Un valenciano, personaje viral en el mundial de fútbol

Román Mateo protagoniza en Rusia un vídeo que revoluciona internet. / LP

Román Mateo protagoniza en Rusia un vídeo que revoluciona internet junto a un argentino con el que recita en perfecto dúo el famoso gol de Maradona a Inglaterra

ILDEFONSO RODRÍGUEZ ALCALÁ

«Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga…». Así comienza la cantinela que durante once años llevan escuchando los falleros de la comisión Salamanca-Conde Altea, sus amigos o todo aquel que se tope con Román Mateo por la calle Císcar, en el barrio del Ensanche de Valencia. Se trata del comienzo de la narración del histórico gol anotado por Diego Armando Maradona ante Inglaterra en el Mundial de México de 1986 realizada para televisión por el periodista argentino Víctor Hugo Morales. Este cántabro afincado en Valencia desde hace décadas se la sabe de memoria. Hasta ahora era famoso en su barrio. Hasta ahora. El recitado era su forma de entablar amistad, de decirte que a él también le gusta el fútbol, que es un tipo de fiar, que es de los tuyos, de tu banda, de los locos por el balón. «¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool…Gooooool… ¡Quiero llorar!».

Su prodigiosa memoria le permite, en tertulias deportivas locales, recitar la entrevista realizada a Koeman minutos después de marcar el gol que supuso el triunfo del FC Barcelona en la final de Wembley en 1992, o las declaraciones en finlandés del piloto de Rallies Tommy Makkinen cuando le informan que es campeón del mundo porque el coche de Carlos Sainz se ha parado a quinientos metros de la meta. Pero el gol de Maradona siempre cae. No lo perdona. Te mira a los ojos y se arranca. «¡Dios santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme…» Sus amigos están acostumbrados a aguantar frente a él el minuto y diez segundos que dura la narración de Morales del 18 de junio de 1986. Como mucho, alargan el brazo para coger un cacao, o aprovechan para dar un sorbo al refresco del aperitivo mientras Román da rienda suelta a su monólogo futbolero. Cada vez que aparece alguna visita por el barrio, algún nuevo compañero aficionado al balón, ahí está Román para darle la bienvenida con la narración de ese gol inmortal.

El pasado miércoles, Román Mateo, improvisó y junto a un par de amigos se marchó a Rusia para animar a la selección española en su encuentro inaugural del Mundial frente a Portugal. En Sochi, Román cantó tres goles, pero no quedó satisfecho del todo, no eran su gol. «Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete cósmico… ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés?». Al día siguiente, ya en Moscú, este fallero feliz salió a vivir el ambiente futbolístico de la capital, previo al partido que debían de dilucidar Brasil y Suiza. Fue entonces cuando lo vió, allí, parado en la calle Nikitski, al tucumano Patricio Paolini ataviado con la camiseta de Argentina. Román no pudo contenerse, se fue hacia él y comenzó su cantinela. «Para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina. Argentina 2 – Inglaterra 0.

Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona…». Pero esta vez su oyente no se quedó callado cogiendo los cacaos o dando tragos al refresco, el Tucu, así le llaman sus amigos, se arrancó junto a Román y ambos cogidos por el hombro recitaron a coro y de memoria la narración entera de Víctor Hugo Morales. «Gracias Dios por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas». Este momento en el que el fervor por el fútbol une a gentes de diversos países y culturas, la ocasión en la que Román pudo cantar su gol lejos de las terrazas y casales valencianos junto al Cabeza, fue grabado por uno de los compañeros de viaje de Román, otro valenciano, Nacho Laliga. Una vez subido el video a las redes, éste se viralizó y medios de comunicación como ESPN, el diario «La Nación» de Buenos Aires u «O Globo» de Brasil se hacieron eco de él. El video en You Tube alcanza en medio día las 400.000 reproducciones. El mundo del fútbol celebra la unión, la amistad, la pasión y el mismo desorden mental (aprenderse de memoria la narración de un gol) que caracteriza a los hinchas de este bendito deporte.

La cuenta de Twitter de Román Mateo no deja de sumar seguidores y de recibir mensajes de cariño desde Argentina donde se está convirtiendo en una celebridad. En el buscador «Google», ayer por la tarde, al teclear «gol de Maradona», lo primero que aparece es la narración del gol realizada en Moscú por Román y Patricio. Después de años recitando en Valencia la narración del gol de Maradona, Román Mateo ha obtenido en el Mundial de Rusia su momento de gloria, su momento Andy Warhol. «Es que me sé un montón de cosas de memoria que no sirven para nada», solía quejarse Román siempre que acababa de recitar el gol de Maradona en el Ensanche de Valencia. Ahora ya todo el mundo le conoce.