Abandonan a su hija adoptiva porque dicen que es una adulta que simulaba ser una niña e intentó matarlos

Kristine y Michael Barnett, en fotografías tomadas en la cárcel de Tippecanoe./
Kristine y Michael Barnett, en fotografías tomadas en la cárcel de Tippecanoe.

Kristine y Michael Barnett, una pareja de Indiana, aseguran haber vivido una historia de terror

LP

Kristine y Michael Barnett, una pareja de Indiana (EE UU), aseguran haber vivido una historia de terror. La semana pasada han sido acusados de negligencia en el cuidado de un dependiente al abandonar a su hija adoptiva en 2013, cuando la pequeña tenía ocho años.

La historia que cuentan Kristine y Michael Barnett es muy diferente y serviría de guion de una película de terror. Afirman que la «niña» era en realidad una mujer de 22 años que tiene una afección llamada displasia espondiloepifisaria congénita o SEDc (un tipo de enanismo), según informa el portal web Insider y otros medios estadounidenses.

Los Barnetts están ahora en libertad bajo fianza. Kristine y Michael cuentan que adoptaron a Natalia, la niña-mujer ucraniana, en 2010, cuando creían que tenía seis años. Kristine ha declarado al periódico Daily Mail que, tras la adopción, Natalia aterrorizó a su familia: amenazó con apuñalarla a ella y a su marido mientras dormían, trató de empujarla hacia una cerca eléctrificada y echó lejía en su café.

Natalia.
Natalia. / @Kristine Barnett

Según los Barnet, especialistas en salud mental evaluaron en 2012 a Natalia y determinaron que realmente tenía 22 años, confirmando así sus sospechas. En julio de 2013, alquilaron un apartamento y abandonaron a Natalia, escapando a Canadá y cortando todo contacto con su hija adoptiva.

Con el paso de los meses, dejaron de pagar el alquiler del apartamento y Natalia fue desahuciada. La supuesta menor acudió a la justicia y denunció que había sido abandonada con nueve años.

«Natalia era una mujer. Tenía períodos. Tenía dientes adultos», ha contado Kristine Barnett al Daily Mail. «Nunca creció ni una pulgada, lo que sucedería incluso con un niño con enanismo. Todos los médicos confirmaron que sufría una enfermedad psicológica grave que solo se diagnostica en adultos», justifica. Según su versión, Natalia fingía ser una niña pequeña, cuando en realidad era una mujer adulta.

Tras ser abandonada, Natalia estuvo a punto de ser acogida por otra familia, pero los Barnett realizaron una objeción formal y esa familia desistió, sin que hayan sido aclaradas las circunstancias.

El origen de Natalia tampoco está claro, ni como llegó desde Ucrania. Al parecer, Natalia fue adoptada por otra pareja norteamericana en 2008 pero, por razones que no están muy claras, terminó en un orfanato de Florida y dos años después llegó al hogar de los Barnett. El matrimonio, que ya tenía tres hijos, conocía su discapacidad: una enfermedad rara que afectaba a su desarrollo óseo, aunque aseguran que creían que tenía seis años.

El paradero de Natalia se desconoce actualmente. Su edad sigue siendo objeto de mucho debate. Según la versión de Natalia, aún es una menor de 15 años de edad. Según los Barnet, tendría ya 29. Mientras, están ahora imputados por negligencia grave.

'Orphan'

Muchos han visto similitudes en esta historia con la película 'Orphan' (2009). En el filme, Cuando Kate (Vera Farmiga) y John Coleman (Peter Sarsgaard) pierden al bebé que estaban esperando, todo se derrumba a su alrededor. Su matrimonio se tambalea y la mente de Kate se llena de pesadillas, miedos y temores. Para intentar recuperar la normalidad, la pareja se dirige a un orfanato local con la intención de adoptar a un niño. Allí se sienten enigmáticamente atraídos por una niña de rostro angelical llamada Esther (Isabelle Fuhrman). Pero las cosas se tuercen tras la llegada de la muchacha a la casa de los Coleman, donde empiezan a ocurrir cosas extrañas. Cuando Kate empieza a darse cuenta de que Esther esconde un terrible secreto, intentará descubrir qué es, pero quizá sea demasiado tarde...

Otras noticias