El paellero inteligente llega a las cocinas

El paellero inteligente llega a las cocinas
Mimcook

«Mimcook nace con el respeto máximo a los expertos arroceros, es una herramienta de ayuda, no les sustituye», puntualiza Sergi Escolà, impulsor del artilugio y dueño del restaurante 'Casinet' en Tarragona

Marta Palacios
MARTA PALACIOSValencia

La cocina evoluciona cada vez más, a un nivel casi vertiginoso, de infarto. Y la última novedad que llega a nuestros oídos es un paellero inteligente y de precisión que es capaz de memorizar diversas recetas de paellas y arroces y reproducirlas exactamente igual, una detrás de otra. Idénticas, miméticas. De ahí su nombre: Mimcook. Tras este proyecto está Sergi Escolà, chef del restaurante 'Casinet' (Tarragona), local especializado en arroces.

Lo primero que hay que dajar claro es que el artilugio en cuestión nace con el «respeto máximo» a los expertos arroceros. «Es una herramienta de ayuda, no sustituye al maestro paellero», quiere puntualizar el cocinero. Porque Escolà habla desde la experiencia. «En mi cocina hay mucho rock'n'roll. Llegamos a hacer unas 20 paellas al mismo tiempo y controlar la cocción de todas con un aro tradicional, a gas, y sin cometer ningún fallo, estando pendientes del tiempo 'a ojo de buen cubero', es una presión terrible, sobrehumana», reconoce.

Paellero automático Mimcook.
Paellero automático Mimcook. / Mimcook

Por eso, Escolà pensó en un paellero automático, que fuera capaz de aportar practicidad en las cocinas y de «ayudar al cocinero a relajarse, al menos en ese proceso tan importante como es el tiempo de cocción del arroz», cuenta. Y es que, con Mimcook «pones el arroz, lo hidratas, lo mueves y listo», explica. En definitiva, memorizas en él una serie de recetas preestablecidas (risottos, paellas u otros arroces) sin margen de error que, según dicen, facilitarán la vida en las cocinas profesionales.

El aspecto de este paellero automático es muy similar al aro de paella tradicional, al menos en cuanto a lo que de fogones se refiere. La diferencia es que incorpora unos parámetros que puedes ir modificando hasta dar con la receta perfecta. Una vez conseguida solo tienes que grabarla para «dar a los clientes la calidad que se merecen y siempre la misma».

El invento ha causado tanto revuelo entre el sector que, según asegura Escolà, tienen lista de espera. Unos 320 pedidos a nivel nacional esperan poder salir a su destino. Entre ellos, nos desvela, algunos restaurantes valencianos y el reconocido chef Quique Dacosta, que ya le ha pedido unos cuantos para su nuevo restaurante en Londres.

Por cierto, por ahora Mimcook solo se comercializa para restaurantes: «Tenemos entre manos hacer una versión home, pero es un proyecto a largo tiempo», concluye.

Fotos

Vídeos