De dónde son los clavellones que se lanzan en la Batalla de Flores de Valencia

Clavellones lanzados en la Batalla de Flores de la Feria de Julio de Valencia./Juan J. Monzó
Clavellones lanzados en la Batalla de Flores de la Feria de Julio de Valencia. / Juan J. Monzó

Para la edición de 2018 se han adquirido 1,5 millones

LAS PROVINCIAS

¿Se imagina un ejército popular armado con una munición de 1,5 millones de unidades? No hay que pensarlo mucho. La Batalla de Flores de Valencia es la lucha más colorista y alegre de las que se celebran en el planeta. Participantes y espectadores 'luchan' lanzándose la simpática munición formada por 1,5 millones de clavellones de colores amarillos y naranjas. ¿De dónde sale tanta cantidad de flor? De muy cerca de Valencia.

Miguel Galán fue el único licitador del concurso público llevado a cabo por el Ayuntamiento de Valencia. El Consistorio paga 59.964 euros por la munición del acto que clausura la Feria de Julio de Valencia. En las últimas semanas se han podido contemplar los campos de Alboraya repletos de estos colores. En el municipio del área metropolitana de la capital se cultivan todos los clavellones que se lanzan en el último domingo del mes de julio.

Para que la munición esté fresca y luzca, los clavellones se recogen lo más tarde posible, como ocurre con la flor de las carrozas que se pincha (de ahí nace el término 'punxà') en la noche de antes de la celebración de la Batalla de Flores de Valencia, que popularmente se conoce como 'Nit de la punxà'.

 

Fotos

Vídeos