Rafa Martínez toma el mando

Rafa Martínez celebra con la Fonteta el triple tras su regreso./Miguel Ángel Polo
Rafa Martínez celebra con la Fonteta el triple tras su regreso. / Miguel Ángel Polo

El capitán adelanta su regreso y el Valencia Basket recupera el liderato de la Eurocup

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Hay momentos en una temporada donde los jugadores con galones tienen que dar un paso al frente y romper la norma establecido. Rafa Martínez no es el capitán del Valencia Basket por casualidad. Es el alma del vestuario de la Fonteta. El catalán, menos de una semana después de que el club confirmara que el plan de trabajo con él iba a ser que entrenara junto a Diot con el equipo EBA para coger el tono tras obtener el alta médica, reapareció ayer frente al Turk Telekom. Su regreso fue mucho más importante que los 2 minutos y 10 segundos que estuvo en pista, o del triple final que emocionó a toda la Fonteta. Su vuelta fue un símbolo. Un aviso. El capitán ya tiene de nuevo el mando de la nave. Tras disputar el pasado playoff de la ACB con la rodilla derecha lesionada y someterse a una delicada operación con el cartílago afectado Rafa Martínez volvió a vestirse de corto 166 días después de su último partido. Sin duda, la gran noticia del inicio de temporada. «No estará todavía disponible para jugar mañana, pero sí, el capitán Rafa Martínez ya entrena con el grupo». Así rezó un mensaje de la entidad taronja el martes en sus redes sociales. Era lo previsto. El capitán lo cambió. Lo resumió, aún desde el corazón del vestuario, San Emeterio en su cuenta de Twitter: «El capi vuelve donde lo dejó... jojojo Buen partido de EQUIPO!».

El Valencia Basket, como ocurrió durante el partido frente al Manresa en la ACB, fue matando sus miedos hasta conseguir un triunfo holgado. De nuevo desde el dinamismo ofensivo, ese pequeño interruptor que han activado los taronja en los últimos partidos tal y como reconoció su entrenador. El paso definitivo, el que le permita luchar ante los grandes, deberá ser el defensivo. Mientras eso llega mejor hacerlo con victorias. Ayer el paso al frente fue para Mike Tobey, que dejó de tener alergia a la pintura para acabar con 15 puntos sin lanzar un sólo triple, y para Sergi García, que suplió con nivel la baja por lesión de Vives. El triunfo, con 134-84 en la valoración, permitió a los valencianos recuperar el liderato del Grupo C de la Eurocup.

101 Valencia Basket

Van Rossom (13), Matt Thomas (11), Doornekamp (2), Will Thomas (14), Dubljevic (12) -cinco titular- Sergi García (6), Abalde (7), Labeyrie (9), Tobey (15), San Emeterio (9), Rafa Martínez (3) y Galarza (-)

83 Turk Telekom

Campbell jr. (6), Landsberg (17), Redding (12), Turen (5), Stimac (16) -cinco titular- Kaya (-), Akin (-), Sonsirma (1), Peker (8), Cetin (5), Yildrim (-) y Gabriel (13)

PARCIALES:
17-21, 33-21 (50-42), 22-22 (72-64) y 29-19 (101-83)
ÁRBITROS:
Javor (ESL), Juras (SER) y Thepenier (FRA). Sin eliminados
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la séptima jornada de la primera fase de la Eurocopa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 6.089 espectadores. Antes de iniciar el partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Abelardo Salvo, fundador de Power Electronics, expatrocinador del club valenciano

En el primer cuarto, los locales volvieron a caer en los errores que le están lastrando el crecimiento. Las 6 pérdidas, 4 de ellas con robos de balón del Turk Telekom, permitieron al conjunto otomano marcharse con ventaja (17-21). Esa inercia continuó al inicio del segundo cuarto (17-24), hasta que una jugada con cuatro rebotes ofensivos seguidos de los turcos, con pitos en la Fonteta, despertó al Valencia Basket. Con el paso al frente de San Emeterio y Dubljevic, un parcial de 25-8 (42-32) se llevó por delante al Turk Telekom, aunque el partido llegó abierto al descanso (50-42). Esa misma distancia se mantuvo en el tercer cuarto con el parcial de 22-22 (72-64) y sólo restaba que los locales templaran los nervios si llegaba un momento delicado. Ocurrió con el 72-67, en la primera jugada del último cuarto, y el equipo de Ponsarnau respondió con otro estirón drástico de 29-16 hasta el final del encuentro. Con el control de las pérdidas, 6 en el primer cuarto y 7 sumando los otros tres, los locales sumaron otro pequeño brote verde.

 

Fotos

Vídeos