Mercado de fichajes

El Real Madrid ya tiene sus guantes de oro

Thibaut Courtois. /Franck Fife (Afp)
Thibaut Courtois. / Franck Fife (Afp)

El conjunto de Chamartín oficializa el fichaje de Courtois, que firma por seis temporadas y será presentado este jueves | Kovacic se marcha cedido un año al Chelsea

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Thibaut Courtois ya es futbolista del Real Madrid. El club de Chamartín ha confirmado, a las 21:00 horas de este miércoles, el fichaje del guardameta belga, que firmará por las próximas seis temporadas. Será presentado este jueves a las 13:00 horas en el palco de honor del Santiago Bernabéu. Posteriormente ofrecerá su primera rueda de prensa como jugador del campeón de Europa. Además, la entidad ha anunciado la cesión de Mateo Kovacic al Chelsea por una temporada, sin opción de compra.

El fichaje de Courtois entró en su recta final este miércoles por la mañana, cuando el Chelsea depositó los 80 millones de euros de la cláusula de rescisión de Kepa Arrizabalaga para que el internacional español abandonase el Athletic y relevase al belga. Y recibió el empujón definitivo cuando Kovacic tomó un avión a Londres para pasar el preceptivo reconocimiento médico antes de incorporarse a la disciplina del conjunto que dirige Maurizio Sarri. Lo hará en calidad de cedido, puesto que el Real Madrid no quiere perder a un futbolista de 24 años en el que ve un amplio margen de progreso. El préstamo contribuyó a vencer las últimas reticencias del club de Roman Abramovich a soltar las cadenas que ataban al guardameta.

El tira y afloja por Courtois, que ha terminado golpeando de lleno al Athletic con la pérdida de uno de sus pilares, tiene el final anhelado por el belga, que regresa a la capital española para estar cerca de sus hijos, y resuelve también el tremendo problema que se había encontrado el Real Madrid con la actitud de Kovacic, que estaba ansioso por dejar la disciplina blanca en busca de minutos que le permitan demostrar su potencial. El croata, que había pedido su salida en una entrevista con 'Marca' en pleno Mundial de Rusia, regresó de vacaciones determinado a doblarle el brazo al club, que le puso un precio de salida de 90 millones de euros cuando tocó a su puerta el Manchester City. Una cantidad que no estaban dispuestos a asumir los 'citizens', como tampoco ninguna de las otras novias que le salieron al balcánico, como el Manchester United o el Inter de Milán.

Sacudido ya por la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus y mosqueado con el cortejo del Inter hacia Luka Modric y las maniobras de los agentes del que fuera Balón de Oro del Mundial de Rusia, el Real Madrid bloqueó la marcha de Kovacic hasta que el vertical centrocampista llevó el pulso a una situación insostenible con su negativa a entrenar sobre el césped de Valdebebas. Sólo lo hizo en el gimnasio cuando le comunicaron que estaban en marcha las negociaciones con el Chelsea. Finalmente será 'blue' y peleará por un puesto en una medular en la que son intocables Kanté y Jorginho pero en la que tiene muchas más opciones de desplazar a Barkley de las que había en el Real Madrid con Casemiro, Modric, Kroos e Isco.

Cinco porteros

Aún más felices se las promete Courtois, por el que el Real Madrid pagará 35 millones de euros al Chelsea, cifra récord para la llegada de un cancerbero a la Liga española. Su nombre ha estado en la órbita blanca desde que se consagrase como uno de los mejores guardametas del continente en las filas del Atlético de Madrid. El belga lleva años gustando en la planta noble del Santiago Bernabéu, que ve en su sobriedad, reflejos y seguridad por alto una garantía para asegurar el futuro de una demarcación en permanente cuestionamiento desde la marcha de Iker Casillas en 2015, pese al notable rendimiento que ha ofrecido Keylor Navas, custodio del arco del conjunto de Chamartín en las tres últimas Champions.

Mateo Kovacic, durante el Mundial de Rusia.
Mateo Kovacic, durante el Mundial de Rusia. / Alberto Estévez (Efe)

Courtois, que abandonó la ribera del Manzanares hace cuatro años para regresar al Chelsea, club que se hizo con sus servicios cuando tenía 19 años y militaba en el Genk, también llevaba tiempo maniobrando para volver a Madrid, tanto por una cuestión deportiva como personal. «En Madrid viven mis hijos», señaló después de que Bélgica superase a Japón en octavos de final del Mundial de Rusia. «Voy a hacer algo para verles más», explicó en un torneo en el que alcanzó las semifinales con su selección y en el que firmó actuaciones que le sirvieron para ser elegido Guante de Oro. A su favor corría la fecha de vencimiento de su contrato, el 30 de junio de 2019. Un compromiso que se negó a renovar pese a las reiteradas intentonas de los 'blues'. De no plegarse a sus deseos, el Chelsea se arriesgaba a afrontar el curso con un portero descontento que se marcharía gratis el próximo verano, algo que ya dejó claro Sarri que no era de su interés.

La llegada de Courtois deja cinco porteros en la nómina blanca, lo que obligará a activar la salida de dos de ellos. Keylor Navas, que lleva años conviviendo con la sombra de posibles competidores que nunca acabaron en el Bernabéu, ya ha dejado claro que luchará por la titularidad. El Madrid, que reclutó también este verano a Andriy Lunin, tiene confianza ciega en el prometedor ucraniano de 19 años. Le ve como el arquero del futuro, aunque no se descarta una cesión para que siga progresando. Se marcharán Kiko Casilla, pese a que le restan dos años de contrato, y Luca Zidane, que no ha jugado ni un minuto esta pretemporada.

 

Fotos

Vídeos