Motociclismo

Márquez iguala a Stoner

Márquez. /Afp
Márquez. / Afp

Márquez se impone en una jornada marcada por el frío y la lluvia, lo que le permitirá salir este domingo desde la primera posición de la parrilla de su lado. En su misma línea estarán Viñales y Zarco, con el gran favorito, Iannone, cuarto

BORJA GONZÁLEZPhillip Island (Australia)

Si hay un rey de Phillip Island ese es Casey Stoner. El australiano, que el viernes en sus redes sociales había puesto una foto en su casa enseñando sus trofeos en la isla, ganó todas las carreras que disputó en Australia en MotoGP de 2007, año de su primer título con Ducati, hasta 2012, el año de su retirada. A eso añadió cinco poles consecutivas, de 2008 a 2012. Marc Márquez, campeón del mundo de 2018, igualó este último guarismo. Una posición, la primera de la parrilla de salida, desde la que buscará ganar la primera carrera post alirón, algo en lo que falló en 2014 y 2016, cuando también había llegado a Australia habiendo cerrado el campeonato en Motegi (Japón). Márquez buscará ganar en Phillip Island, aunque esta vez no lo hará partiendo como el principal favorito, un rol teórico que esta vez recae sobre la Suzuki de Andrea Iannone, híper competitiva a lo largo de todo el fin de semana en todas las condiciones y con todos los tipos de neumáticos. Y eso incluye las frías temperaturas de este sábado, en una jornada en la que el fuerte viento también influyó muchísimo en el rendimiento de motos y pilotos. «Me gustaría estar mejor para luchar claramente por la victoria pero si miramos ahora mismo los papeles para luchar por la victoria dependemos de un piloto que se llama Iannone que está un pelín por encima de todos», comentó Márquez después de ser el más hábil en un entrenamiento oficial que comenzó con la amenaza de lluvia y con un goteo que puso la tensión en el cuerpo de los pilotos, que apretaron desde el primer minuto. «Sabía que Iannone iría rápido ya desde el jueves. Ya el año pasado hizo un gran fin de semana, y cuando Maverick estaba en Suzuki aquí la moto funcionó muy bien, así que no me sorprende, aunque sí que la consistencia que tiene es increíble, así que mañana dependerá un poco de él, de si sigue inspirado o no, o cambia algo y podemos estar más cerca».

Más información

Iannone, que saldrá cuarto, marcó el paso en entrenamientos, aunque muy cerca estuvo siempre Maverick Viñales, que busca romper la mala racha de Yamaha y lo hace en uno de los circuitos en los que más a gusto se siente, un trazado que encaja con su moto y que esconde parte de los problemas que está mostrando en este curso en el que todavía no han sido capaces de ganar una carrera, en una racha que ya es histórica. «Serán importantes las primeras vueltas», explicó tras acabar segundo en el entrenamiento oficial. «Por suerte aquí, como en Tailandia, ya desde la primera vuelta soy rápido, incluso con el neumático duro. Será muy importante la decisión del neumático y el tipo de carrera que quiera hacer». Esa parte, la de elección del neumático, es la que trae de cabeza a los equipos. La carrera se disputará a las cuatro de la tarde hora local (las seis de la mañana en la Península), un momento en el que comienzan a bajar las temperaturas y cuando entra el viento gélido del sur. Y ese factor, el climatológico, será crucial, aunque se espera que la cosa mejore para el domingo y que suban las temperaturas. «Yo creo que el favorito sigue siendo Marc», dijo por su parte el francés Zarco, tercero en el oficial. «He ido algunas veces detrás de él y creo que tiene algo guardado», señaló, un detalle interesante para una carrera que se espera en grupo, por lo menos hasta su primera mitad, con los citados Iannone, Márquez y Zarco, también la segunda Suzuki, la de Alex Rins (tercero en Japón), con la duda de las Ducati y del piloto de domingos por antonomasia, Valentino Rossi, metido en la pelea por el subcampeonato contra Andrea Dovizioso (faltará Cal Crutchlow, uno de los claros candidatos en Australia, y que sufrió una lesión este viernes de la que fue operado por la noche y de la que tendrá que volver a ser intervenido esta semana que viene, algo que probablemente le hará ser baja para lo que queda de temporada). Y Viñales. «No sé qué me voy a encontrar en carrera. He trabajado bien todo el fin de semana y he dado lo mejor de mí. Pero me he guardado lo mejor para mañana», confesó el de Yamaha.

«Yo intuyo más o menos una carrera como la del año pasado, todo dependerá de las primeras vueltas, dependerá un poquito de qué es lo que pasa en medio, pero sí que intuyo una carrera similar a la de 2017», analizó Márquez en referencia al bonito espectáculo que se vivió en el pasado curso, en una prueba que implicó a las Honda, las Yamaha y las Suzuki. El campeón también buscará romper su 'maldición' australiana y cerrar su año por todo lo alto.

Fotos

Vídeos