Fallece Simenón Bravo Pastor, padre de la consellera Gabriela Bravo y amante de la naturaleza

Fallece Simenón Bravo Pastor, padre de la consellera Gabriela Bravo y amante de la naturaleza

Herrero y entusiasta de la caza, se dedicó también a la agricultura y era un apasionado de la música y la zarzuela

S. P.

Simenón Bravo Pastor, padre de la consellera de Justicia de la Generalitat Valenciana, ha fallecido poco antes de cumplir los 91 años este próximo 27 de septiembre.

Bravo Pastor dedicó casi toda su vida al oficio de herrero, pues tenía una carpintería metálica, y en los últimos años la agricultura pasó a formar parte de su día a día, según cuentan sus allegados.

Se casó con Consuelo y del matrimonio nacieron cuatro hijas, la segunda de ellas es Gabriela Bravo, fiscal que llegó a ser vocal del Consejo General del Poder Judicial. Tal y como ella señalaba en una entrevista a Efe, entre las citas ineludibles del año estaba la cena en la casa familiar durante las fiestas en su pueblo, Ràfol de Salem. «Lo que verdaderamente no me pierdo son las cenas en el patio de la casa de mis padres. Varias generaciones, todos juntos y disfrutando de esas pequeñas cosas que durante el resto del año no nos da tiempo a saborear», señalaba en agosto de 2018.

Quienes conocían a Simenón señalan que era un hombre de campo que disfrutaba al estar en contacto con la naturaleza. Hasta hace un par de años salía todos los días a andar por los alrededores de Ràfol de Salem y cazar con mucha frecuencia. La caza era una de sus pasiones, junto con la música y la zarzuela: perteneció a un grupo que iba representando zarzuelas como 'La del manojo de rosas' por los pueblos de la Vall d'Albaida. Era un gran cocinero que se encargaba de preparar los animales que cazaba.