Vox trata de atraer a la familia de Rita Barberá

A. C. VALENCIA

Vox trata de ocupar un espacio político que considera que el PP ha abandonado y su estrategia es movilizar a aquel electorado desencantado que o bien decidía quedarse en casa en las elecciones o votaba resignado a los populares. Con esta táctica política, el partido que representa a la derecha populista está intentando atraer a la familia de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, que creen que fue abandonada por su partido cuando fue investigada por un supuesto caso de blanqueo de capitales.

Rita Corbín Barberá, sobrina de la exalcaldesa, está afiliada a Vox desde hace unos meses y, aunque desde el partido se apunta que es una militante más, no se descarta que en el futuro forme parte de alguna candidatura. José María Corbín, cuñado de Rita Barberá, también simpatiza con el partido y estuvo presente en el acto de Vox en Alboraya y la hermana de la exalcaldesa, Carmen Luisa Barberá, participó en otro evento de la formación de Abascal junto a su marido en Murcia, donde residen ambos.

Pero de la misma forma que Vox intenta capitalizar la figura de Barberá también rechaza a otros exdirigentes del PP. Este es el caso de Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón condenado por delito fiscal, que aunque ha participado en actos de Vox en Castellón desde el partido se señala que no está afiliado y que «no existe ninguna relación ni forma parte de la estructura provincial». Un caso diferente es el de el abogado Juan García Sentandreu, que proviene del Grup d'Acció Valencianista (GAV) y que sí está afiliado. Sentandreu quiere ser el candidato de la alcaldía de Valencia aunque la dirección pretende frenarle y se le ha denunciado por hacer campaña de primarias cuando no se ha abierto el proceso.

 

Fotos

Vídeos