El Grupo Dulcesol se transforma en Vicky Foods para asaltar los mercados internacionales

El consejero delegado de Vicky Foods, Rafael Juan./Txema Rodríguez
El consejero delegado de Vicky Foods, Rafael Juan. / Txema Rodríguez

«En 2019 pensamos repetir el crecimiento del 3% del pasado ejercicio y esperamos superar los 352 millones de euros de facturación», ha señalado Rafael Juan, consejero delegado del 'holding' empresarial

EUROPA PRESSValencia / Madrid

Grupo Dulcesol se transforma en Vicky Foods, un nuevo 'holding' empresarial que aglutinará todas sus marcas y sociedades para 'asaltar' los mercados internacionales, poniendo el foco en su crecimiento para los próximos años en impulsar su presencia en Estados Unidos y China.

En concreto, la constitución del grupo, que continuará siendo 100% familiar, supone la reestructuración de las categorías que tiene. Así, Vicky Foods estará formada por Dulcesol, que engloba toda su bollería, pastelería y pan; Be Plus, orientada a productos sanos y saludables y que incluirá 'smoothies', ensaladas, cremas o una nueva línea infantil; y Hermanos Juan, la gama de bollería y pan congelada destinada a la hostelería y el canal alimentación.

El consejero delegado de Vicky Foods, Rafael Juan, ha explicado que este cambio es la «respuesta adecuada a los nuevos retos y a los cambios» y con un nombre que rinde homenaje a Victoria Fernández, cofundadora del grupo e impulsora de su crecimiento. «Es el nombre cariñoso con el que mis hijos llaman a su abuela», ha explicado.

«Vicky Foods nace con el objetivo de mostrar la nueva realidad de nuestro grupo empresarial multimarca y multicategoría enfocado en nuevos sectores de alimentación ligados a una nutrición saludable e innovadora y que cubra las nuevas necesidades de los consumidores», ha subrayado.

En la actualidad, el grupo está presente en 50 países y el 16% de la facturación (58 millones de euros) procedió en 2018 de mercados internacionales. «Nuestro objetivo es seguir creciendo sobre todo fuera. Será nuestro principal motor de crecimiento y esperamos alcanzar un incremento del 30% en pocos años. Queremos crecer en los mercados donde tenemos más presencia como Marruecos, Argelia, Francia o Inglaterra», ha señalado.

Sin embargo, el consejero delegado de la compañía ha subrayado que el foco estará puesto en crecer en Estados Unidos y China, donde abrieron una oficina el pasado año. «Sos dos mercados que cobrarán mucha importancia en los próximos años y donde queremos ser proactivos», ha avanzado.

Prevé invertir 190 millones en los próximos años

Rafael Juan ha reiterado que la innovación, que supone ya el 10% de las ventas, será la «principal palanca de crecimiento» de la compañía y apuesta por invertir para impulsar su crecimiento. «En los últimos cinco años hemos invertido 190 millones de euros, 49 de los cuales fueron en 2018. En los próximos cuatro años invertiremos en torno a los 150 millones de euros, poniendo el foco en la I+D+i con productos como los pastelitos 3D o la bollería con micro algas», ha subrayado.

El directivo ha confirmado que el 'holding' no descarta crecer mediante adquisiciones y centra estas operaciones para impulsar la línea Be Plus. «Compraremos empresas que encajen en nuestro modelo. Así, acabamos de adquirir Ecoiberope, una 'startup' que nació en Alzira, especialista en producir productos ecológicos y veganos. Se ha incorporado y vamos a desarrollar nuevas marcas para los productos eco«, ha subrayado, al tiempo que ha precisado que esta operación ha sido por debajo del millón de euros.

Respecto a su relación con Mercadona, Rafael Juan ha recordado que siguen siendo proveedores, ya que les fabrican magdalenas y pastelitos en determinadas zonas de España. «Nunca hemos dejado serlo, lo que dejamos en 2008 es de ser su interproveedor. Fue una decisión difícil, pero si miramos hacia atrás no nos ha ido tan mal. Mercadona es un 'player' muy importante en España y pretendemos continuar con nuestra relación con ellos», ha recalcado.

El Grupo Dulcesol cerró 2018 con una facturación consolidada de 335 millones de euros, lo que representa un aumento del 3% en relación a la cifra del año pasado, y una producción de 150.400 toneladas.

«Somos la primera empresa en España de bollería y pastelería. En 2019 pensamos repetir el crecimiento del 3% del pasado ejercicio y esperamos superar los 352 millones de euros de facturación«, ha señalado Rafael Juan.