Sánchez ordena al PSOE unas listas con «mucha renovación»

Sánchez, junto a Adriana Lastra y Carmen Calvo, momentos antes de la reunión de ayer de la dirección del PSOE. / Foto: efe / Vídeo: Virginia Carrasco

La dirección socialista admite que ser ministro será un «buen aval» para ser candidato en las generales

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Pedro Sánchez acudió este lunes a la reunión de la comisión ejecutiva federal del PSOE a ordenar una profunda renovación de las listas para las elecciones generales, pero también para las europeas, las dos que más dependen de los designios de la dirección del partido. El líder socialista quiere grupos parlamentarios afines y no, como ahora, con una mayoría de parlamentarios críticos o heredados de Alfredo Pérez Rubalcaba o José Luis Rodríguez Zapatero. Dicho y hecho. El ministro y secretario de Organización, José Luis Ábalos, anunció tras la reunión que habrá «mucha renovación» de caras.

Los 'sanchistas' en el Congreso, en el Senado y en el Parlamento Europeo son minoría, y el presidente del Gobierno quiere acabar con esa anomalía. El grupo de la Cámara de Estrasburgo fue diseñado por Rubalcaba y Elena Valenciano, que tiene todas las papeletas para perder su escaño europeo. Los grupos en la Cámara alta y baja también fueron confeccionados antes de la grave crisis que provocó la renuncia de Sánchez a la secretaría general y también tienen una mayoría de diputados y senadores que en la fratricida batalla socialista de 2016 y 2017 se enfrentaron a Sánchez. Tras el próximo 28 de abril, ya sea como presidente del Gobierno o como líder de la oposición, quiere contar con un ejército de fieles.

Y quiénes más leales que los ministros. Ábalos, que además de ser el número tres del partido preside la comisión de listas, subrayó que esa cercanía al presidente del Gobierno es «un buen aval» para ser candidato en las legislativas de abril. Sánchez quiere que al menos una docena de los 16 integrantes de su gabinete sean parlamentarios. Ahora ninguno lo es, ni siquiera él porque renunció al acta en octubre de 2016 tras su derrota en el pulso por la investidura de Rajoy.

En el PSOE apuntan que solo Pedro Duque, Nadia Calviño y, quizá, Margarita Robles y Teresa Ribera no se plantean proseguir su carrera en los despachos políticos. La vicepresidenta Carmen Calvo, según fuentes socialistas, encabezará la lista por Córdoba; Isabel Celaá, la de Álava; el propio Ábalos será el número uno por Sevilla; Magdalena Valerio, por Guadalajara; Dolores Delgado y Fernando Grande-Marlaska estarán en la lista de Madrid; Meritxell Batet liderará la de Barcelona; y María Jesús Montero, la de Sevilla.

Hay más confusión con las candidaturas de Reyes Montero, José Guirao, Luis Planas y María Luisa Carcedo. Algunos no esconden su intención de ser diputado. Marlaska dijo hoy que quiere «ayudar» en la próxima legislatura dentro «del proyecto ilusionante de Sánchez», mientras que Delgado señalaba que estaba «a disposición» del presidente del Gobierno porque llegó a la política «de su mano».

Video: Virginia Carrasco
Los líderes marcan la pauta

El titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, es el candidato de Sánchez para encabezar la candidatura al Parlamento Europeo, pero se resiste a tomar una decisión. El PSOE le va esperar, y el hecho de que el Partido de los Socialistas Europeos inicie este fin de semana su campaña electoral en Madrid no va a precipitar los acontecimientos pese a los rumores en ese sentido.

Ábalos explicó que, sobre el papel, Sánchez tendrá que someterse a primarias para ser el candidato del PSOE a la Moncloa, pero será una formalidad porque los estatutos del partido establecen que cuando el presidente del Gobierno es candidato se celebrarán las elecciones internas si así lo pide 50% del Comité Federal del partido o el 30% de la militancia. Una situación muy improbable que se dé porque la contestación interna a Sánchez ahora es nula o muda. «Nadie se plantea ninguna alternativa», reconoció Ábalos, pero si se presenta algún aspirante el plazo para presentarse vence el próximo lunes.

Todo el proceso de las listas debe estar concluido para el 17 de marzo. Ese día se reunirá el comité federal del PSOE para ratificar todas las candidaturas para las generales, europeas, autonómicas y municipales en ciudades de más de 50.000 habitantes.

Más información