Griezmann y Neymar, los últimos rebeldes

Antoine Griezmann y Neymar Junior son los protagonistas de los dos culebrones del verano

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Antoine Griezmann, que ya confirmó su salida del Atlético antes de que finalizara la temporada, no se presentó el domingo para iniciar la pretemporada con el equipo rojiblanco al no haberse cerrado su marcha. La razón argumentada por Griezmann es que su incorporación en la plantilla rojiblanca le supondría al francés un estrés emocional tras haberse despedido de compañeros y aficionados.

Mientras, el brasileño parece querer salir del PSG y de momento no acudió el lunes a los entrenamientos del equipo, por lo que el equipo anunció que le sancionará porque «no se presentó a la hora y lugar acordado y sin haber sido autorizado por el club». El padre del futbolista dice que avisaron al club parisino, pero desde el PSG ya se ha dejado claro que «Neymar puede dejar el PSG si hay una oferta que nos convenga a todos». La situación que viven Griezmann y Neymar no es algo nuevo en el mundo del fútbol, donde es habitual ver cómo los futbolistas plantan cara a sus clubes, a pesar de tener contrato en vigor, para forzar una salida a otro club. Sergio 'Kun' Agüero, Diego Costa, Robinho, Gareth Bale, Coutinho o Courtois, han sido algunos de los rebeldes del fútbol mundial.

Dani AlvesAfp

Dani Alves

El lateral derecho brasileño se declaró en rebeldía para salir del Sevilla con destino al Chelsea en el verano de 2007. Alves no viajó para disputar la Supercopa de Europa frente al Milan lo que provocó que explotara el presidente José María del Nido: «Se ha negado a viajar con el club que le paga y lo pongo en conocimiento de la opinión pública para que sepan el tipo de profesional del que estamos hablando». En el primer partido de Liga, Alves no jugó, pero Antonio Puerta sufrió varias paradas cardíacas que provocaron su posterior fallecimiento. Ese hecho hizo que Alves pusiera fin a la tensión y continuara esa campaña. La siguiente salió con destino a Barcelona.

Sergio 'Kun' AgüeroEfe

Sergio 'Kun' Agüero

En el verano de 2011, Sergio 'Kun' Agüero protagonizó una de las salidas más sonadas del Atlético. El argentino, tras cinco campañas como rojiblanco, y a pesar de tener contrato hasta 2014, mostró su intención de marcharse en su página web y días después en su cuenta de Twitter. Tras un intercambio de declaraciones poco afortunadas, el club le citó para la pretemporada y Agüero anunció que no viajaría a Madrid. De hecho, el 27 de julio tras no presentarse al entrenamiento del Atlético dejaba en su twitter un mensaje confirmando su nuevo destino, el Manchester City.

Joaquín SánchezAfp

Joaquín Sánchez

En 2006, Joaquín decidió que su etapa en el Betis había concluido y pidió al club que aceptara la oferta del Valencia. La entidad verdiblanca ejecutó una de las cláusulas que había en su contrato -por la cual obligaba a los jugadores a ir a un club de Primera cedido- y el presidente Manuel Ruiz de Lopera, en un ataque de ira, decidió mandarlo al Albacete a préstamo. «Me dio 24 horas para presentarme allí sino me multaba», dijo Joaquín. El jugador incluso fue hasta la ciudad manchega, donde se encontró cerrado el Carlos Belmonte y tuvo que ser un vigilante del estadio el que firmase ante notario que se había presentado, aunque finalmente recaló en el club che por 25 millones de euros.

Gareth BaleAp

Gareth Bale

En el verano de 2013, Gareth Bale, era la estrella del Tottenham pero el interés del Real Madrid por hacerse con sus servicios provocó que el galés plantara cara a su equipo. Además de no hacer la pretemporada con el resto de sus compañeros el jugador se negó a disputar el último amistoso del Tottenham frente al South China en Hong Kong, tras enterarse de que los directivos de los 'spurs' rechazaron una oferta del Real Madrid para hacerse con sus servicios de 93 millones de euros. Daniel Levy, presidente del Tottenham, le impuso una sanción, pero finalmente, el jugador se salió con la suya y terminó fichando por el conjunto blanco a cambio de 100 millones de euros.

RobinhoAfp

Robinho

El brasileño llegó al Real Madrid en 2005, tras forzar su salida del Santos, y después de tres temporadas en el equipo blanco con luces y sombras, comunicó al Real Madrid su deseo de salir al Chelsea. Robinho forzó hasta las últimas consecuencias su salida del conjunto blanco, suspendiendo una rueda de prensa y negándose a viajar a la ida de la Supercopa de España. Terminó saliendo, pero no al Chelsea, sino al Manchester City, que dejó 43 millones de euros en las arcas del club blanco y a él le hicieron un contrato por cuatro temporadas a razón de 6 millones de euros.

Ronaldo NazarioAp

Ronaldo Nazario

En el verano de 2002, el delantero brasileño tras ganar el Mundial y ser el máximo goleador, regresó al Inter de Milán que entraba Héctor Cúper. Su relación era pésima porque no era titular indiscutible y forzó su salida del club italiano con destino al Real Madrid. Tras muchas negociaciones y un 31 de agosto de infarto, con el nombre de Fernando Morientes y el Barcelona de por medio, terminó fichando por el Real Madrid por 30 millones de euros. Al no haber hecho la pretemporada de forma correcta tardó varios partidos en debutar con el club blanco. Lo hizo ante el Alavés, marcando dos goles como suplente.

