Cuba quiere mantener el oro con unas luces a juego con los colores de la falla

Montaje. Instalación de los paneles de luces de Cuba-Literato Azorín. / damián torres
Montaje. Instalación de los paneles de luces de Cuba-Literato Azorín. / damián torres

LOLA SORIANO VALENCIA

Los efectos ópticos y el color serán los protagonistas de las luces de Cuba-Literato Azorín. Anoche la comisión que preside José Juan Giménez desveló el secreto y presentó el proyecto que se ha bautizado como 'kaleidoscopio'.

El maestro italiano de las luces Mariano Light ha preparado una estructura innovadora que no tendrá portalones en la plaza central sino unos paneles. El objetivo es crear un tubo, como el de un caleidoscopio, donde los espejos y la luz consiguen crear formas geométricas de vivos colores. En este caso, el tubo de luces conducirá hasta un rosetón gigante que flotará en la entrada de la plaza y se irán formando figuras geométricas de distintas formas y colores al ritmo de la música.

Como explicó el presidente de Cuba, «Mariano Light ha creado un diseño de luces que sigue la temática de la falla que plantará Vicente Martínez que habla de los filtros de los colores». Como novedad, se reduce el número de bombillas leds, que pasan de las 929.000 a las 160.000, porque se ha apostado por combinarlo con 65.000 pixeles matrix que logra efectos visuales llamativos. Se acompañará de 124 canales de audio; 16 alas laterales y un gran rosetón que tendrá 24 metros de diámetro.

 

Fotos

Vídeos