Banco de España

La deuda de la Comunitat crece 5.000 millones con el Botánico

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, en Les Corts. /IRENE MARSILLA
El conseller de Hacienda, Vicent Soler, en Les Corts. / IRENE MARSILLA

El dato del primer trimestre de 2019 la sitúa en 46.922 millones, con un leve descenso sobre el trimestre anterior pero a la cabeza en relación PIB

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

«La deuda de la Comunitat Valenciana se reduce en 162 millones en el primer trimestre de 2019». La conselleria de Hacienda encabezó ayer de esta manera su valoración de los datos de la deuda publicados por el Banco de España. El último dato publicado, el que se ha conocido este viernes, recoge efectivamente un pequeño descenso, apenas inapreciable, de la deuda de la Comunitat. El Botánico apeló a ese dato para sacar pecho de la contabilización de sus número rojos.

Pero lo cierto es que las cifras del órgano regulador revelan otros datos. La deuda de la Comunitat Valenciana al finalizar el primer trimestre del año alcanza los 46.922 millones de euros. Y aunque es sensiblemente inferior a la del último trimestre de 2018 (47.084 millones) sigue suponiendo un dato muy por encima de la inmensa mayoría de regiones. De hecho, la Comunitat mantiene el dudoso honor de ser la segunda autonomía española con más deudas, en términos absolutos –sólo por detrás de Cataluña–, y la primera si se compara con el PIB. En este caso, el dato valenciano se sitúa en el 41,6%.

El dato conocido hoy, el del primer trimestre del año, permite conocer la evolución de la deuda de la Comunitat Valenciana desde que gobierna el Botánico. El Banco de España sitúa los números rojos de la Comunitat en 2015 -año en el que la izquierda recupera la presidencia de la Generalitat tras dos décadas de hegemonía del PP- en 42.003 millones de euros. Como las elecciones autonómicas se convocaron el 4 de marzo, el dato del primer trimestre (46.922 millones) se corresponde bastante con el cierre de la primera legislatura botánica. Y la diferencia, 4.918 millones, corresponde exactamente a la deuda acumulada por la Comunitat bajo el mandato del Consell de Puig y Oltra.

Dependencia del FLA

Desde la conselleria de Hacienda se ha venido explicando, y ayer también, que el dato de la deuda de la Comunitat tiene que ver con la aportación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a la Comunitat. «Para poder disponer de liquidez, la Generalitat seguirá dependiendo de los recursos que llegan del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que se articula en forma de préstamos a devolver con intereses, mientras no se produzca una modificación del actual sistema de financiación y la Comunitat Valenciana siga siendo la autonomía que menos recursos recibe del Estado», se señaló ayer.

El dato, no obstante, obvia datos como los recogidos en el Plan de Ajuste remitido al ministerio de Hacienda, que revela que la Comunitat gastó en 2018 mil millones más de los que tenía previsto en ese ejercicio, que la deuda comercial superaba en noviembre los 1.600 millones y que los gastos pendientes de aplicar al presupuesto se situaban en el entorno de los 1.200 millones.

Las cifras, que vendrían a reflejar la deficiente gestión de las cuentas autonómicas, se suman al gasto adicional en Oficinas y entes públicos que el nuevo Botánico ha anunciado ya para esta nueva legislatura.