Johnson asegura que el acuerdo del 'brexit' depende de la voluntad de la UE

Boris Johnson, durante la rueda de prensa que ha ofrecido durante la cumbre del G7 celebrada en Biarritz /EFE
Boris Johnson, durante la rueda de prensa que ha ofrecido durante la cumbre del G7 celebrada en Biarritz / EFE

La Comisión advierte que no habrá más diálogo tras la salida abrupta si Londres no paga todo lo comprometido

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres (Reino Unido)

Boris Johnson cree que el desenlace del 'brexit' depende «de la voluntad de nuestros amigos europeos de llegar a un acuerdo», en su conclusión de una semana de intensa actividad diplomática, que le llevó a Berlín y a París antes de participar en la cumbre de Biarritz, donde completó su ronda de entrevistas europeas en un encuentro con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Johnson afirma que Angela Merkel, Emmanuel Macron y el propio Tusk han comprendido que Reino Unido «no puede quedar en una unión aduanera, sometido al orden legal de la Unión Europea y su política comercial sin tener voz», y que por eso pide que el Acuerdo de Retirada sea abandonado. Enviados de Johnson entablarán en los próximos días un diálogo discreto con la Comisión para explorar soluciones.

El líder británico emitió en Biarritz dos mensajes sobre la negociación: expresó la voluntad de Londres de no pagar más que una parte de la cantidad comprometida en el Acuerdo si la salida es abrupta- la Comisión advirtió de que no negociará la relación futura hasta que se pague todo lo comprometido- y explicó a los líderes europeos que no deben confiar en que el Parlamento bloqueará la salida sin acuerdo porque, según sus palabras, no ocurrirá.

Johnson, como antes Theresa May, es percibido como un líder monotemático más allá de Reino Unido, pero se entrevistó el Biarritz con Donald Trump, con los líderes de Canadá, Australia, India, Egipto y otros presentes en la cumbre. Se alineó con los países europeos

frente a Trump en su rechazo a invitar a Vladímir Putin y en la diplomacia hacia Irán, celebró como un triunfo la inclusión en la agenda de cuestiones como la biodiversidad y la educación de niños, y en particular niñas, en países en desarrollo.

Divisiones

El 'brexit' ideal del primer ministro termina en la salida el 31 de octubre junto a un entendimiento con la UE sobre los siguientes pasos para definir la relación futura y la autonomía para firmar acuerdos comerciales con otros. La respuesta de Australia es 'entusiasta', según Londres, la de Japón cautamente positiva y Johnson ha frenado la ilusión de un rápido tratado con Estados Unidos.

En la declaración conjunta con Trump, ambos líderes anuncian la creación de un grupo de trabajo para explorar cómo deben ser las relaciones comerciales abiertas en el siglo XXI. Johnson, en su conferencia de prensa, puntualizó que aspira a acuerdo «extenso», que incluya servicios y no se limite a bienes y agroalimentación. Su diplomacia es sustancial, pero la vida doméstica es enrevesada

Los partidos de la oposición se reúnen este martes para analizar los medios para impedir la marcha abrupta, pero el cálculo de Johnson sobre sus divisiones insuperables se confirma por el momento. Una moción de censura que derribe a Johnson pero lleve al laborista Jeremy Corbyn a Downing Street es rechazada por los liberal-demócratas y por los conservadores pro-UE. Signos positivos para el líder 'tory', pero sus ayudantes estudian, según medios británicos, la conveniencia de convocar elecciones el 17 de octubre y la legalidad de cerrar el Parlamento en diez días.