Ford dispara las alarmas en Almussafes al plantear llevarse a Turquía sus furgonetas

Modelos de furgoneta Ford F-150 y Transit Z50, en el Salón del Automóvil de Detroit 2019. /EFE
Modelos de furgoneta Ford F-150 y Transit Z50, en el Salón del Automóvil de Detroit 2019. / EFE

La firma deja en el aire un 28% de la producción valenciana tras el acuerdo con Volkswagen sobre vehículos comerciales

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La negociación entre Ford y Volkswagen para el desarrollo conjunto de vehículos comerciales había alumbrado la esperanza entre los proveedores de la planta valenciana de que Almussafes fuera el escenario para consumar el acuerdo. Sin embargo, la elegida ha sido finalmente la planta que la firma del óvalo tiene en Turquía, Ford Otosan, según fuentes de la compañía. Si en Valencia se pensaba que podía pesar el ensamblaje de la Transit Connect, los otomanos han puesto sobre la mesa su especialización en este tipo de vehículos (la Transit incluida) y el ser reconocidos por la compañía entre sus mejores centros del mundo.

Es más, lo que Ford no haga en Otosan, no lo hará en ningún otros sitio de Europa, ya que sacará de catálogo el resto de modelos comerciales para que los haga Volkswagen, y los alemanes harán lo mismo. Concretamente, los dos grupos han alcanzado un acuerdo de colaboración a través del que prevén lanzar conjuntamente en 2022 su primera camioneta ('pick-up', en la terminología del sector) para su comercialización en todo el mundo 'made in Turkey'. Además, el acuerdo, que se ha hecho público con un comunicado remitido desde Detroit, contempla estudiar que se amplíe la cooperación a todo tipo de furgonetas, por si había alguna duda de que Almussafes quedara fuera de juego en este segmento en el caso más que probable de salir adelante.

Las dos compañías se repartirán categorías: lo que no vaya a Otosan lo harán los alemanes

Al tiempo, las dos partes estudian que Ford desarrolle y fabrique furgonetas de mayor tamaño para el mercado europeo (en las que Turquía es ejemplar y recibiría el encargo), mientras que Volkswagen podría desarrollar y ensamblar una furgoneta urbana. Las dos firmas estiman que la demanda de furgonetas y 'pick-ups' se incremente en todo el mundo en los próximos cinco años, por lo que señalaron que esta alianza les permitirá compartir costes de desarrollo, así como capacidad de fabricación y controlar la competitividad en el mercado de sus modelos.

El nuevo planteamiento deja en el aire un 28% de la carga de trabajo actual de Almussafes, ya que ese es el porcentaje que correspondió a la Connect en 2018, 109.957 unidades que ocupan a unos 1.600 trabajadores de la factoría. En todo caso, fuentes de la empresa advierten que esto no significa que el personal no pueda ser reorientado a la producción de otros modelos que pudieran llegar para poder rentabilizar la inversión de más de 2.000 millones que se hizo en Valencia entre 2011 y 2015 para hacer unidades de mayor tamaño.

En su contexto

2022
Fecha prevista para poner en el mercado su primera camioneta ('pick-up') producida conjuntamente entre Ford y Volkswagen para su comercialización en todo el mundo. Los resultados de este acuerdo se espera que den resultado un año más tarde.
1.600
Empleos vinculados a la producción de la Transit Connect en la planta valenciana de Almussafes. Fuentes conocedoras del proceso estiman que este personal tendrá que destinarse a otros modelos, si se consuma el traslado y el centro recibe nuevos encargos.
Una planta expectante
La instalación valenciana de Ford no se ha incluido entre las afectadas en la primera oleada de ajustes que ha anunciado la firma del óvalo en Europa y que están protagonizando Alemania, Francia e Inglaterra. En todo caso, su turno se espera para la primavera.
Proveedores en ascuas
El ejército de proveedores de la empresa automovilística en Valencia, que generan unos 27.000 empleos directos, siguen el proceso con inquietud. Actualmente, la práctica totalidad está en ERE temporal o con otras medidas de ajuste para encajar el que ya tiene en marcha Ford desde el 9 de noviembre y hasta el 31 de enero.

De hecho, las dos corporaciones estiman que esta colaboración tenga un impacto positivo sobre sus resultados desde 2023, a través de economías de escala y sinergias. Específicamente, Ford desarrollará y fabricará 'pick-ups' de tamaño medio para las dos empresas que se comercializarán dentro de tres años.

El anuncio de este acuerdo estaba previsto desde hace unos días, coincidiendo con la celebración del Salón del Automóvil de Detroit, pero hasta la víspera se apuntaba que iba a ser más ambicioso, incluyendo el desarrollo conjunto de vehículos eléctricos, de conducción autónoma y servicios de movilidad. En este punto, los proveedores de la planta de Almussafes destacan que la valenciana es la única de Europa que produce híbridos, por lo que estaría mejor situada que otros rivales para ganarse el favor de la multinacional.

Otosan, el rival turco de la planta valenciana y modelo mundial

Fundada en 1959, Ford Otosan es el resultado de la unión de Ford Motor Company y la compañía turca Koç Holding. Actualmente supera las cifras de Almussafes hasta en sus mejores tiempos: 11.000 trabajadores, 440,000 vehículos comerciales producidos y 75.000 cabezas tractoras, y 140.000 motores en 2017. Formada por tres plantas especializadas según el tipo de producto, es el centro de producción de vehículos comerciales más grande de Ford en Europa. Además, la compañía le ha reconocido entre los Mejores Centros de Producción de Vehículos en el mundo.

Sin embargo, esta es la pata que cojea en el acuerdo, según fuentes conocedoras del proceso, y a punto ha estado de posponer el anuncio de alianza. Finalmente, la noche del lunes al martes se suspendió la rueda de prensa y ambas compañías acordaron emitir un comunicado conjunto. En este documento se apunta que hay un principio de acuerdo para la investigación conjunta en el campo de la conducción autónoma, de los servicios de movilidad y de los vehículos eléctricos, pero no se llega más lejos.

La dos compañías también apuntan que han empezado a explorar diferentes posibilidades y han manifestado su disposición a considerar programas de vehículos adicionales en el futuro, aunque los dos equipos seguirán trabajando para ofrecer detalles más adelante. En todo caso, Ford ya ha trasladado que su voluntad es ofertar versiones eléctricas de todos sus coches en Europa, un horizonte para el que no ha puesto fecha.

Más sobre Ford Almussafes

 

Fotos

Vídeos