FGV hará un puente con trazado oblicuo sobre el barranco del Quisi en Benissa

La próxima semana se remitirá al pleno del Consell los proyectos de la L9 del TRAM entre Teulada, Gata y Dénia para aprobar el gasto de 36 millones

R.G.

La consellera de Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha mantenido un encuentro hoy en Dénia con algunos alcaldes y concejales de la Marina Alta de los municipios afectados por las obras de la L9 del TRAM. En ese encuentro ha explicado que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ya tiene la solución para salvar el barranco de Benissa, una vez descartado utilizar el Pont del Quisi existente. La empresa hará uno nuevo, pero con trazado oblicuo.

Fuentes de la conselleria han asegurado que de esa manera no se causaría un impacto visual sobre el original ya que se llevaría a cabo a cierta distancia de este, entre 10 y 30 metros. De esta forma, el actual Pont del Quisi se utilizará como vía verde. Con esta actuación, los nuevos trenes duales podrán discurrir sobre las vías sin ningún problema.

Por otra parte, los proyectos para ejecutar los dos tramos pendientes, entre Teulada y Gata de Gorgos y entre este municipio y Dénia, ya están listos y supondrán un coste de 36 millones de euros. La intención es que se remitan la próxima semana al pleno del Consell para que autorice ese gasto. Entonces se podrá proceder a licitar y adjudicar las obras.