Cesc FábregasEfe

Cesc Fábregas

El coqueteo de Cesc Fábregas con el Barcelona comenzó en el verano de 2010. Recién conquistada el Mundial, los jugadores de la selección pusieron una camiseta del equipo azulgrana a Cesc en plena celebración. Aquel gesto no sirvió para que el Arsenal, donde llegó Cesc en edad juvenil procedente del Barcelona, cediera. Cesc, entonces capitán del Arsenal, no quiso forzar la situación, pero el siguiente verano -2011-, Cesc puso de su parte para que el Arsenal atendiera su petición de salir y le traspasara al conjunto catalán. El Barça pagó por el retorno del jugador criado en La Masía 40 millones de euros al Arsenal: 34 fijos y otros 6 millones en incentivos.

Claude MakeleleEfe

Claude Makelele

El mediocentro francés era el pivote defensivo de los 'galácticos'. Pidió al club una mejora de su contrato y ante la negativa del equipo el futbolista faltó a varios entrenamientos desafiando al club y a su entrenador Carlos Queiroz. Amenazó con abandonar el club si sus exigencias económicas no eran satisfechas porque se sentía mal pagado en comparación con sus compañeros. Con una suculenta oferta del Chelsea, el francés forzó para que le dejaran salir y finalmente recaló en el Chelsea de Jose Mourinho a cambio de 25 millones de euros.

Luka ModricReuters

Luka Modric

Tras cuatro temporadas en el Tottenham, el centrocampista croata pidió al equipo de White Hart Lane salir con destino al Real Madrid. En el verano de 2012, Modric dejó de entrenarse para pedir al club londinense que aceptase la oferta del Real Madrid y los 'spurs' decidieron multarle con dos semanas de salario (98.400 euros) por no presentarse a la concentración del equipo para la gira por Estados Unidos. Finalmente, el Real Madrid consiguió su objetivo aceptando pagar los 42 millones de euros.

Diego CostaEfe

Diego Costa

El hispano-brasileño firmó una gran temporada en 2017 que terminó con el título de la Premier League con el Chelsea y siendo el máximo goleador de los 'blues', pero en verano recibió un mensaje de Antonio Conte, su entrenador, en el que le decía que no contaba con él para la siguiente temporada. Ya antes, a pesar de los goles, no tenía una buena relación con el técnico italiano y Costa avisó al Chelsea que de ser traspasado sólo regresaría al Atlético. Tras amenazarle el club con venderle a la SuperLiga China y contestar el delantero que denunciaría al club, terminó fichando por el Atlético, aunque como tenía una sanción no pudo hacerse efectiva su llegada hasta enero de 2018.

Philippe CoutinhoEfe

Philippe Coutinho

El centrocampista brasileño era el capitán y el eje del fútbol del Liverpool de Jurgen Klopp, pero mostró su deseo de marcharse al Barcelona. El conjunto red publicó un comunicado en el que confirmaba que se negaba a considerar cualquier oferta por él y el jugador decidió pedir el transfer request para intentar forzar su salida. Finalmente no pudo cerrarse el traspaso, pero cuatro meses después, en el mercado de invierno, Coutinho terminó fichando por el conjunto azulgrana tras un traspaso récord de 160 millones de euros.

Thibaut CourtoisAfp

Thibaut Courtois

El belga firmó un Mundial de Rusia espectacular, en el que fue nombrado mejor portero, y comenzó su 'operación Real Madrid'. Durante la temporada no quiso aceptar las varias ofertas de renovación del conjunto londinense porque quería volver a Madrid, donde vivían sus hijos. El futbolista, conocedor de que ambos clubes estaban negociando, decidió ampliar sus vacaciones a la espera de que se decidiera su futuro. Courtois sabía que terminaba contrato en 2019 y que el Chelsea iba a verse obligado a traspasarle si quería recibir dinero a cambio o esperar a 2019 y no recibir nada.

Ousmane DémbéleAfp

Ousmane Démbéle

En el verano de 2017 el Barcelona quiso fichar al delantero del Borussia Dortmund como sustituto de Neymar. El club alemán sabía del dinero que había recibido el equipo azulgrana y forzó todo lo que pudo para impedir la salida de Démbéle o, al menos, conseguir una importante cantidad económica. El futbolista se declaró en rebeldía y se negó a entrenar durante buena parte de la pretemporada con la intención de forzar su salida y rebajar el precio del traspaso. Finalmente el Barcelona pasó 105 millones de euros más 35 en variables.

Christian KarembeuAfp

Christian Karembeu

El francés que militaba en la Sampdoria, utilizó esta estrategia para forzar su salida al Real Madrid, equipo con el que había llegado a un acuerdo. Sin embargo, la Sampdoria había acordado el traspaso al Barcelona. El jugador terminaba contrato en 1998 y presionó para que le permitieran salir al conjunto blanco dejando de entrenar. Al final, César Luis Menotti, entonces técnico del equipo genovés, cedió para que volviera a la disciplina del grupo y Karembeu era en enero de 1998 oficialmente jugador blanco tras pagar 5 millones por él. Fue clave en la 'séptima'.