Alumnos del Graüll y de La Xara regresan a los barracones a la espera de los nuevos colegios

Los alumnos de una de los barracones del Graüll hablando con el alcalde de Xàbia. / R. González
Los alumnos de una de los barracones del Graüll hablando con el alcalde de Xàbia. / R. González

La primera jornada de clases en la comarca se desarrolla sin incidencias en un curso marcado por las actuaciones en el marco del Plan Edificant

R. GONZÁLEZ XÀBIA.

Caritas somnolientas, alumnos animados por volver a clase y ver de nuevo a sus amigos, otros tristes de que se hayan acabado las vacaciones y pequeños que no podían reprimir las lágrimas en el primer día de cole. Estas fueron las estampas que se repitieron ayer en los colegios e institutos de la Marina Alta. En el caso de numerosos escolares del Graüll de Xàbia y todos los de La Xara, la vuelta al clase supuso el regreso a los barracones a la espera de que se haga realidad el esperado nuevo centro educativo previsto dentro del Plan Edificant.

El Graüll conoció este verano que la conselleria optaba finalmente por demoler las actuales instalaciones y construir una nueva infraestructura adaptada a las necesidades reales y que permitan retirar los barracones instalados junto a la pista de deporte del centro. El actual edificio se inauguró en 1960 y se ha quedado obsoleto y pequeño para los más de 400 alumnos que ayer empezaron las clases. La directora, Quica Gil, subrayó que espera que las obras vayan a buen ritmo y que el papeleo previo también avance.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, y las concejalas de Educación y Servicios visitaron los distintos colegios del municipio, entre ellos el Graüll, donde estuvieron en una de las aulas que están en barracones. Algunos escolares demostraron a los representantes municipales que ya saben que se derruirá todo el centro y se hará uno más completo.

Según remarcó el primer edil, «este es el curso que ha de marcar el punto de inflexión» hacia mejores centros educativos, con actuación tan relevante como el nuevo Graüll. Chulvi comentó que en proyecto se encuentra en la fase de aprobación de memorias valoradas. Por su parte, la edil de Educación, Montse Villaverde, avanzó que hoy ya estará acabada la propuesta y que se pasará a conselleria.

En Xàbia se abrió el curso con cerca de 3.000 alumnos escolarizados entre Primaria y Secundaria. Se ha hecho efectivo el desdoblamiento en el Vicente Tena. También se está avanzado en otros proyectos de Edificant.

Por su parte, todos los alumnos de La Xara, cerca de 150, empezaron ayer con ilusión las clases, aunque les toca estar en aulas prefabricadas. Este podría ser el último curso completo en esas instalaciones provisionales que es estrenaron hace casi una década. Esta vez la amenazas de lluvia no preocupaba, según la directora, Mari Ginestar, ya que ahora las clases cuentan con doble techo para evitar las filtraciones de agua de años anteriores.

La alcaldesa, Maite Pérez Conejero, remarcó que el comienzo se había producido sin incidencias y que estaban a la espera de la próxima licitación de las obras para construir el nuevo colegio, que augura que podría estar listo en un plazo de 15 meses a partir del inicio de los trabajos.

En ese sentido, el concejal de Educación de Dénia, Rafa Carrió, insistió en que los pliegos de condiciones ya están listo y que en breve se licitará la construcción y las empresas podrán presentar sus propuestas. En cuanto a los otros centros, el concejal señaló que se han ejecutado tareas de mantenimiento habituales, como arreglos de puertas, ventanas o baños, independientemente de las actuaciones del Edificant. El curso escolar arrancó ayer con algo más de 5.400 matriculados en Infantil, Primaria y Secundaria, incluidos los centros públicos de Dénia, de La Xara y Jesús Pobre, los concertados y los institutos.

Algo más de 2.600 alumnos empezaron el nuevo curso en los colegios y el instituto de Calp. Una cifra que refleja el incremento de matriculación experimentado en Infantil y Primaria en la villa del Penyal con respecto a los datos del pasado año.

La vuelta a las clases se hizo con toda normalidad en los centros de Teulada Moraira, donde 1.150 estudiantes regresaron a las clases. Desde el Consistorio hicieron hincapié en que se está trabajando con conselleria para un nuevo aulario en el CEIP Sant Vicent Ferrer.

En cuanto a Benissa, fueron 1.700 los que se reincorporaron a las aulas entre Primaria y Secundaria. El edil de Educación, Manuel Juan, aseguro que las clases habían comenzado con normalidad. En los dos colegios, Manuel Bru y Padre Melchor, continúan algunas obras de mejora enmarcadas en el Plan Edificant y que está previsto que concluyan este mismo mes. Además de los habituales trabajos de mantenimiento en las distintas infraestructuras educativas, algunos miembros del AMPA del Padre Melchor colaboraron en tareas de pintura.

Respecto a Ondara, las aulas de Infantil y Primaria se llenaron ayer con los cerca de 700 pequeños que protagonizaron la vuelta al cole. Como novedades, en el caso de la escoleta, se seguirá el calendario laboral y el horario será de 8 a 18 horas, y en Infantil y Primer Ciclo se pondrá en marcha el Programa Plurilingüe Intercultural.

Los más de 1.040 alumnos del colegio británico The Lady Elizabeth School, en Benitatxell, arrancaron las clases con nuevo director, y con la apertura en la Cumbre del Sol del nuevo campus del centro de Secundaria.

En Pego, algo más de 800 escolares iniciaron el nuevo curso en Infantil y Primaria en los centros educativos públicos y el concertado de la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos