La juez mantiene que Trapero cometió sedición

Josep Lluís Trapero. /GABRIEL BOUYS (AFP)
Josep Lluís Trapero. / GABRIEL BOUYS (AFP)

Lamela rechaza los recursos de los cuatro procesados en la Audiencia Nacional, que apelarán ante la Sala Penal para evitar ir a juicio

M. B.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela confirmó este lunes el procesamiento por delitos de sedición y organización criminal del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y de sus antiguos jefes políticos, el exdirector del cuerpo Pere Soler y el ex secretario general de Interior César Puig, segundo del exconsejero Joaquim Forn, en prisión preventiva por la causa del 'procés'.

En un auto, la magistrada desestimó los recursos de reforma de los tres procesados y de la intendente de los Mossos Teresa Laplana, a quien también atribuye sedición, al sostener que hay «indicios racionales de criminalidad» basados en «hechos objetivos» y no «meras conjeturas».

Lamela ratificó de este modo su auto de procesamiento en el que atribuye a Trapero y a sus jefes políticos responsabilidad en la «total inactividad» de la policía catalana durante el asedio a la Consellería de Economía, los pasado 20 y 21 de septiembre, y en el referéndum del 1 de octubre. No obstante, ante esta decisión cabe un recurso de apelación ante la Sala Penal de la Audiencia, el órgano que tendrá que confirmar el enjuiciamiento o el archivo del caso.

Entre otros argumentos, la juez responde al recurso de Puig que la razón de que haya diversos procedimientos sobre el 'procés' se debe a «la existencia de investigados con fuero especial». Asimismo, recuerda que ella ya se mostró a favor de la acumulación de todas las causas abiertas por un delito de rebelión en el informe que remitió al juez Pablo Llarena, del Tribunal Supremo.

En su recurso, Trapero aseguró que se desmarcó ante el Govern del referéndum del 1-O y que se puso a disposición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y de la Fiscalía para cumplir sus «órdenes» tras la aprobación de la declaración de independencia en el Parlament.

Por su parte, Soler cuestionó la existencia de una organización criminal y criticó que se le atribuyesen «de forma incorrecta» haber coordinado con los mandos de los Mossos «determinadas omisiones y conductas» encaminadas a facilitar la celebración del referéndum ilegal.

 

Fotos

Vídeos