Despedida

Juanfran se va siendo «un indio hasta el último día que viva»

Vídeo: Atlas

«Es un honor que me consideren una leyenda del Atlético y es increíble que la gente piensa que soy uno de ellos», dice el lateral que seguirá su carrera en el extranjero

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«Me voy como indio tras sentir la magia del Atlético, los valores y toda esa gente que me ha dejado darles todo el corazón que tengo». Juanfran Torres se despidió del Atlético de Madrid, después de ocho temporadas y media en el club rojiblanco, en un acto rodeado de compañeros actuales (Koke, Saúl, Adán, Rodrigo, Griezmann y Godín junto al Mono Burgos) y otros del pasado (Raúl García, Gabi y Thiago junto a Vizcaíno) en el que dijo irse contento por saber que tiene el cariño de la afición del Atlético, a la que se ha ganado pese a formarse en la cantera del Real Madrid. «Vengo de un pasado madridista, con un papá madridista, y al que en seguida le transformé a rojiblanco, transformé a toda mi familia, mis amigos, mi entorno. El otro día leía una cosa muy bonita, que vino un vikingo y se va un indio, y tiene toda la razón, soy indio ahora y siempre, hasta el último día que esté en este mundo», dijo emocionado.

El internacional, acompañado también de los máximos dirigentes de la entidad (Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín) así como de su familia y sus hijos Óliver y Alexia, explicó que prefería irse «de este club así, fuerte, jugando, con años de carrera por delante y siendo importante para el míster» que después de un año en el que «no hubiese participado. Antes pensaba en retirarme aquí, pero luego ha ido acercándose el momento y no quería retirarme estando mal«.

«Quería irme con este buen sabor de boca; así, fuerte, jugando, con años de carrera por delante y siendo importante para el míster»»

Aclaró que seguirá jugando porque «aún tengo mucho fútbol» y desveló que su objetivo es «volver pronto» a la que dijo que es su «casa», en la que ha pasado años «maravillosos, increíbles, los mejores» de su carrera, aunque también ha «sufrido mucho». Bromeó diciendo que ejerce «de director deportivo en la sombra» antes de recordar que «para volver algún día al Atlético primero hay que marcharse» y «quería irme con este buen sabor de boca».

Juanfran hizo un recordatorio de su paso por el club, volviendo al día que estando en Pamplona tomó la decisión que «le cambió la vida» allá por 2011, cuando «el Atlético no estaba bien» en aquellos momentos. «Han sido años donde han pasado muchas cosas, pero lo que más me llevo es el corazón de todas las personas con las que he trabajado, los atléticos que me quieren y me respetan, es un orgullo que la gente piense que soy una leyenda de este gran club», dijo antes de empezar con la ronda de agradecimientos al consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín, y al entonces director deportivo, Jesús García Pitarch, a los entrenadores como Quique Sánchez Flores o Gregorio Manzano, del que destacó que fue el primero que le cambió la posición para ser lateral «gracias a esa posición he ido a la selección», y por supuesto Diego Simeone y su cuerpo técnico así como los médicos, utilleros y empleados del club.

Cerezo definió la carrera del lateral en el Atlético en dos palabras «entrega y compromiso», dijo que ha sido un ejemplo, recordó que todos han «llorado con Juanfran» en los títulos y las derrotas más crueles« como aquella la final de la Liga de Campeones perdida en Milán 2016 contra el Real Madrid. «Recuerdo el día en que debutaste, en el Santiago Bernabéu, fue un partido que acababas de llegar de Pamplona. Te dije que serías importante y serías internacional, todo esto se ha cumplido y sobre todo has cumplido por este tu gran equipo y tu gran casa», añadió Cerezo.

«Vine como extremo al que no le gustaba defender. Gregorio quiso probar como lateral, quizás por urgencias y comencé a jugar ahí. Y luego Diego me ayudó en los conceptos defensivos y yo tenia muchas ganas de jugar donde fuese, llevaba un año y no jugaba prácticamente nada y a partir de ahí comenzó mi historia en el club. Ahora es mi posición natural y va a ser mi mejor posición como profesional».

La charla con Simeone

De hecho, desveló cómo ha sido su relación con Cholo, también le pidió que continuara la próxima campaña. «Tuve una charla con él hace unos meses, después de que perdamos contra el Real Madrid (en febrero, 1-3), habla conmigo y me transmite que quiere que me quede un año más, que soy importante en el grupo, y yo le dije que lo estaba pensando. El otro día hablé con él y le transmití que he tomado la decisión, que gracias por lo que me ha dado estos años, por querer seguir confiando en mí. Diego lo comprendió y lo respeta», relató.

«Vine como extremo al que no le gustaba defender y luego Diego me ayudó en los conceptos defensivos; a partir de ahí comenzó mi historia en el club»

Acudieron a la despedida del lateral, de 35 años, leyendas del Atlético como Carlos Aguilera, Tomás Reñones, Adelardo Rodríguez, Roberto Solozábal y Juan Vizcaíno, este último parte del cuerpo técnico del Atlético hasta la pasada temporada. Los dos primeros, defensas rojiblancos en los años 90, le entregaron una placa enmarcada por su carrera en el Atlético, después de ver un vídeo con sus mejores momentos en el equipo.

