Giner acusa a Acció Cultural de fomentar el independentismo en Valencia

Fernando Giner, en una intervención en el pleno del Ayuntamiento. / irene marsilla
Fernando Giner, en una intervención en el pleno del Ayuntamiento. / irene marsilla

Ciudadanos denuncia que la entidad funciona como una embajada de la Generalitat catalana al abonar ésta la hipoteca del edificio Octubre

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

«Valencia está dentro del plan del separatismo y los gastos del gobierno de la Generalitat de Cataluña en la Comunitat lo demuestra. La interconexión es evidente». Así se expresó ayer el portavoz autonómico de Ciudadanos en la Comunitat y concejal en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, sobre la subvención concedida por la Generalitat catalana a Acció Cultural del País Valencià (ACPV) dos meses antes del referéndum por la independencia del 1-O, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Así, a finales de julio de 2017, el Ejecutivo que entonces presidía Carles Puigdemont renovó el convenio con Acció Cultural para abonar, en esta ocasión, los 654.582,16 euros de la cuota anual de la hipoteca solicitada por la entidad catalanista para comprar y rehabilitar su sede en la calle San Fernando del cap i casal. Se trata del antiguo edificio El Siglo -hoy el centro cultural Octubre-, donde en vísperas de la consulta del 1-O se organizó un acto a favor de su celebración.

De ahí que Giner asegurara que Acció Cultural «funciona como si fuera una embajada cultural de la Generalitat en Valencia durante 40 años», ya que la previsión es que el préstamo se prolongue hasta 2023 y, como recordó el portavoz de la formación naranja, «las ayudas al entramado de ACPV comenzaron en 1984 por toda la Comunitat». A su juicio, «este es un proceso de ingeniería social que, además, ha servido de negocio para algunos y de plataforma política de partidos que no tenían respaldo social ni electoral como el Bloc y Compromís».

Cs pide que no salga «ni un euro más de los bolsillos de los españoles para sufragar el separatismo»

Para el responsable político de Ciudadanos, Compromís ha sido «el socio perfecto» de esta situación en la Comunitat. «Es el vehículo perfecto que necesitaba el independentismo para llegar al poder y seguir financiándose. El problema es que todo esto se hace con el silencio y la permisividad del PSOE».

En este punto, Fernando Giner recordó las ayudas concedidas también por el Ayuntamiento de Valencia y por la Generalitat a la entidad que impulsó Eliseu Climent y que hoy preside Joan F. Mira. Por ejemplo, desde mediados de 2015 y hasta 2017, el gobierno de Joan Ribó concedió 115.000 euros a colectivos catalanistas y, sólo en 2016, Acció Cultural recibió 48.000 euros del Consistorio. En el caso de la Generalitat, también en 2016, otorgó 70.000 euros a la organización «por su servicio a la Comunitat».

«Le recordamos a Ribó que el dinero público no sale de su bolsillo y que su obligación como alcalde es destinar ese dinero a cubrir las necesidades de todos los valencianos y no pagar chiringuitos separatistas», señaló el también portavoz del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia.

Socia de Òmnium Cultural

Ante esta situación, con subvenciones a dedo concedidas tanto por la Generalitat de Cataluña como por las administraciones valencianas, Giner reclamó que «cesen estas ayudas. No queremos que salga ni un euro más de los bolsillos de los españoles para financiar ni fomentar el separatismo en Valencia».

Acció Cultural, que llegó a impulsar una campaña en Europa contra el Gobierno de España, es socia de Òmnium Cultural, que preside Jordi Cuixart (en la cárcel desde octubre del año pasado), en la Federació Llull que aboga, junto a Baleares, «por un futuro compartido para los países catalanes». Por ello, Giner lamentó que Cataluña lleve «tantos años pagando millones para los delirios secesionistas de Eliseu Climent en Valencia».

En este sentido recordó que, «con una recesión económica de por medio, la Generalitat dio a Acció Cultural más de cuatro millones para pagar una hipoteca».

Fotos

Vídeos