Ribó reclama al Puerto que se evalúe el impacto ambiental de la futura terminal

Un camión transporta un contenedor dentro del puerto Valencia/Reuters/Heino Kalis
Un camión transporta un contenedor dentro del puerto Valencia / Reuters/Heino Kalis

La entidad que preside Aurelio Martínez asegura que las nuevas obras cuentan con los permisos que obtuvo en 2007 para la ampliación norte

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

Nuevo choque entre el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el Puerto a cuenta de la ampliación de las instalaciones del Grao. Ribó, abiertamente contrario al proyecto de acceso norte submarino que plantea la Autoridad Portuaria de Valencia, exigió ayer una evaluación de impacto ambiental de la futura terminal de contenedores de la ampliación norte y en la que TIL, filial de MSC, prevé invertir 1.011 millones.

Ribó, en declaraciones a À Punt Radio, remarcó que «se ha de cumplir estrictamente la normativa medioambiental y si es necesario introducir una declaración de impacto ambiental en las obras del puerto –que creo que lo es, apostilló–, se ha de hacer». «Sin más», zanjó.

Con esa exigencia de medir el impacto ambiental del proyecto, el alcalde pretende, «por un lado, cumplir normativamente con la legislación vigente, y por otro, principalmente, salvaguardar los intereses de la ciudad y sus vecinos», incluidas las costas del término municipal y su calidad ambiental, según precisaron fuentes de Alcaldía.

Desde la Autoridad Portuaria de Valencia, por su parte, replicaron a Ribó que esas actuaciones están cubiertas por la declaración de impacto ambiental que obtuvo en 2007 para las obras de la ampliación norte, inauguradas en abril de 2012.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, aseguraron que las futuras obras cuentan con todos los permisos y autorizaciones pertinentes y que, además, se desarrollan en aguas del puerto y generarán un impacto ambiental menor al que se preveía.

Desde la institución que preside Aurelio Martínez insistieron en que «no hay nada que genere impacto fuera del puerto» y remarcaron que todas las actuaciones están cubiertas por los permisos de 2007. Por este motivo, las mismas fuentes indicaron que el Puerto sigue adelante con sus planes, que actualmente pasan por acondicionar la zona antes de que TIL comience sus inversiones.

«Dispendio sin sentido»

Respecto al acceso norte, Ribó defendió que «el único acceso norte sobre el que se ha de trabajar es un acceso ferroviario» y «si hace falta alguna zona intermodal, en Sagunto hay muchos terrenos», por lo que urgió a «acelerar las obras del túnel pasante para no saturar Serrería».

Al respecto, desde su departamento argumentan que «no tendría ningún sentido un dispendio de centenares de millones de euros para una infraestructura que dentro de pocos años estará obsoleta», dada la tendencia global a sustituir el transporte de mercancías en camión por el tren.

«Valencia no puede ni debe quedarse atrás. Por eso, el único acceso posible debe ser por el túnel de Serrería, estableciendo una estación intermodal en el Port de Sagunt. Para ello, deben acelerarse las obras del túnel pasante, precisamente para no saturar Serrería», sostienen desde Alcaldía.

Desde el departamento que dirige Ribó recalcan que es el propio Ministerio de Fomento, del que depende el Puerto, «el que debe acometer de una vez por todas las obras para el soterramiento de vías y la apertura del túnel pasante». Por este motivo, exigen que «Valencia sea una prioridad».

Tasa turística «perfectamente razonable»

En otro orden de cosas, el alcalde defendió la implantación de una tasa turística como algo «perfectamente razonable» para que los turistas costeen parte de los gastos de limpieza o seguridad que generan en la ciudad, y que «permitiría controlar mejor los apartamentos turísticos».

Los transportistas prevén un colapso en el recinto tras el festivo de hoy

Las terminales de contenedores del puerto de Valencia permanecerán inactivas hoy, con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen. No obstante, empresas y transportistas trabajarán con normalidad aunque no puedan coger ni dejar mercancía en esas terminales y, de ahí, que la Asociación de Empresas de Logística y Transporte de Contenedores (ELTC) solicitase adelantar dos horas la apertura mañana para «evitar colapsos».

Desde el Puerto, que actuó como intermediario, les trasladaron la negativa de las terminales a abrir a las seis de la mañana, y no a las ocho, porque «no pueden asumir ese cambio horario».

Los transportistas de contenedores expresaron su malestar y auguraron «un día complicado, provocando largas colas, retrasos o el cierre de los accesos» por lo vivido en festivos locales y otras situaciones que solo afectan a parte de la comunidad portuaria.

«No tiene ningún sentido que, conociendo de antemano la problemática y teniendo la posibilidad de paliar una situación de caos, los responsables no puedan (o no quieran) hacer nada por solucionarlo», sentenciaron.