El golpe en la mesa de Rubiales

El golpe en la mesa de Rubiales

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

A Luis Rubiales no le tembló el pulso en su primera decisión trascendente al frente de la Federación Española de Fútbol. Desde que se enterara del fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid tan solo «cinco minutos antes» de que lo anunciara públicamente el club blanco, el exfutbolista ya tenía decidido que prescindiría del técnico guipuzcoano. Anoche regresó de forma prematura de Moscú, donde tenía previsto estar hoy presente en la designación de la sede del Mundial de 2026, y ya en el aeropuerto dejó entrever que actuaría con mano dura. «Decidiremos lo que decidamos y lo haremos con responsabilidad», dijo a modo de un adelanto de sentencia. Y esta mañana ha dado el golpe en la mesa. Pese a que un sector de los jugadores le pidieron que mantuviera al seleccionador cuando tan solo faltan 48 horas para el debut de España ante Portugal en el Mundial de Rusia, no cedió y siguió adelante con su decisión. El argumento de los jugadores era que el duelo ante el combinado luso es de gran importancia, que el compromiso de Lopetegui no se vería afectado por su fichaje por el Madrid y que España no debe actuar como un club y que el objetivo de todos es ganar el Mundial.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos