El sueño del técnico de Tàrrega que comenzó con un cadete

Jaume Ponsarnau. / d. torres
Jaume Ponsarnau. / d. torres

Ponsarnau busca su primer título y apela a la presión de la Fonteta: «Confío en que nos ayude en los momentos brillantes del Alba»

J. C. VILLENA VALENCIA.

Las Eurocup Finals 2019 que arrancan hoy en la Fonteta serán muy especiales para Jaume Ponsarnau. El técnico catalán está ante el mayor reto de su carrera como entrenador puesto que se encuentra a dos victorias de conseguir su primer gran título, teniendo enfrente a Aíto García Reneses que para varias generaciones de técnicos catalanes ha sido un referente por su trabajo en el Barcelona y la Penya. El máximo responsable del Valencia Basket no negó ayer que será un momento especial, puesto que disputar una final de este nivel supone cumplir un sueño que arrancó hace muchos años en el corazón de Lleida: «No voy a negar lo ilusionado que estoy pero como las otras finales que viví cuando llevaba un cadete o lo que llevase, como el senior femenino del Tàrrega, cada momento se trata de vivir el reto con la mejor concentración posible, enfocado. Ahora quiero utilizar las experiencias que he vivido. En mi primera final temblaba en la charla de vestuarios. Mañana (por hoy) no. Me lo tomo con mucha ilusión y responsabilidad».

Ese concepto de ilusión lo trasladó a toda la plantilla del Valencia Basket «porque vivimos la previa de la final muy ilusionados y emocionados. Después de toda una temporada luchando y trabajando para llegar a estos momentos con opciones de ganarla, estamos muy contentos y satisfechos. Ahora llega la hora de la verdad y tenemos que estar lo más concentrados posibles. Hacer el mejor trabajo que podamos». Con respecto a la táctica del Alba de trasladar toda la presión a su equipo lo encajó bien: «Si lo dice Aíto, todo lo que diga Aíto nos lo tenemos que creer por respeto. En todo caso queremos ganarla y sabemos que jugamos contra un equipo donde el factor cancha no es decisivo y tenemos que estar preparados para jugar tres partidos». Dicho lo cual, mandó un mensaje de máximo respeto para el conjunto alemán: «Queremos hacer todo lo posible por ganar y la mejor manera es respetar muchísimo al rival. Es un equipo que tiene al mejor jugador de la Eurocup, el mejor entrenador, dos jugadores del mejor quinteto y el mejor contraataque de Europa. Va a ser dificilísimo. Confío mucho en la Fonteta para que nos ayude en sus momentos brillantes».