La Diputación de Valencia aprobó fuera de plazo una subvención de 91.000 euros para obras

El diputado de Compromís Emili Altur en un pleno de la Diputación. / jesús signes
El diputado de Compromís Emili Altur en un pleno de la Diputación. / jesús signes

El diputado de Compromís Emili Altur firmó la resolución a sabiendas de que incumplía los requisitos «y sin que sirviera de precedente»

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El Ayuntamiento de Quart de Les Valls recibió de la Diputación de Valencia una subvención de 91.577, 09 sin cumplir los plazos establecidos. Una irregularidad que validó el propio diputado delegado del área de Cooperación Municipal, Emili Altur: «Aceptar de forma excepcional, y sin que sirva de precedente, la documentación presentada fuera de plazo la documentación presentada por el Ayuntamiento de Quart de les Valls».

Los 91.500 euros están destinados a la reforma del acceso al polideportivo municipal y a la repavimentación de varias calles del municipio que gobierna como alcaldesa la socialista, María Pilar Álvarez Montero. La ayuda económica estaba incluida en el Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios Municipales (PPOS) de 2017, cuyas bases se publicaron el 11 de mayo de 2017.

La Diputación reconoce que el proceso no ha cumplido las fases y que adjudicar la ayuda iría contra la ley. A pesar de tener conocimiento de las irregularidades, la Corporación decide conceder la ayuda para que el municipio de Quart de les Valls no pierda el dinero del programa provincial «y pueda poner al servicio de los ciudadanos la obra solicitada».

El PP apunta a una presunta falsificación en las memorias justificativas de la ayuda

En el pliego, en el apartado diez, se regulan las prórrogas para los beneficiarios y el documento firmado por Altur es concluyente al reconocer que no se ha cumplido con lo establecido: «Visto que el proyecto de la actuación citada fue presentado en la plataforma informática por el Ayuntamiento el 28 de febrero de 2018, fuera del plazo concedido de prórroga, a pesar de estar dentro del plazo máximo que se les hubiera podido conceder y que no solicitaron».

Además, el mismo documento firmado por el diputado de Compromís establece que si se admitiera una petición fuera del plazo establecido se estaría incumpliendo el artículo 32.3 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas: «Tanto la petición de los interesados como la decisión sobre la ampliación deberán producirse, en todo caso, antes del vencimiento del plazo de que se trate. En ningún caso podrá ser objeto de ampliación un plazo ya vencido...». A pesar de que la norma es taxativa, la Diputación, con la firma del diputado Emili Altur decidió continuar con la tramitación del proyecto con un presupuesto de más de 91.000 euros.

Además, al margen de la presentación de la documentación fuera de plazo, el 12 de marzo se convocó pleno en el Ayuntamiento de Quart de Les Valls -la localidad pertenece a la comarca del presidente de la Diputación, Toni Gaspar- y el PP reclamó la memoria justificativa del proyecto. La secretaria del Consistorio reconoció en varios momentos que ese documento no existía en el expediente. Además, la contratación de la obra se debía realizar por lotes y en este caso se pretendía contratar como contrato único sin que hubiera justificación que lo motivara.

Posible manipulación

En los días siguientes, al grupo municipal llegaron hasta tres memorias justificativas distintas, algunas presuntamente modificadas y editadas de una plantilla anterior, otras con un contenido distinto al que se presentó en un primer momento y con sendas rúbricas de la alcaldesa que no se parecen una a la otra. El PP sospecha, con la documentación en la mano, «que hay evidentes signos de manipulación y/o falsificación».

De las tres memorias justificativas, una va firmada electrónicamente, otra es un escaneo y la tercer es manuscrita. Todos los partidos de la Diputación de Valencia votaron a favor de la subvención a Quart de les Valls, excepto el PP y Ciudadanos, que se abstuvieron.