A continuación, se proyectó otro audiovisual con mensajes de compañeros y excompañeros que no estuvieron presentes en el acto, como José María Giménez, Mario Suárez, Stefan Savic, David Villa, Fernando Torres, Filipe Luis, Radamel Falcao y Jan Oblak. «Espero que en el club sean capaces de llenar el vacío que vas a dejar dentro y fuera del campo», señaló Fernando Torres en un mensaje desde Japón, donde juega en el Sagan Tosu. «Has sido el lateral derecho del mejor equipo de la historia de este club», agregó Filipe Luis, que también podría salir del Atlético. El propio Juanfran destacó que ha sido «algo increíble todo lo que he conseguido aquí, ir a la selección, ganar títulos, que la gente me diga que soy una leyenda, se me cae el alma cuando me dicen eso, no saben lo importante que es para mí ser una leyenda del Atlético», aseguró.

El disgusto de su hijo Óliver

Le siguieron más fotos: una con directivos (Clemente Villaverde, Andrea Berta e incluso estaba Lázaro Albarracín), otra con compañeros y excompañeros que le entregaron una camiseta suya firmada, y una final con su familia, antes de dirigir un último mensaje a los aficionados. «Ahora es un momento de cambio, de transición en el club, se han ido muchos jugadores que llevamos mucho tiempo aquí, que se han dejado la vida por el Atlético, y se quedan muchos otros que van a coger nuestro legado. Y se queda como capitán, no podría haber mejor capitán en el futuro que tú, Koke», apuntó un Juanfran que pronosticó que los atléticos volverán a ser «campeones».

Tomás y Aguilera le entregaron una placa como la del paseo de leyendas
Tomás y Aguilera le entregaron una placa como la del paseo de leyendas

También se dirigió a su familia, recordó a su padre, y tuvo unas emotivas palabras para su hijo mayor Óliver, que juega en los benjamines del club. «Os he llamado para estar aquí porque os tengo cariño y respeto. También a mi mama, ojalá mi papá pudiese estar aquí y que Óliver pudiese ver lo feliz que he sido aquí. Era muy sufridor, cuando con Osasuna casi bajamos a segunda y ojalá hubiese vivido todos los títulos con el Atlético. A mi mujer, que le debo todo, también mi pequeñajo, ojalá puedas vestir algún día esta camiseta, primero a estudiar, pero luego ojalá puedas llevar esta camiseta algún día y serás mejor que papá».

Lo dijo después de desvelar que cuando comunicó su decisión a su entorno más cercano nadie se lo creyó. «Nadie se lo cree, si el Atlético quiere que sigas, lo importante que eres aquí, se va gente importante. y luego poco a poco, les voy metiendo en la cabeza que es lo mejor para mí».

Gran palmarés

El lateral de Crevillente, que ha sumado en sus ocho años y medio en el club una Copa del Rey (2013), una Liga (2013-14), dos Ligas Europa (2011-12 y 2017-18), dos Supercopas de Europa (2012 y 2018) y una Supercopa de España (2014), no sabe aún su futuro pero tiene claro que tras 355 partidos con el Atlético -en los que ha marcado seis goles y ha dado 41 asistencias- no va «a jugar en ningún equipo de España más, quiero ir fuera, tener una experiencia con mi familia, seguir compitiendo. Tengo varias propuestas, estoy analizando ofertas: lo mejor para mí y para mí familia», explicó a los medios de comunicación después de su despedida explicando «ninguna preferencia», sino que pretende ir a un equipo que esté «ilusionado» por su fichaje y que también le ilusione a él.

Juanfran quiso destacar un momento de su trayectoria como rojiblanco: la final de la Copa del Rey 2013 ganada al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (1-2), que fue «un antes y un después para el club» tras 14 años sin poder ganar al eterno rival. «Luego jugamos más veces, unas finales perdimos y otras ganamos pero cambió el chip a todos en el Atlético».

Para esas alturas ya era un fijo en la selección española, con la que debutó en 2012 y en la que ganó una Eurocopa, la de ese año en Polonia y Ucrania antes de formar parte de los equipos que estuvieron en el Mundial de Brasil 2014 y la Eurocopa de Francia 2016 a las órdenes de Vicente del Bosque.

«A los que vengan, lo tienen fácil: Parecerse a Gabi, a Godín, a Koke, al 'Guaje' (Villa) el año que estuvo... Espero que sean listos, que piensen cómo lo han conseguido estos años atrás, eso se tiene que preguntar el jugador que venga y el que siga, y la respuesta es fácil: parecerse a todos ellos»

Sobre el futuro, y aludiendo a su conocido carácter «optimisma», quiso mandar un último mensaje para su afición tras las salidas de Diego Godín, y Antoine Griezmann tras las anteriores de Raúl García, Gabi o Torres pueden dejar sin referentes al club. «Los jugadores que vengan tienen que seguir la fórmula del trabajo, trabajo y trabajo» e insistió en que Koke, el nuevo capitán, sepa «transmitir a los nuevos» el carácter del club. «A los que vengan, lo tienen fácil. Me quiero parecer a Gabi, a Godín, a Koke, al 'Guaje' (Villa) el año que estuvo... Espero que sean listos, que piensen cómo lo han conseguido estos años atrás, eso se tiene que preguntar el jugador que venga y el que siga, y la respuesta es fácil: parecerse a todos ellos», finalizó.