Vettel se dispara en el pie ante el dominio de Hamilton

Sebastian Vettel, en los entrenamientos en Austin (EE UU)/Reuters
Sebastian Vettel, en los entrenamientos en Austin (EE UU) / Reuters

El alemán pierde tres posiciones en la parrilla del domingo por no respetar una bandera roja, mientras el inglés arrasa en la jornada de entrenamientos libres

JAVIER SÁNCHEZ DE CASTRO

Mucho tendría que cambiar el guión de esta previsible película de vaqueros en el circuito texano de Austin para que Lewis Hamilton no levante su quinto título de campeón este domingo. Salvo un accidente, una avería o similar en las sesiones oficiales de clasificación y, especialmente, en la carrera, al británico le valdrá con no equivocarse para proclamarse pentacampeón. Y si no lo hace, tendrá cuatro oportunidades más.

A quien se han acabado los ases en la partida de póker en el 'Saloon' de la Fórmula 1 es a Sebastian Vettel. El alemán no sólo no ha aprovechado sus cartas, sino que parece empeñado en regalar sus mejores manos a su rival, que sólo puede sonreír mientras cuenta sus fichas y mira de reojo a la chica en forma de trofeo que le enseña las enaguas en la escalera. Vettel se ha convertido en una caricatura en las últimas carreras. Lo que le puede salir mal, le va a salir mal y lo que no, ya se encarga él de pifiarla. Lo de este viernes es inaceptable y así se lo harán ver los tifosi que le esperan con los revólveres de las ácidas críticas cargados: pasarse de velocidad bajo bandera roja en unos irrelevantes libres 1, bajo lluvia, le ha costado tres posiciones de sanción para la carrera.

Lo peor del asunto es que a Vettel no le viene de nuevas esta situación. Este año ya se ha vivido, al menos, en dos Grandes Premios una sanción de tres posiciones por lo mismo: no respetar el artículo 31.6 del reglamento deportivo de la Fórmula 1. En la carrera de Australia, Daniel Ricciardo fue castigado por no reducir lo suficiente en los primeros libres de la temporada, mientras que Esteban Ocon sufrió exactamente el mismo hace tan sólo dos semanas. Que Vettel caiga en un error que todos tienen tan presente es algo imperdonable para un piloto que se juega el Mundial.

Aunque Vettel consiga el mejor tiempo en la clasificación de este sábado, saldrá tres posiciones por detrás. Ese margen da la ventaja suficiente a Hamilton para proclamarse campeón, lo que ya supone un problema de entrada para el germano en una carrera en la que necesita que le salga todo bien. Se antoja harto improbable que sea Vettel quien marque el mejor crono en la clasificación: Mercedes acumula cuatro poles consecutivas en Austin, las dos últimas del piloto que este viernes más parecía un rapero clonado de Tupac Shakur que uno de los hombres más rápidos del planeta.

Se complica el futuro de Alonso en EEUU

De una jornada en la que la lluvia fue absoluta protagonista, tanto en los primeros libres como en los segundos, la competitividad de unos y otros no se pudo medir. La primera sesión al menos sí dio para que los coches rodaran algo, con neumáticos de lluvia extrema e intermedios, pero en los segundos no fue hasta el final cuando rodaron. El chaparrón que hizo que se encharcara la pista obligó a pilotos e ingenieros a esperar pacientemente durante prácticamente toda la sesión, dejando imágenes como la de Lando Norris, actual probador de McLaren y futuro compañero de Carlos Sainz, llevándole un té a Fernando Alonso.

Cuando salieron a pista, al borde del cuarto de hora para el final, fue Lewis Hamilton quien superó a Pierre Gasly para dejar claro quién manda, sean bajo las condiciones que sean, pero los datos obtenidos de esta tanda son absolutamente irrelevantes.

Antes de esa segunda sesión, Alonso recibió la confirmación oficial de que no podrá disputar la IndyCar completa en 2019 con su actual equipo. Así lo señaló Zak Brown, que admitió que, aunque sigue siendo su objetivo para un futuro próximo, no pueden permitirse el lujo de perder el foco de su recuperación en Fórmula 1, un proceso que apunta a ser aún largo de producirse. Si Alonso quiere correr toda la temporada, tendrá que hacerlo con otra estructura.

Sin embargo, las 500 Millas de Indianápolis es otro asunto. Brown ha dejado abierta la posibilidad de competir en el mítico óvalo, en una única aparición como ya hicieron en 2017. De hecho, Michael Andretti está en el paddock de la Fórmula 1 como invitado de McLaren. En ese caso, si convencen a Alonso, el asturiano podría resarcirse de su abandono en la edición del año pasado y buscar su ansiada Triple Corona. No obstante, el español está trabajando en varias direcciones y con varios equipos: su contrato con Toyota para el WEC acaba en junio de 2019 y no va a estar parado a partir de entonces. Sus charlas con JR Hildebrand, piloto de la Indy, mientras escampaba en Austin, no han pasado desapercibidas…

Fotos

Vídeos