El cierre de Aigle Azur deja a miles de pasajeros en tierra

Varias personas esperan ante un mostrador de Aigle Azur. /AFP
Varias personas esperan ante un mostrador de Aigle Azur. / AFP

La segunda aerolínea de Francia cancela por sorpresa todos los vuelos y abandona a sus clientes en aeropuertos de Malí, Argelia, Brasil o Ucrania

PAULA ROSASCorresponsal en París (Francia)

Varios miles de pasajeros han quedado bloqueados en aeropuertos de Argelia, Malí, Brasil o Ucrania tras el repentino cierre de la aerolínea francesa Aigle Azur, en concurso de acreedores desde el pasado lunes. La compañía, la segunda del país, dejó de operar anoche sin ofrecer la posibilidad de una indemnización a los pasajeros que ya habían comprado sus billetes para las próximas semanas o meses, ni tan siquiera para los que la habían elegido para sus vacaciones y se han quedado en tierra sin poder regresar.

Previamente, Aigle Azur había indicado en un comunicado que cancelaba a partir del jueves todos los vuelos regulares con salida o llegada a Malí, Brasil, Portugal y Ucrania. Los 1.150 empleados de la compañía -350 en Argelia- recibieron hace dos días un comunicado de la empresa en el que señalaba que su situación financiera no permitía «asegurar los vuelos más allá del 6 de septiembre por la noche».

Aigle Azur a se declaró en suspensión de pagos el viernes de la semana pasada, fue puesta bajo administración judicial el lunes y su director general, Frantz Yvelin, dimitía el miércoles. Varios competidores, entre ellos Air France, Vueling y Air Caraïbes, han mostrado interés en comprarla total o parcialmente, según el diario 'Le Figaro', y tienen de plazo hasta el lunes para presentar sus ofertas. El Gobierno francés señala que las ofertas son «serias».

Pero para los miles de pasajeros que se han quedado en tierra o para los que habían comprado ya un billete, las expectativas son nefastas. La situación es especialmente caótica en Argelia, que representa algo más de la mitad de la actividad de la compañía. Algunos viajeros han llegado a quedar bloqueados durante dos días en el aeropuerto de la capital, sin asistencia por parte de la compañía ni de las autoridades, según han relatado a la prensa. «Nos dieron un sandwich y tuvimos que pasar la noche en una sala sin colchones donde hacía mucho frío. Nos quedamos prisioneros en una sala frigorífica sin interlocutor», relató a France Info Barka, una pasajera retenida durante 14 horas en Argel.

Derechos de despegue

Air France o la española Vueling han ofrecido tarifas especiales a los viajeros afectados por el cierre de Aigle Azur. La compañía transportó en 2018 a 1,88 millones de pasajeros en su flota de 11 aviones, que ahora quedarán estacionados en distintos aeropuertos, entre ellos el de Orly, al sur de París.

Son precisamente los derechos de despegue y aterrizaje en este aeródromo, lo que se conoce como 'slots', lo que más interesa a los posibles compradores de la sociedad. Los aeropuertos parisinos, especialmente Orly, el más cercano al centro de la capital francesa, se encuentran saturados, y es muy difícil conseguir nuevos permisos. Los cerca de 10.000 'slots' de Aigle Azur se han convertido, por lo tanto, en una de las pocas oportunidades para crecer para otras aerolíneas.