La Acadèmia Valenciana de la Llengua quiere que TV3 se vea en la Comunitat

San Miguel de los Reyes, sede de la AVL. :: irene marsilla/
San Miguel de los Reyes, sede de la AVL. :: irene marsilla

La institución defiende que se incumple la Carta Europea de Lenguas Minoritarias desde que se cerró la televisión autonómica valenciana

F. RICÓS VALENCIA.

La Acadèmia Valenciana de la Llengua defendió en su sesión plenaria de ayer que el Gobierno valenciano debería garantizar la recepción de emisiones de la televisión catalana TV3 en territorio de la Comunitat Valenciana y también de Catalunya Ràdio.

En una declaración institucional, la institución oficial de la Generalitat encargada de velar por la lengua valenciana aseguró que la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias apela al compromiso de los estados firmantes a «garantizar la libertad de recepción directa de las emisiones de los países vecinos», aseguró en referencia a Cataluña.

«Por esta razón, la AVL considera un contrasentido que dentro de un mismo Estado -indica en referencia a España- no esté garantizada la recepción interterritorial de las diferentes televisiones y radios autonómicas que utilizan una lengua compartida». Con esta declaración, la Acadèmia reitera que el valenciano no es una lengua independiente, sino que es catalán.

Así lo sigue manteniendo en su Diccionari normatiu valencià, cuando define la lengua valenciana como «lengua románica hablada en la Comunitat Valenciana, así como en Cataluña, las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorra, la franja oriental de Aragón y la ciudad sarda de l'Alguer, lugares sonde recibe el nombre de catalàn».

Con esta nueva declaración institucional, la AVL sigue defendiendo la «unitat de la llengua», una idea que el creador de esta academia defensora del valenciano, el PP, no asume. Buena parte de los populares valencianos se mostraron indignados por la elaboración del Diccionari Normatiu Valencià.

Pero la institución, de rango estatutario, está fuera del control de los populares. El PP no impide que la institución no recoja el sentir mayoritario de los valencianos de que el idioma propio y diferenciado de la Comunitat es el valenciano, como reflejaba el barómetro de abril, una encuesta de la Generalitat en la que se aseguraba que un 52,3%, considera que el valenciano es una lengua diferente del catalán. Tampoco ha corregido la AVL la definición de valenciano como le pidió el Consell Juridic Consultiu.

Además de que se pueda ver TV3 en territorio valenciano y escuchar las emisiones de Catalunya Ràdio, la Acadèmia insistió en destacar la necesidad que tiene la Comunitat Valenciana de contar con «unos medios públicos de comunicación en valenciano». Aseguró, asimismo, la AVL que preside Ramón Ferrer que se incumple la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias, especialmente «desde la desaparición de Radio Televisión Valenciana».

La Acadèmia indicó que, como consecuencia del cierre de RTVV, se ha vulnerado la mencionada Carta Europea, «se han lesionado los derechos de los valenciano parlantes» por no contar con unos medios de comunicación que se expresen en lengua valenciana «y se ha producido un incuestionable vacío en la lengua que el mismo Estatut de autonomía proclama como propia de la Comunitat Valenciana».

La mencionada declaración institucional pone en evidencia que la Comunitat Valenciana es la única autonomía española «con una o dos lenguas cooficiales que no tiene una radio y una televisión en lengua propia», una situación que para la AVL «comporta una discriminación inaceptable».

La Acadèmia Valenciana de la Llengua señaló que dentro de sus competencias de «velar por el uso normal del valenciano» pide a los poderes públicos que adopten las medidas legales efectivas para poder contar con «unos medios de comunicación públicos, íntegramente en valenciano, de calidad, con un modelo plural, objetivo y viable».

La AVL remitirá esta nueva declaración «al secretario general del Consejo de Europa, al presidente de la Generalitat, al ministro español de Asuntos Exteriores, al presidente de Les Corts, a los síndicos de los grupos parlamentarios autonómicos y a los cabezas de lista de las candidaturas españolas con representación en el Parlamento Europeo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos