María Muñoz, Ciudadana número uno

María Muñoz, favorita para encabezar la lista de Ciudadanos por Valencia./
María Muñoz, favorita para encabezar la lista de Ciudadanos por Valencia.

María Muñoz, favorita para liderar la lista de Cs al Congreso por Valencia, es una abogada experta en finanzas con 40.000 seguidores en redes, sin afecto por Sánchez ni por las subidas de impuestos

Burguera
BURGUERAValencia

Valenciana del barrio de Russafa residente en Madrid, María Muñoz se ha convertido en la favorita del partido de Albert Rivera para encabezar la lista de Ciudadanos al Congreso por la capital del Turia. Esta abogada experta en finanzas nacida en abril de 1978 está ligada estrechamente a los números. Durante toda su vida, a las cuentas económicas, especialmente a las relacionadas con el sector financiero. A partir de ahora, con el número uno de la lista por Valencia. Aunque algunos dirigentes valencianos de Cs no la conocen personalmente, muchos de ellos la siguen en las redes sociales. De ellos y de los otros. Su cuenta en Twitter cuenta con más de 40.000 seguidores, lo que no es poca cosa si se atiende a que da las buenas noches hablando de futuros europeos, Ibex o el precio del oro. Lectora de novelas, desempeña funciones de directora comercial en MyInvestor, que pretende ofrecer «una nueva filosofía de banca», según su entorno. Sus querencias económicas la sitúan en la órbita de Garicano, el gurú de Ciudadanos, donde se apuntan que iba a formar parte de un equipo económico que no se llegó a constituir. «Es una economista liberal, pero no de la línea dura, más de Milton Friedman que de Hayek», explica un diputado conocedor de los entresijos de la formación naranja. Asegura que le gusta la lectura, el deporte y cocinar. Es arrocera de comer y de hacer paella. Y además de filias, tiene sus fobias. Desde hace tiempo se manifiesta muy crítica con los postulados económicos de Pedro Sánchez. Está abiertamente en contra del aumento del gasto público, las subidas de impuestos y del independentismo, si bien su tono no es frontal. Tanto en sus colaboraciones en La Brújula de la Economía de Onda Cero como en las habituales discusiones que se generan en las redes sociales (ha recibido diversos reconocimientos por su actividad en el mundo del 2.0, como el #Twecos, al ser considerada una de las cinco cuentas más relevantes de Twitter en España para seguir la economía, por séptimo año consecutivo) no entra al choque y utiliza el sentido del humor. Su aparición como virtual cabeza de lista por Valencia en Ciudadanos no ha pillado por sorpresa ni en el partido ni fuera. Participó recientemente en el mitin de Rivera en la plaza del Patriarca donde Toni Cantó anunció su intención de optar a las primarias de Ciudadanos para ser el candidato naranja a la Generalitat.

Muñoz señala públicamente que llega «de la sociedad civil. No soy política de carrera». A pesar de que ofrece un perfil propio de la gestión económica pura y dura, a partir de ahora deberá moverse por las aguas de la política menos pura pero también muy dura. Fuentes de Ciudadanos indican que la economista considera que su probable liderazgo de la lista al Congreso es, para ella, «una gran oportunidad de desarrollo profesional tras años dedicada a la banca privada donde siempre he estado orientada al cliente».

Se está poniendo al día a marchas forzadas en la política valenciana. Recientemente le ha afeado al diputado de Compromís Joan Baldoví, que el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado que presentó Sánchez no cuadraban, incrementaban el endeudamiento y cedían a los «intereses independentistas», por lo que optaba por prorrogar los del PP (partido al que tilda de «acomplejado» por la ambigüedad de algunos de sus dirigentes a la hora de explicar los pactos con Vox). Respecto a lo que pasa en la Comunitat, subraya los impuestos de sucesiones y considera que el Botánico ha tomado «medidas cosméticas» en materia económica, respecto a las cuales se muestra escéptica de que den resultado si cristaliza la desaceleración de las potencias financieras, mientras que en lo social se muestra escéptica respecto al empeño del tripartito respecto a la movilidad urbana («la bici o la vida», ironiza en redes sociales). Ahora le llega el turno a ella de moverse y mirar hacia la Valencia donde nació.