Coches eléctricos: motivos para comprarlos y para no hacerlo

Un usuario de un coche eléctrico en un punto de recarga /LP
Un usuario de un coche eléctrico en un punto de recarga / LP

De cada 100 vehículos vendidos, uno es eléctrico | Este tipo de coches va ganando peso en el mercado del motor, poco a poco

BLANCA SÁNCHEZ

Poco a poco, los coches eléctricos van haciéndose un hueco en el mercado del motor. Pero este espacio que van labrando, lentamente, aún no ha conseguido cambiar la tendencia: de cada 100 vehículos que se venden en España, tan solo uno es eléctrico.

Tal y como han reconocido los conductores, la gran mayoría (un 78% siendo exactos, según una encuesta realizada por la compañía Alphabet) desearía estar al volante de un coche eléctrico en sus desplazamientos habituales, aunque solo un pequeño porcentaje - el 6% de los usuarios- ha llegado a conducirlo.

Estos datos llevan a pensar que todavía le quedan al petróleo varios años como principal fuente de energía para el motor de los vehículos y que, de momento, no le va a dar paso a la electricidad.

Ante esta realidad, la producción de la mayor parte de los fabricantes responde a las necesidades del mercado. Por tanto, producen, en su mayoría, vehículos con motores diésel y gasolina. Además, para los conductores, los coches eléctricos no son todavía una realidad por los siguientes motivos:

1. Elevado precio

2. Autonomía limitada de la batería

3. Escasez de puntos de carga

4. Averías, especialmente de la descarga de la batería

No obstante, los propios fabricantes son conscientes de que la convivencia con vehículos eléctricos e híbridos será evidente en un futuro cercano. ¿Qué ventajas presentan estos coches para convencer al conductor de su adquisición o cambio?

1. La autonomía actual llega a los 350 kilómetros

2. Existen varios puntos de recarga disponibles en las ciudades españolas, aunque no está todo el territorio cubierto.

Es posible encontrarlos en centros comerciales, aparcamientos públicos y estaciones. Además, existe la posibilidad de colocar uno en el domicilio del usuario. En España hay más de 3.800 puntos de recarga eléctrica repartidos por todo el territorio.

No obstante, no son suficientes y aunque en Valencia haya en marcha varias iniciativas para aumentar estos puntos, queda camino por recorrer. De hecho, los intentos de instalar los coches eléctricos de alquiler se encuentren, de momento, frenados.

3. La aplicación de las nuevas normativas insta al cambio

Cada vez son mayores las iniciativas que promueven un acceso al centro urbano de vehículos de emisiones cero y los coches eléctricos son los que se adaptan a estas normativas, por lo tanto, cuando estas lleguen a aprobarse, su venta se disparará.

Como con cualquier otro turismo, es necesario revisar el vehículo con frecuencia, pero ha de ser en un taller certificado para manipular vehículos eléctricos. Además, se debe controlar y asegurarse de dónde se encuentran localizados los puntos de carga, especialmente, si se realiza un viaje largo.

Más sobre coches eléctricos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos