Lladró anuncia nuevos despidos a los dos años del cambio de propietarios

Empleados en las instalaciones de Lladró en Tavernes Blanques. /Irene Marsilla
Empleados en las instalaciones de Lladró en Tavernes Blanques. / Irene Marsilla

La firma negociará un ERE de extinción que afectará a trabajadores de todo el grupo mientras sigue vigente el expediente temporal en producción

I. Herrero
I. HERREROValencia

Malos tiempos para la emblemática firma de porcelana decorativa Lladró, que anunció ayer a los representantes sindicales la inminente apertura de negociaciones para acometer «un procedimiento de despido colectivo» que afectará a las cuatro empresas del grupo, sin querer precisar de momento a cuántos de los cerca de 600 trabajadores que tiene la compañía afectará.

Cabe recordar que los cerca de 270 empleados del área de producción ya se encuentran inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) desde el pasado mes de octubre, vigente hasta finales de marzo de 2020. En enero, además, prejubilaron a las 19 trabajadoras de más edad del área de producción, el máximo sin tener que abrir negociaciones sindicales

Cuando se cumplen poco más de dos años del cambio de propietario, con la venta de la enseña fundada por los hermanos Juan, José y Vicente Lladró al fondo PHI Industrial, desde la firma valenciana trasladaron a los miembros del comité de empresa y secciones sindicales «la necesidad de abrir un periodo de consultas y negociación para la realización de un procedimiento de despido colectivo». Hace dos años, ya prescindió de 268 empleados, un 38% de la plantilla, repartidos entre 191 en Porcelanas Lladró, 44 en Arte y Porcelanas y 33 más en Daisa.

Desde Lladró señalaron que ese nuevo ajuste afectará a las cuatro empresas que conforman el grupo, Porcelanas Lladró, Arte y Porcelana, Daisa y Lladró, sin detallar la distribución de los ajustes planteados.

La firma argumenta que «en un entorno en que resulta imprescindible mejorar la competitividad de la compañía, se hace necesario reorganizar el trabajo y ser más eficientes a nivel operativo». Con este objetivo, en un plazo máximo de siete días quedará constituida la comisión negociadora del ERE y el próximo lunes se iniciará el preceptivo periodo de consultas de un mes para acometer ese ajuste laboral.

A falta de conocer el alcance de un despido colectivo que mantiene en vilo a los cerca de 600 empleados del grupo, se da por sentado que el despido colectivo se aplicará en paralelo al ERTE vigente en las áreas productivas, englobadas en Porcenalas Lladró, Arte y Porcelana, y Daisa. Los nuevos ajustes también abarcarán a la mercantil Lladró SA, que se encarga del área comercial y administrativa de la empresa.

El ajuste mantiene en vilo a los 600 empleados de la enseña, que prescindió de 268 personas hace dos años

El anuncio de otro ERE llega apenas un mes después de que Lladró agrupase los días de aplicación del ERTE vigente en ese mes con el argumento de que, de ese modo, podría atender el pico de producción que esperaba a partir de marzo con los pedidos de sus novedades. Con esa medida, pretendía no almacenar más producto y acompasar la oferta a la demanda, con el compromiso de invertir en creatividad, marketing, apertura de nuevos canales y desarrollo de líneas de producto.

Ajustes laborales en Lladró

Temas

Lladró