Foro Bbva Claves Para La Digitalización

Ser más competitiva y crecer, objetivos de la empresa valenciana

El salón de actos de la Cámara de Comercio de Valencia presentó un lleno absoluto . /irene marsilla
El salón de actos de la Cámara de Comercio de Valencia presentó un lleno absoluto . / irene marsilla
La digitalización y la internacionalización se plantean para BBVA como una necesidad con el fin de que las compañías sean más rentables
J. F.Valencia

Con el objetivo de acompañar a las empresas valencianas en su día a día, ayudando en sus necesidades y sus decisiones estratégicas, BBVA organizó este lunes, en colaboración con LAS PROVINCIAS, un foro en la Cámara de Comercio de Valencia. La convocatoria, que despertó un enorme interés y dejó sin butacas el salón de actos, sirvió para hablar de temas de interés como la digitalización y la transformación digital, la internacionalización, el acceso a la financiación, los nuevos productos digitales para empresas y los casos de éxito de empresas valencianas.

Intervinieron David Conde, director Territorial Este de BBVA; Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research; Francisco Gavilán, presidente y director general de Nunsys; Jon Fatelevich, fundador de Cirkuit Planet España; Cristina Domínguez, directora de Negocio en Banca de empresas y Corporaciones en la Regional Este de BBVA; y Alberto Cano, director de Zona BBVA Valencia Centro.

David Conde abrió el foro señalando dos ideas que iban a centrar las intervenciones: la mejora de la productividad y de la eficiencia empresarial. Aludió a las cifras de crecimiento del PIB de 2018, según previsiones de BBVA Research, que para la Comunitat Valenciana son de 2,7% y que para 2019 se prevé sea del 2,3%. «Siguen siendo unos datos positivos pese a las advertencias de desaceleración; y en paralelo, la economía mundial crecerá un 3,7 y un 3,6%, respectivamente, lo cual nos obliga a mirar al exterior», señaló. Apuntó algunos retos como seguir aumentando la cuota de clientes, conseguir gente que nos recomiende y ganar tamaño. Y por último abrirse a los mercados, salir fuera», afirmó.

Tres mensajes

Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, abrió su ponencia enunciando tres mensajes. El primero que la digitalización e internacionalización «es una palanca para corregir desequilibrios, en nuestro caso como las altas tasas de paro, la baja productividad y el envejecimiento de la población». El segundo, que «España y la comunitat Valenciana necesitan avanzar en facilitar los cambios en regulación que permitan ganar tamaño». Y el tercero, «el reto principal para impulsar la digitalización será el desarrollo de instituciones, la inversión en capital físico y humano que permita corregir la desventaja digital».

Arriba: Foto de familia de los ponentes y participantes en la jornada. Izquierda: Fidel Pila, José Vicente Morata y David Conde. Derecha: Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research. / Irene Marsilla

Respecto al primer punto, Cardoso señaló que si pudiéramos eliminar esa diferencia en la tasa de paro respecto a las sociedades más desarrolladas, «reduciríamos hasta en un 50% la brecha que existe en renta per cápita respecto a las economías más ricas». «La brecha de la renta per cápita entre España y Estado Unidos se mantiene casi intacta a lo largo de los años debido a las altas tasas de paro. De igual forma, nuestra baja productividad es un 20% inferior a las de países punteros como Alemania».

Por otra parte, Cardoso señaló que el envejecimiento de la población «limita el crecimiento del consumo interno puesto que hablamos de un perfil de personas que ahorran para garantizar su jubilación, por lo que el crecimiento de las empresas vendrá por el acceso a otros mercados». «El reto es lograr que el sector exterior sea el motor de la economía española. La Comunitat Valenciana tiene un nivel de internacionalización similar al de España, lo que significa que se parte de una buena base. La conectividad de las empresas es importante para que crezcan compañías en un mismo entorno. Luego está la complejidad, que es lo que se aporta en valor añadido, algo que también cumplen las empresas valencianas», añadió. «Para exportar se necesita tamaño, puesto que un incremento de un 1% en dimensión aumenta un 5% las posibilidades de exportar. Las empresas más grandes son más productivas porque permiten el aprovechamiento de las economías de escala», aseguró Cardoso.

«¿Qué nos impide crecer? La mala regulación que degenera en corrupción y que impide que una empresa avance. Los subsidios que protegen a un sector de la competencia, como ocurre con el comercio local, también impiden que haya crecimiento». También citó Cardoso que en algunas empresas, cuando se llega a 50 empleados «se renuncia a seguir creciendo ante la obligatoriedad por ley de que haya un comité de empresa. Otro factor que incide es la elevada dependencia de las pymes en la financiación bancaria. Esta falta de diversificación resulta negativa y es un foco de vulnerabilidad. La temporalidad es otro factor desincentivador, ya que disminuye la inversión de las empresas en formación». Para el economista jefe de BBVA el tema del capital humano es muy importante, así como cultivar la meritocracia y abolir el 'amiguismo'.

«La digitalización es necesaria para abrir nuevos mercados, ofrecer nuevos bienes y servicios, tener nuevos métodos de producción, cambios en los factores productivos y en la organización y gestión de la empresas. Estos cambios tienden a crear más trabajo del que destruyen y no generan un desempleo estructural en la economía. El crecimiento del comercio electrónico, por ejemplo, se ha mantenido constante incluso en los años de crisis», dijo Cardoso.

