Los empresarios temen la descoordinación y el auge de posturas radicales en el Consell

Celebración ayer de la VI Jornada de Turismo de Benidorm, organizada por AVE, CEV, Cámara Alicante y la patronal hotelera Hosbec. /LP
Celebración ayer de la VI Jornada de Turismo de Benidorm, organizada por AVE, CEV, Cámara Alicante y la patronal hotelera Hosbec. / LP

El riesgo de ahuyentar inversiones extranjeras con otro rechazo a Intu Mediterrani o la condena al cierre de la cementera de Lafarge se toman de ejemplo

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

El resultado de las negociaciones para formar el nuevo pacto de gobierno en la Comunitat y las situaciones que se han vivido en el propio proceso para su constitución han sembrado la inquietud entre relevantes empresarios valencianos sobre la solidez del engranaje del pacto y su efecto en la economía.

El peligro de episodios de descoordinación, pulsos entre facciones, enfrentamiento entre partidos y la voluntad de evidenciar la pureza de sangre izquierdista entre Podemos y Compromís se consideran situaciones en las que se puede caer mientras dure la legislatura.

Aunque era conocida la inquietud porque consellerias clave para la actividad económica como la propia de Economía Sostenible, Agricultura y Medio Ambiente o Vivienda estuvieran en manos de las formaciones de Mónica Oltra Compromís o Podemos, lo cierto es que, además, el sonido de los primeros movimientos del engranaje de la máquina de los acuerdos, hacen temer a más de uno lo peor, no sólo en el fondo de las decisiones sino también en la forma en que se manejen hasta temas secundarios y que pueden servir de 'sparring'.

En todo caso, el presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, ofrece su colaboración y experiencia a los nuevos representantes ... aunque «esto no significa que no pueda existir espacio para la discrepancia». De hecho, están unidos en la defensa de una mejor financiación autonómica pero enfrentados en asuntos como la colaboración público-privada, rechazada desde el nuevo Consell, aunque con matices según la formación y el asunto a tratar dependiendo de a quién se pregunte. El reelegido presidente de la patronal metalúrgica valenciana Femeval, Vicente Lafuente, espera que no se olviden de «todo lo avanzado para asentar la colaboración» entre las empresas y la Administración.

Guardianes de la ortodoxia

En este terreno, como en otros, presentarse como guardián de la ortodoxia puede resultar muy tentador para algunos altos cargos. «Los enfrentamientos internos le han permitido a más de uno buena presencia en los medios, haciéndole ganar parcelas de poder», reconoce un responsable de gran empresa, «pero esa actitud está muy lejos de ser la de un gobierno de coalición que se sienta los viernes y tiene que tomar decisión».

Lo principal es que el gobierno actúe como un órgano colegiado, destaca otro líder patronal. De hecho, considera que no es aceptable que el ejecutivo no vaya al mismo paso, especialmente en un momento económico como el actual, «que empieza a ser complicado y va a ser obligatorio tomar decisiones de calado», apunta.

Los principales caballos de batalla en este terreno se prevé que sean de nuevo los proyectos internacionales de inversión, como el centro comercial Intu Mediterrani, que ya fue tumbado en su anterior composición por el Consell del Botánico y que hoy aspira conseguir el visto bueno tras ser reformado. Un nuevo rechazo pueda entenderse como un aviso a navegantes que ahuyente a las multinacionales.

Se pide que el gobierno actúe unido, sobre todo en un complicado momento económico

También se ve un mal futuro a uno de los últimos desencuentros de la legislatura, surgido a raíz de la protección de la montaña Romeu a iniciativa del alcalde de Sagunt, Josep Francesc Fernández, de Compromís. La medida impide ampliar la cantera a la cementera de Lafarge Holcim en el puerto y la abocará al cierre, según sus responsables. Ni la unión de patronal y sindicatos, que elevaron este asunto a una cuestión de seguridad jurídica, ni las dudas planteadas a última hora por la consellera Elena Cebrián frenaron la decisión del Consell, que ya ha sido llevada a los tribunales.

Así, un destacado representante empresarial considera fundamental que se generen el menor número de cuellos de botella posibles de puertas para dentro. En ese sentido, las malas experiencias en los últimos cuatro años en Economía hacen temer nuevos pulsos como el que generó la restricción de los horarios comerciales y que llevó a la salida de la secretaria autonómica de Economía, la socialista Mako Mira, por su enfrentamiento con el conseller del ramo Rafael Climent y su director general de Comercio, Natxo Costa.

Sin embargo, no prosperó el plan de envases (SDDR) que el secretario autonómico Julià Álvaro quiso imponer a las empresas de distribución y que terminó con su salida tanto del equipo de la conselleria como de su propia formación, Compromís, integrándose hoy en Podemos.

El sector turístico alerta de la desaceleración de su actividad

El gasto medio de los turistas en los primeros cuatro meses de 2019 ha crecido un 0,4%, según los datos del Banco de España, pero ello supone una «desaceleración» puesto que el año pasado se cerró con un aumento del 2,5 % y la estimación para este apunta a un 1,6 %. Esta ha sido una de las principales advertencias que se han puesto sobre la mesa en la VI Jornada de Turismo de Benidorm, celebrada en Terra Mítica y organizada por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Cámara Alicante, CEV Alicante, la patronal hotelera Hosbec y otras entidades empresariales.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, alertó de esa desaceleración e instó a que el sector «se adapte a los cambios en el perfil y los hábitos de la demanda». Zoreda incidió en que los competidores «también se recuperan» y, en ese sentido, recordó que se ha calculado que España ha contado con catorce millones de turistas «prestados» de otros destinos que «han sufrido dificultades».

También subrayó varias veces la necesidad de que el sector turístico «se reposicione» y acometa «transformaciones competitivas» para afrontar los cambios en la demanda. El verdadero «reto y riesgo» lo tienen los destinos de sol y playa.

A la cita acudió como ponentes el director general de Turisme Valencia, Antonio Bernabé, que defendió la colaboración público-privada. A su vez, el director de Planificación Estratégica y Estudios de Caixabank, Enric Fernández, resaltó que el crecimiento del 2,3% de la economía española « impulsará el turismo doméstico» y acudieron la consejera delegada del Grupo Riu, Carmen Riu, o el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo.

Temas

Cev