El juez De la Mata investiga a diez directivos del Santander y de BNP por blanqueo

El juez De la Mata investiga a diez directivos del Santander y de BNP por blanqueo

Afirma que ambas entidades canalizaron movimientos de cuentas opacas del HSBC sin informar a las autoridades, según datos de la lista Falciani

DAVID VALERAMadrid

Las ramificaciones de la lista Falciani alcanzan al Banco Santander y al BNP Paribas. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata cita como investigados por un presunto delito de blanqueo de capitales a siete directivos de la entidad dirigida por Ana Botín -los responsables del departamento de prevención de blanqueo- y a otros tres directivos de la filial española del banco francés. Todos ellos tendrán que declarar entre el 12 y el 14 de junio. En concreto, el magistrado considera que estas dos entidades canalizaron fondos opacos del HSBC suizo de clientes con residencia en España. En el caso del Santander entre 2005 y 2008 se produjeron 1.070 operaciones por importe de 73,9 millones, de los que 12,1 millones provinieron de cuentas cuyos titulares han sido denunciados por delito fiscal. A partir de 2009, cuando se obligó a identificar a ordenantes y beneficiarios, los movimientos cayeron a ocho en 2009 y desaparecieron en 2010. Estas diligencias forman parte de una pieza separada del caso propiciado por el informático Hervé Falciani, que sustrajo información de cuentas opacas del HSBC.

El juez De la Mata toma esta medida después de analizar los informes de los peritos inspectores del Banco de España sobre las actuaciones del HSBC y la documentación aportada por Santander y BNP tras hasta cinco requerimientos de información realizados el año pasado. El magistrado explica en el auto que las dos entidades no alertaron a las autoridades antiblanqueo como el Sepblac o a la CNMV sobre las operaciones sospechosas realizadas por el HSBC. De hecho, ambas entidades catalogaron estos servicios como «riesgo bajo» a pesar de que el HSBC ya constaba desde 2005 como una entidad financiera «de alto riesgo susceptible de canalizar operaciones de blanqueo». De esta forma, el juez asegura que las operativas investigadas eran «tendentes a la gestión, utilización y aprovechamiento de fondos, depósitos y valores ocultos al erario público entre sujetos que debían conocer su existencia de posición dominante en sociedades».

En concreto, la operativa entre Santander, Santander Investment, BNP y HSBC que describe el auto se basa en las denominadas «cuentas ómnibus» en las que el propietario real de los valores es desconocido. Entre esas transferencias de fondos investigadas se han detectado operaciones ordenadas en Suiza y con beneficiarios en España que han sido denunciadas por delitos contra la Hacienda Pública gracias a la información procedente de la lista Falciani. Hay que tener en cuenta que el Tribunal Supremo avaló el pasado febrero la legalidad de usar como prueba los datos procedentes de esta lista tras las dudas por su origen.

El caso de Emilio Botín

Entre esta información, el juez cita que Santander Investment obtuvo la custodia de los valores titularidad de la sociedad panameña North Stat Overseas Enter Inc aunque en los registros de la entidad española «figuraba la supuesta titularidad del HSBC, bajo la que se ocultaba la titularidad real de las acciones de Bankinter, poseídas por Emilio Botín y Jaime Botín». Una propiedad que, según el juez, «se mantuvo oculta» al Fisco y que propició una denuncia por delitos contra la Hacienda Pública que fue archivada tras la regularización de las cantidades no declaradas.

Asimismo, el juez recuerda que ni Santander ni BNP aportaron los datos suficiente para poder identificar a los titulares reales de esas cuentas opacas. De hecho, De la Mata explica en el auto que los peritos intentaron identificar a los propietarios de los valores investigados del HSBC con la información proporcionada por Santander y BNP con un resultado «casi totalmente infructuoso». De hecho, destaca que la identificación de estas personas se ha obtenido "sólo" gracias a la información facilitada por Falciani.

Santander afirmó en un comunicado emitido a última hora de este miércoles que «ha colaborado de forma activa con el juzgado» dando respuesta «con diligencia» a los requerimientos que ha recibido, lo que ha supuesto "la aportación de toda la documentación requerida". Además, asegura que en su operativa con el HSBC -vigente hasta el 25 de octubre de 2012- «ha cumplido escrupulosamente la normativa y estándares aplicables en cada momento». Por último, insistió en que seguirá "colaborando con la justicia"

Los siete investigados del Santander son el exsecretario general en 2005 y expresidente del Comité de Análisis y Resolución de la entidad entre 2005 y 2014, Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, y el exdirector del Departamento Central de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo, Carlos Fernández García. También los responsables vinculados a las labores de cumplimiento normativo y prevención en banca mayorista, José Manuel Arraluce Larraz y Carlos Infesta Fernández, así como Jesús Álvarez Ramírez, director del departamento Central de Prevención y encargado del área de banca privada, Jesús Rivero González, responsable de Prevención de Blanqueo de Capitales en el departamento Central de Extranjero entre septiembre de 2005 y septiembre de 2013. Por último, Marta Mora Villarubia, responsable de Prevención de Blanqueo de Capitales en el departamento de Instituciones Financieras entre febrero de 2006 y diciembre de 2012.

En el caso del BNP Paribas tendrán que declarar el director del Departamento de Cumplimiento Normativo entre 2005 y 2011, José Andrés Fernández Espejel, Lucía Cuartero Lantero, integrante de este departamento en el mismo periodo, y Cristina Arévalo Olivares, directora de Operaciones entre 2005 y 2008.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos