Un profesor denuncia al director de su escuela por intentar matarlo en un ritual satánico

Un profesor denuncia al director de su escuela por intentar matarlo en un ritual satánico
YouTube / 24 horas

El maestro tuvo que simular un desmayo para escapar por el tejado del centro, desde donde pidió ayuda a los vecinos

EFELima

Un veterano profesor de un colegio de Lima denunció al director de la escuela, Augusto Ramírez Gudiel, por haber intentado asesinarlo durante un ritual satánico, un caso por el cual la fiscalía ha pedido nueve meses de prisión preventiva.

El profesor Arístides Varas, de 72 años, contó a la prensa que el sábado pasado acudió al colegio San Isidro, en el distrito de Chosica, por una llamada del director con el que trabaja desde hace años, para participar en un 'baño de florecimiento'.

El director de la escuela era aficionado a este tipo de baños, en los que chamanes o guías espirituales invocan las buenas energías y el éxito a través de un ritual en el que lanzan agua con flores a los beneficiados.

Una vez allí, Varas encontró a Ramírez y a otros dos hombres, padre e hijo, conocidos por realizar rituales espirituales o de magia negra, que habían colocado velas, estatuas, cráneos y animales disecados en una habitación donde fue encerrado.

Los hombres empezaron a golpearlo e intentaron atarlo, momento en el cual el profesor se hizo el desmayado para que sus agresores pensaran que había muerto.

El maestro aprovechó un descuido y huyó hacia la azotea del colegio, donde pidió ayuda a gritos a los vecinos, que acudieron a rescatarlo al verlo golpeado y ensangrentado.

«Me han secuestrado, me han maltratado, han hecho conmigo lo que han querido. Gracias a Dios he tenido la oportunidad de escaparme, logré escaparme y la gente, los vecinos me han ayudado a salir», declaró Varas al canal América Televisión cuando fue trasladado a un hospital cercano.

Su hija, Nancy Varas, confirmó que su padre estaba dispuesto a presentar una denuncia contra Augusto Ramírez Gudiel, dueño del colegio San Isidro, por intento de homicidio y secuestro, y de «haberlo hecho llegar con engaños, solamente con el fin de ofrecerlo como una ofrenda para un ritual satánico».

La mujer agregó que los agresores querían enterrar vivo a su padre, como parte de un sacrificio, e informó que también se ha denunciado la desaparición del portero de otro colegio administrado por Ramírez Gudiel.

Ante los hechos, la fiscal provincial de Chosica, Priscilla Hinojosa, presentó una denuncia por intento de homicidio contra el director del colegio, Augusto Ramírez Gudiel, quien fue detenido el martes, y contra José Luis Sono Saavedra y Kevin Sono Rojas, los chamanes, que están prófugos.

La fiscal ha solicitado nueve meses de prisión preventiva para los denunciados y ha pedido a la Policía Nacional hacer una inspección en el centro educativo para verificar si existen objetos utilizados en los rituales satánicos, como se denunció.

Tras el escándalo, el colegio San Isidro de Chosica ha publicado un comunicado, en la puerta de la escuela, donde afirma que su director fue víctima de un intento de asalto y que «la peor parte la llevó el profesor Arístides Varas», al negar que haya sido víctima de un ataque en un ritual.

Temas

Lima, Perú