Un coche eléctrico por menos de 10.000 euros

Un coche eléctrico en una feria automovilística de Pekín. /AFP
Un coche eléctrico en una feria automovilística de Pekín. / AFP

Un fabricante chino lanza una línea de automóviles enchufables baratos

BLANCA SÁNCHEZ

Poco a poco, los coches eléctricos van haciéndose un hueco en el mundo automovilístico. Un avance que ya no sitúa al petróleo como única fuente de energía del motor, lo que supone un progreso en el camino por instaurar turismos no contaminantes.

Su consolidación es, pues, más que una realidad en el mercado del motor. En el panorama nacional, según los últimos datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) las matriculaciones de vehículos eléctricos han ascendido a 13.882 en el cómputo del año 2018.

A pesar de este espacio que el coche eléctrico se va labrando en España, no es una tendencia mayoritaria. En el caso del territorio valenciano, únicamente 621 de los 146.194 vehículos matriculados en la Comunitat el año pasado son enchufables. Los conductores, aunque desearían estar al volante de uno de estos vehículos ecológicos, optan por uno de diésel o gasolina por los elevados precios de estos turismos.

No obstante, la posibilidad de adquirir un coche eléctrico a un precio considerable existe. Conducir uno de estos vehículos y a un precio 'low cost' no es incompatible gracias a la iniciativa de una empresa de China.

Sí, el gigante asiático lo ha vuelto a hacer. Un fabricante ha lanzado una línea de automóviles ecológicos cuyo precio se sitúa entre los 60.000 y 78.000 yuanes, cantidades que, traducidas a euros, oscilan entre los 7.600 y 10.000 euros.

Estos coches que en pocas semanas podrán verse circulando por las carreteras de las ciudades chinas son una realidad que, tal y como ha anunciado la empresa responsable Great Wall Motors, planea saltar al asfalto europeo dentro de un año. Así, si cumplen con sus objetivos, en 2020 el mercado europeo podría contar con la marca Ora R1.

Otra de las características del producto que lo hacen novedoso es la opción de encendido automático a través de un sistema de reconocimiento de voz. Los conductores deberán deshacerse del habitual gesto de introducir la llave de contacto, puesto que el modelo no precisa de una. Basta con pronunciar la frase: «Hola, Ora» al sentarse y el automóvil se pondrá en marcha. En cuanto al resto de prestaciones, este coche eléctrico chino presenta una autonomía de 350 kilómetros y un motor de 35 kW, que permite alcanzar los 100 kilómetros por hora.

Más sobre coches eléctricos

 

Fotos

Vídeos