Una progresión grande pero agridulce para Canet

Arón Canet, a la izquierda, en los entrenamientos de ayer. / lp
Arón Canet, a la izquierda, en los entrenamientos de ayer. / lp

El valenciano lucha por la pole y hoy partirá quinto | «No tengo ningún problema en jugármela en la carrera, que será de agua. Ganar en casa sería un sueño», asegura

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Arón Canet estaba serio después de la calificación de ayer. Cualquiera diría que había pasado de estar a más de segundo y medio de la cabeza el viernes a luchar por la pole en los últimos minutos de la calificación de ayer. «No la he conseguido porque no he montado slicks», apuntó el de Corbera sin esbozar sonrisa alguna: «Me siento aún un poco mareado por las caídas que he sufrido».

El valenciano acabó coqueteando con la pole un fin de semana en el que no le había ido nada bien. El viernes tuvo un par de excursiones por la grava en las que desparramó una buena dosis de confianza. «He tenido hoy un buen susto en la curva 12 y eso también me ha perjudicado anímicamente. Al final la pista se ha secado bastante y he podido estar peleando por la pole», precisó Arón Canet.

Llegó a estar segundo, peleando con el tailandés Nakarin Atiratphuvapat, que ha destacado todo el fin de semana y hoy partirá desde primera fila. Un piloto que sin duda arriesgará hoy, sobre todo si llueve. «Se nos ha escapado directamente porque no hemos montado los slicks, como el que ha hecho la pole (Arbolino). Hemos decidido ser más cautos y salir con neumáticos de agua. Ahora era el momento de tener la cabeza fría», indicó Canet.

El piloto asegura que no será conservador en su última carrera con Honda y en el Estrella Galicia. Apuntó que lo primero es tener un buen feeling en agua -da por hecho que el GP de hoy va a ser en mojado- y lo segundo, la valentía. «No tengo ningún inconveniente en jugármela en la carrera, que va a ser en agua. Trataré de luchar por la victoria. Al final ganar en casa es un sueño y no tengo nada que perder», apuntó.

«Este es un fin de semana especial tanto para el equipo como para mí. Llevo cuatro años con ellos y ha sido una gran familia, unos buenos años y es una pena despedirme de ellos. Me va a costar muchísimo. Pero como siempre he dicho cada persona tiene que hacer su camino y veo que el mío es con otro equipo para tratar de ser un poco más competitivo», concluyó Canet.

También se mostró competitivo otro valenciano en parrilla, Vicente Pérez, que parte desde la cuarta fila. «Me he encontrado muy bien en seco y el equipo ha hecho un gran trabajo. Estoy muy contento de correr delante de toda la afición de casa, quiero disfrutar de la carrera y veremos cómo va. Dicen que va a llover seguro, así que habrá que ser pacientes y terminar, porque puede ser una carrera de eliminación», afirmó. Masià, mermado por la lesión, sólo pudo ser décimo sexto.

 

Fotos

Vídeos