«Bajo presión me pongo chulita»

Amante de los animales.La actriz acudió con 'Rufus Junior', su mascota, para ejercer como jurado en la final de perros pequeños 'Purina One Mini', celebrada en  Madrid./  R. C.
Amante de los animales.La actriz acudió con 'Rufus Junior', su mascota, para ejercer como jurado en la final de perros pequeños 'Purina One Mini', celebrada en Madrid. / R. C.

Marta Torné rueda nueva serie tras su paso por 'MasterChef'.«Soy más tierna de lo que se ha visto ahí», confiesa

ARANTZA FURUNDARENA

Actriz y amante de los animales». Así se define Marta Torné en su cuenta de Instagram. Y no precisamente en ese orden. De niña le gustaba hacer 'play backs' en las reuniones familiares, pero no soñaba con ser artista. «Nunca pensé que podría dedicarme a esto», confiesa. Su sentido protector, en cambio, sí le viene de la infancia. «Siempre quería llevarme algún perrillo vagabundo a casa, pero mi hermana se oponía y jamás lo conseguí». Hace una semana, con motivo del Día Mundial de los Animales, Marta se sacó la espina participando como jurado en la final de perros pequeños 'Purina One Mini', celebrada en el teatro Goya de Madrid bajo el lema 'Como tú solo hay One'. La acompañó para la ocasión su inseparable yorkshire 'Rufus Junior', un perrillo que ya es famoso en el mundo del artisteo.

'Rufus' es el segundo perro de Marta. Es el sucesor de otro yorkshire del mismo nombre que sufría bloqueo traqueal y, tras dos operaciones, acabó muriendo de una insuficiencia hepática causada por los antibióticos. La actriz quería llamar a su nueva mascota 'Bowie', «pero fue inútil, todo el rato nos salía el nombre de Rufus y pasó a convertirse en 'Rufus Junior'». Marta lo lleva a todas partes, hasta a los ensayos... «No solo es mi amigo, es que es amigo de mis amigos. Me encanta que lo conozcan y lo quieran».

Nacida en Barcelona hace 41 años, actriz, presentadora y reportera ocasional, famosa por series como 'El Internado', 'Velvet Colección' y 'El Infiltrado', Torné ha vivido recientemente la experiencia de concursar en 'MasterChef' y admite que ha sido un reto «durísimo». Pese a haberse preparado a conciencia y ser una gran anfitriona, acostumbrada a cocinar para sus amigos, fue expulsada junto a Elena Furiase en la cuarta semana del 'Celebrity 4', que actualmente emite TVE.

«Sigo descartando la idea de ser madre», dice con «sinceridad sin dobleces»

«No he visto ahí la mejor imagen de mí misma -opina-. Pero eso me ha servido para conocerme mejor. Ahora sé que, bajo presión y cuando me siento insegura, quizás por autodefensa, me pongo un poco chulita. No en plan respondona, sino que me hago la fuerte. Aparento más seguridad». Marta se considera a sí misma «mucho más tierna y cariñosa de lo que se me veía ahí. No me he encantado, la verdad, pero es que 'MasterChef' te pone al límite».

«Bajón de defensas»

Pese a su implacable sentido autocrítico («me exijo mucho a mí misma»), la imagen que Torné ha proyectado de mujer sensible, vulnerable y buena compañera la comparten muchos de sus seguidores. Algunos incluso la han escrito para indicarle que la pérdida momentánea de visión que sufrió en un ojo durante la prueba en la que se vio desbordada como capitana «se puede deber a una especie de migraña ocular. Ya había tenido esto alguna otra vez -explica la actriz-, pero siempre han sido episodios leves. En este caso estaba griposa y sufrí un bajón de defensas».

Marta se crió en el popular Guinardó barcelonés de los años ochenta. «Entonces era un barrio bastante chungo -relata-. Había muchos 'skins', heroína... Ahora, en cambio, es una zona estupenda. El descampado donde no nos dejaban jugar de niñas es uno de los mejores parques de la ciudad». Ella era, según recuerda, «una cría muy traviesa, revoltosa e inquieta, pero no mala ni conflictiva. No hacía trastadas. Quería ser siempre el centro de atención y me gustaba hacer bromas y cantar en las fiestas familiares».

Hoy, superada la barrera de los 40, «un punto de inflexión muy 'heavy' porque ves a las nuevas generaciones y sientes que ya no estás ahí», Marta dice encontrarse en su mejor momento anímico, gracias a que, hace más de tres años, decidió cuidar la alimentación y hacer deporte. Practica 'crossfit' a ritmo de 'trap' («el reguetón no me gusta»), siempre con entrenador «porque, si no, soy muy vaga». Y dice sentirse «una persona reforzada, renovada y más centrada que nunca».

En junio de 2015, la actriz se casó con el cineasta Roger Gual, que obtuvo el Goya a la mejor dirección novel en 2002 con la película 'Smoking Room'. «Pero sigo descartando la idea de ser madre», declara con esa «sinceridad sin dobleces» que es marca de la casa. Marta Torné iniciará el próximo lunes el rodaje de una nueva serie de Movistar donde dice tener «un papel pequeño pero muy especial». En los ratos libres lee 'Los asquerosos', de Santiago Lorenzo, y también los programas electorales de los partidos... «Hay que informarse bien a la hora de votar para luego no quejarse», recomienda.