AULA LP

Victorino Martín: «La tauromaquia es una de las máximas expresiones de la cultura mediterránea»

De izquierda a derecha, Vicente Nogueroles, Nacho Lloret, Victorino Martín, José Luis Benlloch, Toni Gaspar, José María Ángel y Ramón Vilar, en el acto celebrado ayer. marsilla/IRENE
De izquierda a derecha, Vicente Nogueroles, Nacho Lloret, Victorino Martín, José Luis Benlloch, Toni Gaspar, José María Ángel y Ramón Vilar, en el acto celebrado ayer. marsilla / IRENE

El ganadero habla de Valencia como ciudad que «aglutina todas las expresiones» de los festejos con astados

L. G.VALENCIA.

El Ateneo Mercantil de Valencia acogió este martes una nueva edición de la ya tradicional tertulia taurina que cada año en el marco del Aula LAS PROVINCIAS se organiza en vísperas de la feria de Fallas. A la cita celebrada con el título 'El toro es el rey' acudió el ganadero Victorino Martín, quien se refirió a la tauromaquia como «una de las máximas expresiones de la cultura mediterránea». El encuentro en el salón de actos del céntrico edificio reunió a buen número de valencianos aficionados al toro.

Todos siguieron las intervenciones de la mesa redonda en la que, además del ganadero, participaron el presidente de la Diputación, Toni Gaspar; el director general de la Agencia de Seguridad, José María Ángel, y Ramón Vilar, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, tres representantes políticos del PSPV. La mesa la completaban Vicente Nogueroles, presidente de la Federación de Bous al Carrer, y Nacho Lloret, empresario de la plaza de Valencia.

El encuentro, que se encargó de abrir el columnista de este diario Pedro Toledano y moderó José Luis Benlloch, cronista taurino de LAS PROVINCIAS, arrancó con la intervención del ganadero, quien tras recordar la figura de su padre se refirió a Valencia como «referencia», además de definir la ciudad como «la capital del toro en la calle, el nexo de unión de la cultura taurina». A su juicio, ello es importante porque ayuda a evitar el avance de «lo que quieren algunos», que es «divide y vencerás porque persiguen acabar con todas las expresiones del toro».

En su intervención, el ganadero habló del «animalismo como un movimiento urbanita y anglosajón. Se hace desde las ciudades y con una mentalidad ajena al sistema mediterráneo». Tras pronunciar estas palabras, recalcó que «el toro es un componente mediterráneo. Está presente en la pintura rupestre, en Mesopotamia, Creta, en todo. Una de las máximas expresiones de la cultura mediterránea es la tauromaquia, el juego del hombre con el toro». Martín, además, defendió el papel del hombre rural porque «es el que hace que el campo esté como esté, el que ayuda a que el ecosistema esté en equilibrio, si no vendrá un lobo o una pandemia que acabe con todo».

El empresario Nacho Lloret recalcó la idea de unidad a la hora de contemplar los distintos espectáculos que cuentan con astados. Dijo que a Valencia «la ven como el eje de la unidad del toro en la calle, en la plaza, de la defensa a ultranza de nuestra cultura mediterránea». Desde ahí, apuntó que ha sido obligación «dar un contenido a todo ello, poner un escenario que sea reconocible». Recordó que este es un año electoral en el que «la tauromaquia se juega mucho» y defendió la importancia de «incentivar» con actos el acercamiento de público.

Vicente Nogueroles centró sus palabras en los aficionados para destacar que también «tienen obligaciones» y recordó el «inmovilismo» que en otros años se sufrió. Hizo hincapié en que los amantes de estos festejos «tenemos la obligación de defender lo nuestro poniendo los ingredientes necesarios para que todos podamos crear un equipo que nos dé la capacidad necesaria para poder reivindicar nuestra fiesta».

Siguieron después las intervenciones de los representantes de la Administración. El primero en intervenir fue el concejal Vilar, quien se sumó a las palabras del ganadero poniendo el acento en que «la cultura mediterránea y del toro son indisolubles». El responsable municipal elogió también el mundo rural.

También José María Ángel defendió el carácter de la tauromaquia como «parte de la cultura española». Citó en su intervención la presencia del toro en el trabajo creativo de Goya, Bergamín o Picasso.

Ángel reiteró en distintas ocasiones que en la Comunitat el «toro goza de buena salud». Fue Toni Gaspar el último en hablar. Dejó sobre la mesa una reflexión sobre el papel de los políticos, que tienen que «gobernar para todos», y en referencia a las cuestiones que afectan al mundo del toro afirmó que «sobran los que quieran apropiarse de esto».

Al salón de actos del Ateneo asistieron el presidente del consejo de Administración de Federico Doménech, Gonzalo Zarranz; el director general de LAS PROVINCIAS, Fidel Pila, y el jefe de Opinión, Pablo Salazar. Entre los rostros conocidos del ámbito taurino se pudo a ver a Fernando Carbonell, médico de la plaza de toros; los matadores Santiago López y Julián García, así como el decano de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Católica, Antonio Montoliu.

Fallas 2019