251 han servido para lograr representación en distintos Ayuntamientos. De partida ya salía con 35 mayorías absolutas pero siempre en municipios de una relevancia menor a las grandes ciudades que han quedado en manos de PSPV y PP. Alzira es el municipio más importante de la Comunitat en manos de Compromís después de Valencia capital. Altea, La Pobla de Vallbona y Chiva también tendrán alcaldías econacionalistas. Uno de los territorios más flojos para Compromís es el sur de Alicante, donde la formación no termina de consolidarse. En la provincia ha pasado de sumar casi 82.000 votos en 2015 a quedarse en algo más de 68.500. Ha sumado más concejales al pasar de 167 a 180, aunque los resultados no han sido los esperados. De hecho, en el territorio alicantino es la cuarta fuerza en papeletas por detrás de Ciudadanos.

Ciudadanos

Carece de una estructura local y no la ha trabajado

Los resultados autonómicos de Ciudadanos no se han visto correspondidos a nivel municipal. El partido naranja carece de una estructura local consolidada y se ha trabajado poco desde los órganos de dirección para tratar de consolidar esa base. Con el 10,66% de los votos sólo ha logrado la mayoría absoluta en cuatro municipios. Llanera de Ranes y Cofrentes son sus localidades más importantes para gobernar en solitario. El pueblo más importante que estará bajo su poder es el alicantino de Castalla, donde han logrado seis concejales y gobernarán en coalición con el PP. En 2015 se hicieron con 9 alcaldías en la Comunitat. La diferencia respecto a Compromís en número de votos no ha llegado a los cien mil cuando en 2015 fue de más de 150.000 papeletas. En el número de concejales, la diferencia es de más de 400 porque Ciudadanos tendrá 315 y la formación de Oltra suma 724 regidores.

Podemos, Vox, EU y La Vall

Comodines en los pactosy la escisión socialista

El gran triunfador de las municipales al margen de los partidos tradicionales es La Vall de Jorge Rodríguez, la escisión del PSPV que ha logrado arrasar en Ontinyent. Vox entra en algunos acuerdo de gobierno pero sin capacidad para tener la vara de mando de la misma manera que Podemos. Esquerra Unida se queda con Llutxent y Barxeta. Las alianzas no han funcionado.