Los políticos valencianos reaccionan a la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril

Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana y Rosa Pérez, coordinadora de Esquerra Unida. /Irene Marsilla
Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana y Rosa Pérez, coordinadora de Esquerra Unida. / Irene Marsilla

Podemos y EU descartan repetir la coalición con Compromís después de que los nacionalistas rehusaran una candidatura conjunta para las autonómicas

Arturo Cervellera / agencias
ARTURO CERVELLERA / AGENCIAS

Las formaciones políticas de la Comunitat Valenciana han reaccionado durante la mañana a la convocatoria de elecciones generales del próximo 28 de abril anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Podemos y EU descartan repetir la coalición con Compromís para las elecciones generales

No habrá coalición electoral entre Podemos, Esquerra Unida y Compromís en las elecciones generales del 28 de abril. Los dos partidos de izquierda han descartado reeditar la fórmula 'A la Valenciana' después de que los nacionalistas ignorasen su propuesta de acudir de forma conjunta a las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana, y Rosa Pérez, coordinadora de Esquerra Unida, no se plantean esta opción que tan buenos resultados dio en las citas anteriores y les situó como segunda fuerza política por delante del PSOE. Los dos partidos consideran que no tendría sentido acudir de forma conjunta a las elecciones generales y no en las autonómicas y locales un mes después.

Pérez ha asegurado que hasta Compromís les habían trasladado «que no contemplaban esta opción». Por su parte, Estañ ha criticado «los acuerdos de última hora» y ha dejado claro que «no ve posible» llegar a una candidatura conjunta de estas características. Los dos dirigentes han realizado estás declaraciones durante la firma del pacto entre Podemos y Esquerra Unida para concurrir a las elecciones autonómicas de forma conjunta.

Ximo Puig: No entra «en el campo de la probabilidad» adelantar las autonómicas

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha dicho que en estos momentos «no está en el campo de la probabilidad» el aplicar la posibilidad de disolver Les Corts y celebrar elecciones autonómicas anticipadas, aunque «así se hará» si se estima que es «lo mejor» para la Comunitat Valenciana.

«Nuestra voluntad en estos momentos es, en principio, que se celebren en mayo, pero es legítima« la posibilidad de adelantarlas, ha indicado Puig al ser preguntado sobre si las haría coincidir con las generales del 28 de abril, y ha recordado que las elecciones no se anuncian, sino que «cuando se convocan, se convocan«.

El president ha reclamado que haya «un debate sereno» sobre la política nacional pero también la autonómica, porque a su juicio «no es razonable» que se quieran tapar con banderas «las vergüenzas» de la corrupción de la derecha y que no haya «debate real» sobre lo que necesita la Comunitat y lo que ha supuesto el actual Consell.

Ha admitido que la fecha elegida para las generales «puede afectar» a la participación, pero espera que no lo haga, porque lo que se juega España «es muy importante» y consiste en elegir entre «mirar hacia adelante, con un Gobierno de progreso», o «volver al pasado», relacionado con Gobierno que trajo «corrupción y recortes sociales».

Puig ha recordado que la no aprobación de los Presupuestos del Estado supondrá para la Comunitat «un parón», en tanto que dejará de recibir 1.400 millones de euros y se dejarán de crear 5.000 empleos, debido a quienes han pesando en el «interés partidista» y no en el general.

Mónica Oltra: «Va a ser una Semana Santa de pasión y, esperemos que de resurrección»

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha sostenido que la decisión del presidente del Gobierno de que las elecciones generales sean el 28 de abril es una «prerrogativa» suya y «no se pronuncia», aunque ha augurado: será «una Semana Santa de pasión, y esperemos que de resurrección».

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, Oltra ha admitido que una convocatoria de elecciones «es un momento en el que, en cierta medida, las cosas se quedan en 'stand by'« aunque ha asegurado que el Gobierno valenciano »sigue su hoja de ruta en defensa de los intereses valencianos«.

La portavoz, que ha reconocido que han «seguido con atención» la rueda del prensa del presidente Pedro Sánchez, ha asegurado que el Consell «no se pronuncia sobre la adecuación o no de una convocatoria que no es de su ámbito competencial».

«Es una prerrogativa de la que ha hecho uso y ha explicado las razones por las que las convoca, y el Consell no tiene nada que decir sobre la elección de la fecha. En todo caso, será una Semana Santa de pasión, y esperemos que de resurrección, que también estará bien«, ha añadido.

Respecto a la agenda valenciana, ha afirmado que el Consell «sigue su hoja de ruta en defensa de los intereses valencianos tanto en asuntos de Hacienda, de financiación, de inversiones o cualquier otra cuestión -ha insistido- que nos haga avanzar».

Como ejemplo, ha recordado que este viernes, el pleno del Consell ha acordado la modificación de la comisión bilateral Generalitat-Gobierno por una permanente, en la que presidencia y vicepresidencia estén de manera fija y el resto, en función de la temática y de común acuerdo.

El PPCV destaca que un 'superdomingo' habría ahorrado 200 millones

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha señalado, tras el anuncio por parte del presidente del Gobierno de adelantar las elecciones generales al 28 de abril, que ese anticipo era «lo mejor que podía pasar« y están preparados, pero ha señalado que se podrían haber concentrado todas las votaciones en un 'superdomingo' el 26 de mayo y hubiera permitido un ahorro de 200 millones de euros.

«Pero Sánchez está pensando en él, exclusivamente en él, por eso convoca el 28 de abril, por eso utiliza la Presidencia del Gobierno, quiere primero las generales para que todos los barones socialistas estén movilizados y puedan remar en la misma dirección«, ha dicho, criticando que haya empezado hoy mismo la campaña »desde una institución (Moncloa) objetiva y neutral, al servicio de los españoles y con dinero de todos«.

En declaraciones a los medios, ha aseverado, tras la declaración del presidente, que «hacía tiempo que no se veía una expresión de filibusterismo y de trilerismo» como esa, con un «discurso a lo Chávez y al más puro estilo grandilocuente, plagado de falsedades«. Ha afirmado que su moción de censura »no fue constructiva«, sino para echar a Mariano Rajoy con un compromiso de convocar inmediatamente elecciones.