Hierro: «Acepté por responsabilidad y no moriré como un ventajista»

Hierro: «Acepté por responsabilidad y no moriré como un ventajista»

El seleccionador dejó caer de manera velada que no seguirá en una Federación que «en las próximas semanas» tomará decisiones y ya piensa en Quique y Michel tras un primer sondeo a Luis Enrique

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Moscú

Fernando Hierro se presentó con gesto serio en cada entrevista que tuvo que completar en el estadio Luzhniki y en todas ellas destacó a sus futbolistas pese a la eliminación de España ante la anfitriona Rusia además de restar importancia a su futuro en el cargo. «Se han dejado todo lo que tenían. Veníamos con ganas de hacer algo importante, era nuestro pensamiento el primer día, teníamos un grupo ganador. Agradezco su compañerismo y su trabajo, ha sido un placer haberles entrenado. Ha sido y es un placer», dijo antes de querer pasar de puntillas sobre posible futuro. «Es lo que menos me importa. Me importan los chicos, la tristeza de la afición, los jugadores están hundidos, empatizamos con la gente que nos ha estado siguiendo. Como entrenador me siento orgulloso de haber entrenado a un grupo como este», dijo en lo que sonó a despedida. «Seguir no es una decisión mía. Ha sido una gozada entrenarles. Ha sido un placer estar con ellos. Ningún reproche ni ninguna queja, han sido unos magníficos profesionales. Los que han jugado, los que no. Agradezco su esfuerzo, profesionalidad, compañerismo... Han sido profesionales ejemplares».

Hierro asume las críticas porque «son opiniones que debemos respetar. Nos han faltado detalles en los que es mejor no entrar. Entendemos perfectamente a la afición. Insisto en que el responsable soy yo, que para eso soy el seleccionado. Si hay algún reproche, yo soy la cabeza visible y el máximo responsable» e insistió que su futuro «es lo de menos, a mí eso no me importa».

No ocultó que fue una terrible decepción y una oportunidad desaprovechada para él. «Veníamos a hacer algo importante, a pelear por el Mundial. Este no era plan, pero no tengo nada que decir de su compañerismo, de su entrega. No tengo ningún reproche, tengo que hacer autocrítica yo como entrenador», reconoció antes de analizar su papel como sustituto de Julen Lopetegui tras haber dicho que la selección tenía «derechos de autor» del técnico vasco.

Asume su responsabilidad

En esa línea reconoció haber «tomado decisiones» y no quiso culpar a la Federación de lo sucedido. «Sé que habrá opiniones con respecto al resultado. Acepté por responsabilidad a tres días del inicio y no moriré como un ventajista. La Federación no tiene la culpa. No voy a ser ventajista, hay que ser realista: la decisión fue la que fue y volver atrás no tiene ningún sentido. Pero ventajismo, ninguno. Yo acepté ser seleccionador por responsabilidad y lo acepto. No soy ventajista, soy responsable. Estoy tranquilo porque he dado el cien por cien, no sólo yo, todos. Nos hemos dejado el alma en el campo. Es muy difícil estar durante 120 minutos atacando, atacando, atacando... En la primera fase tienes margen de error y aquí, no. Sabemos lo que significan este tipo de partidos y el nivel que hay. El equipo se ha comportado de una forma muy profesional. Tienen mucho dolor».

Soluciones tácticas ante un muro

El malagueño insistió en la dificultad que supuso enfrentarse a otro rival tan encerrado, algo que ya sufrieron ante Irán. «Hemos intentado todo, sabíamos que si llegábamos a la prórroga teníamos otro cambio. Hemos arriesgado, pero es muy difícil, hemos llegado de un sitio a otro con nuestra calidad, pero es muy difícil atacar a once hombres tan replegados», algo que descubrió sus carencias a la hora de generar opciones.«No creo que seamos incapaces de generar peligro. Lo hemos intentado por la derecha, por la izquierda... Los Mundiales son muy complejos, hasta el empate estábamos jugando muy bien. Hemos minimizado las transiciones. He notado un equipo muy maduro, que ha transmitido muy buenas sensaciones, siendo protagonistas. Hoy hemos concedido muy poco, sabíamos que era muy difícil atacar, hemos tenido paciencia, tranquilidad, oportunidades... », detalló.

Por eso, explicó que no cree que este equipo tenga un problema con el gol. «Hemos tenido bastantes opciones, bastantes tiros en el área que dan en un rival, un rechace... No son fáciles estos partidos, con rivales con 11 jugadores encerrados. El equipo ha mostrado madurez, sabiendo lo que necesitaba el partido. En la prórroga hemos buscado un delantero más, más dinamita, entendiendo que no queríamos llegar a los penaltis, que son una lotería».

El vestuario dijo que estaba «como todos los españoles, muy triste. Teníamos mucha ilusión, pero no es una cuestión de colapso. La línea entre ganar y perder es muy fina. En mi último mensaje antes de jugar les dije a los jugadores que íbamos a competir y que lo importante es que al final, fuera cual fuera el resultado, nos podíamos mirar a la cara. Y podemos mirarnos a la cara. Ha sido extraordinario entrenarlos por su entrega, profesionalidad e ilusión», antes de insistir que se van «invictos, sin haber perdido un sólo partido» aunque sólo ganó a Irán en cuatro partidos.

Rubiales no se arrepiente de nada

Luis Rubiales compareció también tras el partido y explicó que lo hizo «con dolor por la eliminación». La decisión de la salida de Julen Lopetegui volvió al primer plano de actualidad. «No me he arrepentido en ningún momento, ni me arrepiento de esa decisión ni de ninguna, porque son decisiones tomadas con responsabilidad, convicción y valores, y no era una decisión deportiva», añadió. Desde el momento que salió Lopetegui de la institución, la FEF se puso a trabajar en las posibles opciones por si no seguía Fernando Hierro. Hizo un sondeo hace unas semanas a Luis Enrique, que en 2015 ya reconoció en público que le gustaría entrenar a La Roja, mientras que tanto Michel como Quique Sánchez Flores aparecen en el horizonte como opciones.

Sobre ese futuro de Fernando Hierro como seleccionador, el presidente no aclaró nada y sólo manifestó que «en las próximas semanas se tomará una decisión, buscando lo mejor para la selección y para la Federación. Tengo que decir que todo el grupo que ha estado en Rusia, Hierro y todo su equipo, los futbolistas, el cuerpo técnico, todos los que han estado aquí, de todos estoy orgulloso y no tengo ninguna queja de nadie. Hay que estar tranquilos. Me preguntaron por lo mismo tras el último partido que ganamos y dije lo mismo. Hemos empezado un camino y hay que seguir con tranquilidad y con responsabilidad. En las próximas semanas, cuando haya noticias, se sabrán. Ahora no es momento de dar respuesta a esas cosas».

Koke también apareció para asumir toda la responsabilidad en su fallo en el penalti. «Me ha dicho el mister que si lo quería tirar y le he dicho que sí. Lo he fallado, soy responsable, pero solo los que tiran pueden fallar», sentenció.