«Según el índice de digitalización que emplea BBVA, España está en una zona media pero por encima de países como Italia o Portugal. Y la Comunitat Valenciana un poco por debajo de esa media», dijo Miguel Cardoso cerrando su intervención.

Casos de éxito

En el denominado bloque 'Casos de éxito, visión de futuro' abrió el turno Francisco Gavilán, director general de Nunsys, quien señaló que la digitalización de una empresa tiene actualmente «un retorno casi inmediato. Es algo muy tangible porque hablamos de una rentabilidad que se nota en menos de dos meses». «La tecnología se ha democratizado. La información ayuda a la toma de decisiones. Pero a veces los fracasos también son importante como cuando nosotros nos fuimos a Perú para ofrecer los mismos servicios que ofrecemos aquí y no funcionó. En cambio en Costa Rica ha sido un éxito total», aseguró.

Jon Fatelevich, fundador de Cirkuit Planet, también contó su caso particular. «Nosotros fabricamos teclados, altavoces, cascos y ratones de ordenadores en Argentina y vimos que competir con China era absurdo si no buscábamos algo exclusivo. Así que el Boca Juniors nos permitió que fabricáramos nuestros productos con su escudo e hicimos diez contenedores de los que no vendimos ni uno. La parte buena es que la Disney nos llamó interesándose por el producto y nos permitió hacerlo sin pagar la licencia. Los vendimos todos en una semana», afirmó.«Ahora estamos en 90 países y trabajamos mucho con bases de datos, ya que la tecnología actual permite hacer prospecciones de mercado mediante las redes sociales sin correr riesgos. Yo tengo un lema que es 'fracasa rápido, fracasa barato y vuelve a intentarlo'», concluyó.

Cristina Domínguez, directora de Negocio en Banca de empresas y Corporaciones en la Regional Este de BBVA, señaló que BBVA está internacionalizado dese hace mucho años «y ayudamos a internacionalizarse a nuestros clientes hablando desde nuestra propia experiencia y poniendo nuestra amplia red internacional a su disposición», dijo.

Domínguez subrayó que cada país tienen unos coordinadores internacionales con protocolos de actuación homogéneos para que los clientes tengan la mejor experiencia cliente en sus procesos de expansión internacional y que ayudan a la coordinación entre las diferentes geografías con legislaciones y costumbres distintas.

Sobre Aval Box y One View Domínguez subrayó que se trata de productos digitales «sorprendentes que le hacen más fácil el día a día de las compañías».

Avalbox es una plataforma que permite la digitalización del aval, tradicionalmente manual en la banca. Avalbox permite por primera vez en España solicitar, presentar y consultar avales de forma 'online' evitando desplazamientos físicos y con garantía de autenticación por un tercero de confianza, la FNMT. «Hemos dado solución a una clara demanda de las empresas: la necesidad de solicitud y presentación de avales para su tráfico comercial de una forma ágil y simplificando un proceso que, hasta ahora, era sólo presencial», dijo Cristina Domínguez.«Y hace unas semanas lanzamos nuestro One View porque sabemos que en la empresas no hay tiempo que perder y con One View podrán ahorrarse horas de gestión». «En la primera semana de lanzamiento, los resultados están siendo sorprendentes pues ya se ha realizado el onboarding del 20% de los clientes que nos habíamos marcado como reto incorporar al producto antes de final de año», concluyó Domínguez.

Modelo de gestión

Sobre la tecnologia aplicada a la banca, Alberto Cano, director de Zona BBVA Valencia Centro, afirmó que en BBVA «hemos desarrollado un modelo de gestión, basado en tecnología 'big data' y soportado en herramientas de riesgos, que nos permite ofrecer límites de crédito a 170.000 empresas y pymes no clientes, con periodos de respuesta muy cortos y sin prácticamente trámites. En este sentido, tenemos disponibles 30.000 millones de euros para pymes no clientes de BBVA, a los que pueden acceder de forma rápida y sencilla gracias a este nuevo modelo. En Comunitat Valenciana tenemos limites ya asignados y listos para disponer para casi 19.000 empresas no clientes y más de 3.000 millones de euros para disponer esos no clientes», aseguró.

Cano añadió que también se cuenta con herramientas digitales sencillas y de gran usabilidad para los clientes, «como Click&Pay, que les permite hacer disposiciones de préstamos sobre un límite específico y sin tener que desplazarse a la oficina». «En lo que va de año, Click&Pay ha facturado más de 1.000 millones de euros, en su mayoría a través de canales digitales. Hasta julio, el 77% de las disposiciones se llevó a cabo por estos canales. A finales de este año el 80% de las necesidades financieras de una empresa, cliente de BBVA, estará cubierta en digital», dijo.

El presidente de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata, clausuró el acto corroborando que la digitalización de las empresas valencianas es una necesidad. «Sólo hay que darse una vueltas por el mundo para ver a qué velocidad tan tremenda se está evolucionando. Posibilidades aquí las tenemos todas, pero debemos adaptarnos a estas tecnologías que están al alcance de todos para ir más rápido. La Cámara está para ayudar y, como siempre decimos, hacer más fácil los dificil», concluyó.

Francisco Gavilán, Cristina Domínguez, Jon Fatelevich, Alberto Cano y Carmen Bort.
Francisco Gavilán, Cristina Domínguez, Jon Fatelevich, Alberto Cano y Carmen Bort. / Marsilla

Fotos

Vídeos