Delgado: «¿Puedo contar lo de éste? Marlaska es maricón»

Dolores Delgado. /Efe
Dolores Delgado. / Efe

La ministra habló a Villarejo de forma despectiva de la condición sexual, entonces desconocida, de su hoy compañero de Gobierno

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Segunda entrega de la grabación que el excomisario José Villarejo hizo en 2009 de la comida que mantuvo en un restaurante de Madrid con Dolores Delgado, Baltasar Garzón y otros mandos policiales. Y en esta toma, que de nuevo publica el hasta ahora desconocido portal 'mocloa.com', la ministra, con mucha familiaridad con el resto de los comensales, habla despectivamente de la condición sexual de su hoy compañero de Gobierno, Fernando Grande-Marlaska.

Delgado, que durante varios pasajes de las grabaciones conocidas hasta ahora intenta sacar a colación el nombre de Marlaska, finalmente obtiene la autorización de Garzón para hablar sobre su entonces compañero de la Audiencia Nacional, del que hace nueve años no se conocía su condición sexual gay, hoy abiertamente reconocida.

La conversación que da pie a la revelación viene después de que Villarejo prometa fidelidad a Garzón. «Ése maricón que tienes al lado lo sabe, que yo sí que soy amigo incondicional como creo que intuyes. Lo que necesites, lo que haga falta», le dice el excomisario al exjuez. «En eso estamos», le responde Garzón. «¿Puedo contar lo de éste?», le pregunta Delgado a Baltasar Garzón, quien, según la versión de la ministra, fue quien le llevó al almuerzo del restaurante Rianxo, al que, en principio no estaba invitada.

Tras la autorización de Garzón, Delgado, que en varias ocasiones había querido introducir el tema, suelta la 'exclusiva' que parecía quemarle. «Un maricón». «¿Quién es maricón?», inquiere Villarejo. «Marlaska», confirma Delgado. La ministra de Justicia en varias ocasiones en aquel almuerzo trata de hablar sobre el actual ministro del Interior. «Les voy a contar la última de Marlaska», promete en otros pasajes de la comida, aunque finalmente la conversación va por otros derroteros.

Hay, al menos, otro comentario jocoso por parte de la ministra sobre la condición gay de Marlaska. Éste surge cuando Garzón le espeta entre risas a Villarejo: «¡Eres un mal necesario!». «Muchas gracias, hombre», le responde el excomisario. «Pero no tenía más que cruzar al otro lado de la acera y ya estaba mejorado», interviene el también comisario Enrique García Castaño, 'El Gordo', también imputado, como Villarejo, en la 'operación Tándem'. «Pobre de mí»; dice Villarejo. «No sé si me iría mejor con Marlaska», bromea 'El Gordo'. «Porque te gusta y te pone…», dice Dolores Delgado, provocando las risotadas de los policías y de Garzón.

Según avanza la conversación y las bebidas sobre la mesa se acumulan, Delgado, en uno tono muy familiar con Villarejo, se anima. Y hace otra broma homófoba. «No me gustan las muñecas hinchables», dice el excomisario. «A mí me pasa lo mismo, a mí los tíos me gustan igual, tontitos nada. (…) Ha venido un tío a la Audiencia monísimo, para que lo vamos a negar, parece George Clooney, pero le pasa lo mismo, es una nenaza».

Hay también un comentario despectivo hacia las mujeres por parte de Delgado a Villarejo. «Mira, yo te voy a decir una cosa, a mi que me den un tribunal de hombres, de tías no quiero. Y no me llevo mal con las tías, pero de tíos, sé perfectamente por dónde van. Y cada gesto, cada cosa… por dónde va la historia», afirma la ministra.

Más información

Fotos

Vídeos